Un periódico Bíblico colaborando con la iglesia de Jesucristo para la Predicación del Evangelio.  1 Cor. 3:9


 

Bienvenida
Poemas
Ilustraciones
Bosquejos
Sermones
Artículos
Ayudas Pastorales

Personajes Bíblicos

Estudios Misceláneos

Vinculos
e-Mail

AYUDAS PASTORALES


 

1             COMO TENER UNA IGLESIA FUERTE Y ORDENADA

 

CAMPAÑAS Y CULTOS ESPECIALES -

              La variedad es un estímulo para el ánimo y crecimiento de una iglesia.  Un predicador invitado, un cantor con música especial, un testimonio por un convidado son siempre una ayuda.

              Una campaña para el aniversario de la iglesia, una conferencia Bíblica, de profecía o misionera con personas calificadas siempre animan una iglesia.

              Un domingo especial como Día de las Madres o Padres, Día de la Familia, Día de Comer Juntos o Día de la Escuela Dominical dando un regalo para la clase con el mayor número presente.

UN PLAN DE VISITACION -

              Una de las partes más importantes para una iglesia que crece es tener un plan definido de visitación.  Cada persona que visita la iglesia debe ser visitada dentro de una semana por el pastor y después por otros miembros de la iglesia.  Es bueno tener un día y horario para que los miembros  de la iglesia visiten juntos.  Cada profesor debe participar y visitar a los miembros que faltan en su clase cada semana.  Para algunas iglesias sábado en la tarde ha sido un horario adecuado, para otras una noche es mejor.  El pastor debe consultar con los miembros y ver el horario mejor para la mayoría.

              Hay tres grupos para ser visitados: los miembros que falten, los visitantes en los cultos y nuevos contactos.

ORDEN -

              En el mundo sabemos que las escuelas y las fábricas tienen orden; horarios, jefes, tareas divididas y reglas.  Y en la iglesia de Jesucristo, la organización más importante de éste mundo hay necesidad de tener orden para progresar.  Las iglesias más fuertes son las que tienen una Escuela Dominical bien ordenada y creciente.  Es bueno tener horarios fijos para empezar y terminar y que todos respeten éstas, tener un libro de asistencia para que el profesor y pastor puedan saber quién faltó para visitarlos.  Y sobre todo, los maestros que enseñan no solo demuestren su fidelidad en su clase, sino con su vida, siendo fieles al Señor y a su iglesia, asistiendo a todos los cultos.

 PROPAGANDA -

              Anuncios en los Periódicos, volantes, rótulos, boletines semanales o mensuales y afiches en la iglesia. 

 

 

2            COMO DESARROLLAR UN PROGRAMA MISIONERO EN SU IGLESIA

 

              Todas las iglesias aún las pequeñas pueden y deben tener un programa misionero.  Aquí, presento cinco pasos para que una iglesia pueda comenzar este programa.

1. CONFIE EN EL GRAN DIOS.  Debemos entender que el plan de Dios para la iglesia es la implantación de Su reino, por medio de la predicación del evangelio a todas las naciones, no importa al tamaño de la iglesia.  El tamaño de nuestro Dios hace la diferencia.  El dijo, "Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces." (Jer. 33:3)  La Biblia afirma, "Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho mas abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros." (Ef.3:20)  A veces miramos nuestra incapacidad, flaqueza, tamaño de nuestra iglesia, la situación financiera, y quedamos desanimados;  diciendo que es imposible tener un programa misionero.  ¡Este es un error!  Necesitamos mirar a Dios y confiar en Su poder, pues El es grande y desea hacer cosas grandes.  El creó el mundo de nada.  Necesitamos orar como el rey Josafat, "Porque en nosotros no hay fuerza...y a ti volvemos nuestros ojos." (2 Cron. 20:12)  Aquí está el secreto de victoria: retire los ojos de las circunstancias, y colóquelos en nuestro Dios, y él transformará nuestras iglesias en verdaderas bases misioneras.

2. EMPIECE UN MOMENTO DE ORACION.  Por medio de la oración, la iglesia puede hacer un movimiento misionero y alcanzar naciones.  Desafíe a los miembros de su iglesia a orar en sus casas, en el trabajo, en los momentos de descanso y en la iglesia.  Por medio de la oración, vidas serán movidas por Dios, puertas serán abiertas, misioneros bendecidos y almas llevadas a Cristo.  "La oración eficaz del justo puedo mucho." (Santiago 5:16)

3. DESAFÍE PERSONAS PARA EL CAMPO MISIONERO.  Por medio de la predicación, enseñanza, recomendación de libros, etc. usted puede desafiar personas a entregar sus vidas para la obra de misiones.  Creo que en todas las iglesias hay personas interesadas en el campo misionero.  Entonces predique, desafíe y procure identificar a estas personas, dándoles el apoyo necesario para que desarrollen sus talentos.  Si hay algún miembro de su iglesia llamado para el ministerio, procure encaminarlo para la preparación necesaria.  Muchos pastores tienen miedo de perder uno de sus mejores miembros.  Esto es un pecado contra Dios.  Dé todo su apoyo a los llamados y de esta manera usted estará colaborando para la expansión de su reino.

4. DESAFIE A LOS CRISTIANOS A CONTRIBUIR FINANCIERAMENTE.  Una iglesia pequeña puede hacer mucho para las misiones por medio de sus ofrendas.  Dios  no está mirando el tamaño de la ofrenda, pero sí, el tamaño del corazón de la persona dando.  ¿Recuerda la ofrenda de la viuda pobre?  Su ofrenda fue mayor que los demás porque dio de corazón todo lo que tenía. (Lucas 21:1-4)  Dios es poderoso y está listo para bendecir a cualquier iglesia que tiene un programa misionero.

5. UNASE CON OTRAS IGLESIAS PARA ENVIAR MISIONEROS.  Una iglesia aunque sea pequeña puede proveer personas y recursos para la obra de misiones.  Son muy pocas las iglesias hoy en día que pueden mandar y sustentar un misionero solo, pero uniéndose con otras iglesias de la misma fe y práctica pueden hacer mucho en la obra de misiones.  La mayoría de los misioneros prefieren tener varias iglesias sustentándolos y orando por su trabajo.           Pastor Tércio Avena da Silva

 

 

3          COMO TENER UNA ESCUELA DOMINICAL ANIMADA Y CRECIENDO

 

               ¿Qué hacer para que una Escuela Dominical aumente y sea ordenada y animada?  En esta edición vamos a dar énfasis al trabajo del líder de la escuela Dominical y más tarde vamos a dar ideas para los profesores.

              Un pastor famoso ha dicho que la Escuela Dominical es la columna-vertebral de una iglesia.  Según los médicos todos los nervios que controlan el cuerpo pasan por esta importante parte del cuerpo humano.  Cuando la Escuela Dominical está bien animada y con salud espiritual todos las otras partes de la iglesia serán beneficiadas.  De esta organización salen los futuros líderes de la iglesia.  Aquí es donde ellos deben recibir la enseñanza Bíblica y luego sepan poner en práctica las lecciones enseñadas.

              El pastor es el líder de la iglesia y responde por la dirección de todas sus agencias.  El debe estar consciente de la importancia de la enseñanza y el valor de tener la Escuela Dominical bien ordenada.  Es muy bueno cuando hay alguna persona en la iglesia que el pastor puede enseñarle  para ser el líder o superintendente de la Escuela Dominical.  Esta persona debe mostrar cualidades de un líder y agilidad de relacionarse con los profesores, promoviendo un espíritu de armonía y cooperación entre ellos.  En la Escuela Dominical hay una variedad de clases y profesores, diferentes edades e interés entre los alumnos y muchas veces limitaciones físicas en los lugares donde las clases son realizadas.  Por esta razón el pastor o superintendente debe conocer las normas mínimas de administración.

              El líder debe sentarse con el pastor antes de iniciar un nuevo año y planear las actividades y días especiales para todo el año.  Se va tener una campaña especial deben ser hechos planos de como ésta puede ser promovida.  Si va a tener una conferencia misionera debe planear como los alumnos pueden participar en ésta.  En fin el líder debe coordinar las actividades de la Escuela con las demás organizaciones de la iglesia.

              En segundo lugar el líder debe estar siempre promoviendo un programa de continuo mejoramiento de los obreros.  Una reunión mensual con los profesores es siempre bueno.  En esta reunión puede tratar cualquier necesidad que ellos tienen en cuanto a material como: manuales, mapas, pizarrones etc.  También puede estimular a ellos con nuevas ideas, distribuir revistas y anunciar los próximos eventos en la iglesia.  El líder debe estar siempre alistando y capacitando nuevos obreros para el crecimiento de la Escuela Dominical.  Un cursillo anual de entrenamiento es siempre un estímulo para los profesores y los aspirantes.  La iglesia debe planear para cada año un día de apreciación y agradecimiento para los profesores en la iglesia con un acto dedicatorio.  Si es posible dar a ellos un diploma en este servicio, será un estimulo más.

 

 

4            COMO SON LOS J0VENES

 

              En los jóvenes los hábitos espirituales se están estableciendo.  Se les debe guiar a mantener un tiempo devocional y estudio de la Palabra de Dios.

              Los jóvenes necesitan una razón de su fe.  Se les debe proporcionar estudios bíblicos sistemáticos.

FISICAMENTE.. . . A los jóvenes les gusta el deporte - Se les debe proveer oportunidad para participar.

              Los jóvenes se preocupan por la apariencia - Aconsejarles en cuanto al buen arreglo y     cuidado de su cuerpo.

              Los jóvenes fácilmente se vuelven apáticos - Se les debe proveer actividades según sus intereses.

MENTALMENTE. . .Los jóvenes piensan en una carrera - Se deben planear programas para ayudarles a considerar diferentes posibilidades.

              Los jóvenes razonan y piensan independientemente y les gusta opinar - Se les debe permitir expresar; así llegarán a conclusiones concretas.

               Los jóvenes se sienten preocupados e inseguros acerca del futuro - Se les debe proporcionar estudios sobre la soberanía de Dios.

              Los jóvenes tienen dudas - Se les debe guiar en la búsqueda de la verdad.

SOCIALMENTE. . . Los jóvenes muchas veces tienen relaciones tensas con los padres.  Estudiar los principios bíblicos en cuanto a la relación entre padres y hijos.

              A los jóvenes les gusta estar juntos y tener amigos - Se deben celebrar reuniones sociales bien planeadas.  Ayudarles a formar sus amistades dentro de un concepto cristiano.

              A los jóvenes el noviazgo les es muy importante - Se les debe orientar acerca de amistades, amor, noviazgo y matrimonio.

EMOCIONALMENTE. . .Los jóvenes tienen momentos de desánimo y depresión - Se les debe animar a hacer una buena obra para alguien.

              Los jóvenes desean ser reconocidos y aceptados por los demás jóvenes - Se les debe enseñar lo que valen para Dios, cada uno de ellos.

ESPIRITUALMENTE. . . Los jóvenes desean expresar su creencia con acciones - Se les deben dar un servicio específico a cada joven.

              Los jóvenes tienen ideales altos acerca del cristianismo - Se les debe retar a dedicar sus talentos a Cristo.

              Los jóvenes son sensibles a la hipocresía - Se debe mantener un buen testimonio delante de otros.

 

 

5            QUE ES LA ESCUELA DOMINICAL               Deuteronomio 6:6-9

 

              Este pasaje ha sido considerado como el clásico para los exponentes de la Escuela Dominical.  Para contestar la pregunta, ¿Qué es la Escuela Dominical?, tenemos que contestar de tres maneras: primero; lo que no es, segundo, lo que es y tercero, lo que debe ser.


 

LO QUE NO ES -

1. No es exclusivamente para los niños, es para adultos también.

2. No es solo para los laicos, es también para todos los líderes cristianos.  Esto incluye pastores, evangelistas, maestros, misioneros, diáconos y otros.

3. No es el departamento de menos importancia en la iglesia.

 

LO QUE ES -

1. Es el "corazón" de la iglesia, cuando late hay vida, cuando deja de latir revela muerte.

2. Es la "glándula pituitaria" de la congregación.  El crecimiento de una congregación depende, en parte, de la asistencia a la Escuela Dominical.

3. Es la "columna vertebral" de la iglesia.  La Escuela Dominical mantiene a la iglesia en    movimiento espiritual.  Quite la Escuela Dominical de cualquier iglesia y lo verá "Una      tremenda parálisis."

4. Es el "termómetro" de los feligreses.  La asistencia a la Escuela Dominical revela la       espiritualidad y consagración de los miembros.

LO QUE DEBE SER -

1. Debe ser promovido siempre.

2. Debe gozar de una alta asistencia.

3. Debe ser un instrumento de evangelización.

4. Debe ser una responsabilidad cooperar con la misma.

 

 

6            SOY JOVEN...¿QUE DIRÁ DIOS DE MI?

 

1. Dios dice:        "Acuérdate e tu Creador en los días de tu juventud" (Ec. 12:1).  Esto me enseña que soy un ser creado, y que no aparecí por casualidad.

 

2. Dios dice:        "Mis manos te hicieron y te  formaron...vida y misericordia te concedí" (Job 10:8,12).  Tengo la dicha de vivir en este mundo porque Dios me lo permite.

 

3. Dios dice:        "Yo soy quien da a todos vida y aliento y todas las cosas.  Y de una sangre he hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten  sobre toda la faz de la tierra" (Hechos 17:25-26).  El me proporciona todo, ¡Soy de su linaje!

 

4. Dios dice:        "Para gloria mía los he creado, los formé y los hice" (Isaías 43:7).  Soy  un ser humano creado con un propósito.  Yo estoy aquí por una razón.

 

5. Dios dice:        "Jehová...forma el espíritu del hombre dentro de él" (Zac. 12:1).  No soy simplemente un animal, formado de carne y huesos; yo soy un ser espiritual.

 

6. Dios dice:        "Yo soy Espíritu; y los que me adoran, en espíritu y en verdad en necesario que adoren" (Juan 4:24).  Como tengo una naturaleza espiritual, también tengo la facultad de reconocer que debo adorar a un Dios poderoso.

 

7. Dios dice:        "Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme nuestra semejanza; y señores...en toda la tierra" (Gén. 1:26).  Tengo muchas capacidades ¡Porque yo estoy hecho a la imagen de Dios!

 

              Si Dios dice todo eso de mí, ahora debo preocuparme por decirle al mundo entero lo que Dios es, y lo que quiere de todas las personas COMO TU Y COMO YO.

 

 

7            COMO EL PASTOR PUEDE AYUDA AL NUEVO CREYENTE EN CRISTO

 

              EL PASTOR está puesto por Dios para velar por el bien de su rebaño, especialmente a los nuevos creyentes para que ellos se tornen maduros y felices.

               El pastor debe dar consejos sabios a los nuevos creyentes.  Sigue abajo algunos consejos que ud. puede dar a ellos en una clase o una visita al hogar.  El nuevo convertido debe ser aconsejado a seguir los siguientes pasos.

1. Apunte en su Biblia el día y la hora de su conversión, pues este es el momento en que llegó a ser hijo de Dios (Juan 1:12, 14:1-3).

              Cuando peques, tropieces en el camino, o te desanimes, Satanás tratará de hacerte creer que has perdido tu salvación.  Enséñale  que tienes vida eterna según la promesa de la Biblia (Juan 3:16, Efesios 4:30, 1 Juan 5:12).  El diablo no puede destruir tu alma, pero hará todo lo posible por lograrlo.

              Pon la mira siempre en Jesús (Heb. 12:2), aquel que pagó el precio de tu pecado con su sangre derramada en la cruz, y que conquistó al enemigo mayor--la muerte (1 Pedro 2:24, Hebreos 2:14-15).

              Si pecas, debes confesar tus pecados a Dios inmediatamente, pues él es fiel y justo para perdonar tus pecados y limpiarte de toda maldad (1 Juan 1:9).

2. Sé bautizado por inmersión tan pronto como sea posible, pues es el próximo paso de obediencia (Hechos 2:38, 8:36-39, 10:47).  Debes identificarte con Cristo por ser sepultado juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos andes en nueva vida.  Enseña al nuevo creyente a empezar bien su vida cristiana obedeciendo la palabra del Señor en cuanto el bautismo (Mateo 28:19).

3. Unete a una iglesia local donde se predique el mensaje de la salvación, y se enseñe la Biblia.  Necesitas el compañerismo de otros creyentes, y el cuidado espiritual del pastor (Efesios 1:1, 4:11-12, Heb. 13:17), y además de esto, un lugar donde cada semana puedes ofrendar tu diezmo (1 Cor. 16:1-2).  Esto quiere decir que la décima parte de lo que ganas pertenece a Dios.  Enseña a no robar a Dios, y que empiece inmediatamente a diezmar (Malaquías 3:10).  El que dice que no puede diezmar pierde la bendición de Dios al no hacerlo.

              Las iglesias locales son los instrumentos de Dios para celebrar las ordenanzas (el bautismo y la Cena del Señor), para predicar el mensaje de la Biblia, y para enviar obreros a la viña del Señor.

4. Testifica de tu fe en Cristo como tu Salvador (Mateo 10:32-33, "Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo y me seréis testigos..." Hechos 1:8.

5. Lee la Biblia, que es el alimento espiritual que te hará crecer.  Dispón de algún tiempo cada día para leer la Biblia, y Dios te hablará por medio de su Palabra. Arregla tus asuntos de modo que tengas ciertas horas para el estudio de la Biblia (1 Pedro 2:2, Juan 15:7, Efesios 6:17).

6. Ora al Señor, Dios está cerca.  Habla con él al levantarte y al acostarte.  Cuéntale tanto tus penas como tus alegrías.  Pídele que te aconseje y te guíe, Dios es tu Padre, así que acércate confiadamente a él (Hebreos 4:16, 10:19, Mateo 7:7-11, 1 Tess. 5:17).

7. Ahora, vete a trabajar por él y a caminar con él.  Eres siervo de Jesucristo (Rom. 1:7, Efesios 2:10). Y cuando comparezcas ante Dios, serás recompensado por tus obras, y luego recibirás el premio (1 Cor. 3:11-17).

 

 

8            SIETE PRINCIPIOS PARA CONTAR UNA HISTORIA EFECTIVAMENTE

 

1. Nunca trate de memorizar una historia palabra por palabra, sino estúdiela bien para     saber el tema con seguridad.

              Una historia memorizada no suena natural.  Hay también el peligro de olvidar alguna frase y entonces, estamos perdidos.  Hay lugar para leer historias, especial-mente a niños pequeños.

2. Aunque no memorice toda la historia, memorice dos partes; la línea con que la historia     principia y la línea con que concluye.

              Si la historia no ofrece una introducción llamativa e interesante, invente la suya. Una buena introducción asegura la atención para toda la historia en la mayoría de los casos.  La conclusión es básica.  Es la última impresión y debe ser efectiva.

3. Al contar la historia, exagere las emociones.  Nunca exagere los hechos.

              Si el personaje está asustado, tiemble.  Si está triste, lloriquee. Si está feliz, brinque un poquito.  Tal vez al principio, se sienta un poco ridículo haciéndolo, pero después, cuando vea la reacción de los niños, se olvidará de sí mismo y se gozará con ellos. (Yo practico mis historias y me posesiona tanto que vierto lágrimas.)

4. Notará que especialmente los niños, escuchan mejor cuando usa contrastes.

              Hable despacio cuando sea apropiado, luego más y más rápido al irse complicando el trama.  El hablar despacio es apropiado para los pasajes tristes.  El hablar rápido es bueno para ocasiones especiales.  Su voz debe manifestar emoción, aburrimeinto, tristeza, alegría, confianza, timidez, fanfarronería, según sea apropiado para la historia.

5. Dramatice la historia con acción y expresión facial.

              Si el personaje está alegre, yo doy hasta brinquitos por el salón. Si tiene miedo, yo tartamudeo y aún mis rodillas se topan una contra otra. Yo no les digo a los niños: "Tomasito estaba muy emocionado", sino que les muestro con el tono de mi voz, el volumen y la velocidad, brincando y por la manera como se mira mi rostro.

6. Haga un esfuerzo especial para no detenerse aunque sea por un momento, o cambiar el     tono de la voz cuando terminó la historia y pasó a la aplicación o haga la invitación.

              Esto es más difícil de lo que parece. Puedo contar una buena historia y tener la atención de todos, y al momento de hacer la invitación, unos bostezan, otros se estiran y otros principian a alistarse para irse.

                 Hemos oído de las personas que tienen: voz de predicador, voz para orar y la voz con que hablan. Si usted evita usar su "voz de predicador", evitará "desconectar" a sus oyentes.

7. Practique contando la historia a ud. mismo o a personas conocidas antes de contarlas al público.

              Esto sirve para saber si usted domina la historia, para notar los puntos fuertes y débiles y para asegurar el sentimiento adecuado de las emociones (el tono de voz, el volumen y la velocidad).

 

                                                                                                               Por Lorella Rouster

 

9            COMO ORGANIZAR UNA SOCIEDAD JUVENIL

 

              El futuro de una iglesia está en sus jóvenes, ellos son los líderes de mañana.  Toda iglesia debe tener una sociedad de jóvenes, bien organizada con un líder dedicado y capacitado.  Los jóvenes son abiertos a nuevas ideas y es una edad fácil de guiar.

              El objetivo de esa sociedad es de permitir al joven desarrollar su vida espiritual, intelectual, emocional, social y física para poder servir a su iglesia y a su comunidad mejor.  Hay varios propósitos que esta sociedad debe tener.  El primer propósito debe ser la evangelización de otros jóvenes por medio de programas, cultos, reuniones sociales y contactos personales.  El segundo propósito debe ser de conservar los jóvenes creyentes dentro de la iglesia.  Los que se han criado en la iglesia y a los nuevos convertidos.  Involucrándolos en el programa de la iglesia es una manera de hacer eso.  Dejando a ellos cantar música especial, recoger la ofrenda, hacer la lectura de la Biblia en un culto son algunas maneras para que ellos se sientan importantes en la iglesia.  La sociedad puede ayudar en su preparación para estas tareas.  Un tercer propósito debe ser de proveer alimento espiritual para su crecimiento espiritual.  El programa de esa sociedad debe hacer énfasis en el estudio Bíblico y la oración.  En las reuniones  pueden invitarse líderes jóvenes de otras iglesias para hablar.  Un cuarto propósito es el de capacitar jóvenes para poner en práctica lo aprendido.  Cada joven debe tener la oportunidad de desarrollarse por medio de participación en los programas y actividades.  La experiencia es una manera muy efectiva de desarrollar sus talentos.

   Ahora vamos a considerar algunas ideas como los jóvenes pueden ser organizados para formar una sociedad juvenil.  El primer paso debe ser la oración.  Toda la iglesia toda debe ser invitada a orar sobre este propósito.  Después si hay una persona interesada en trabajar con los jóvenes, puede invitar a ellos a llegar a su casa o a la iglesia para orar.  Después de dos o tres semanas de oración, el pastor o el líder d el grupo puede fijar una fecha para la primera reunión con el propósito de organizar y elegir oficiales para la sociedad.  Las personas consideradas deben ser personas aceptadas por todos los jóvenes y el pastor.  Antes de la elección el pastor puede explicar la seriedad de los cargos y la función de cada uno.  Los primeros oficiales elegidos deben ser el presidente, vice-presidente, secretario y un tesorero. 

   Durante esta reunión también pueden ser formados comités para planear las actividades de la sociedad como: actividades sociales, las programas para las reuniones y actividades evangelísticas.  Otros comités pueden ser formados cuando la necesidad se presenta.  En cada comité debe ser uno de los oficiales de la sociedad.

   Después de esta primera reunión de organización, el pastor debe marcar un tiempo especial en un culto de la iglesia para dedicar esos nuevos oficiales y sociedad de jóvenes al Señor

 

 

10                          GANANDO ALMAS PARA CRISTO

              (Como guiar una persona a aceptar a Cristo como su Salvador)

 

1. ENSEÑARLE QUE ES PECADOR - El primer paso para llevar una persona a Cristo es mostrarle con la Palabra de Dios que él es pecador.  Enséñale que el pecado es universal y que todos pecaron.  Hasta que una persona siente la necesidad de su salvación, no va a sentir deseo o necesidad de ser salvo.  Algunos versículos que pueden ayudar a conocer esta verdad son: Romanos 3:23,  Eclesiastés 7:20,  Isaías 53:3,  Romanos 5:12. Antes que una persona pueda ser salva, tiene que darse cuenta de que está perdido y necesita saber el camino para el cielo.

2. ENSÉÑALE QUE EL PECADO TRAE SUS CONSECUENCIAS - El segundo paso es enseñarle que la pena del pecado es la muerte Romanos 6:23.  Según la Biblia la palabra muerte significa "separación".  En el presente todas las personas sin Cristo son muertas espiritualmente y separadas de Dios por sus pecados Isaías 59:2, Efesios 2:1.  Y cuando ocurre la muerte física somos separados de nuestros familiares y seres queridos, pero también las personas sin Cristo son separadas de Dios por la eternidad (Lucas 16:22-26) y al final serán lanzados en el lago de fuego donde sufrirán por toda la eternidad.  Explique que la muerte pueda ocurrir a cualquier momento.  Los cementerios contienen sepulcros de

todas las edades.

3. MOSTRARLE QUE SEGUN LA BIBLIA CRISTO PAGO EL CASTIGO DEL PECADO - Lea en la Biblia Romanos 5:8,  Juan 3:16. Pregunta a la persona que está siendo evangelizada; "¿A quién se refiere Dios cuando dice, Amó al mundo?  Pregunta a la persona, ¿"Por qué era necesario que Cristo fuera castigado con la muerte por nosotros"?  Enséñale que ninguno merece el cielo, de que nuestras obras no son suficientemente buenas o suficientes para pagar la deuda del pecado (Efesios 2:8-9, Tito 3:5).  Explica que la salvación es gratuita, como un regalo que alguno compró para ti., pero necesita ser recibido.

4. INVITALE A QUE RECIBA A CRISTO COMO SU SALVADOR - Pídale que lea junto con Ud. Juan 1:12.  Enséñale que para recibir a Cristo, es su decisión.  Pregunta; "¿Ud quiere recibir a Cristo como su Salvador personal?"  Después lea Romanos 10:9-10, 13. Ud. puede ayudar y guiar el a orar, pero la decisión debe ser de él.  El pueda orar con sus propias palabras o Ud. puede guiar un una oración como la siguiente: (invite que repite con ud. la siguiente oración)    "Señor;  Estoy arrepentido de mis pecados y reconozco a Jesucristo como mi Señor y Salvador.  Te invito a entrar en mi corazón y que ocupes el trono de mi vida. Gracias por perdonar mis pecados. Amen"

5. ANIMA LE A SEGUIR A CRISTO, Y HABLAR A OTROS DE SU DECISION - Complementa el por su decisión a seguir a Cristo, relata que ud. va orar por el en su nueva vida.  Invítala para asistir a su iglesia y deja con el algun material para leer que pueda dar mas instrucciones a el respecto del bautismo, la oración y la lectura de la Biblia.  Ofrézcale que ud. va pasar por él para ir a su iglesia el próximo domingo para dar su testimonio publico (Mateo 10:32).

 

 

11      TESTIFICANDO PARA CRISTO

 

"Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judéa, en Samaría, y hasta lo último de la tierra." Hechos 1:8

Los cristianos dando testimonio individualmente.

              Si los cristianos han de ganar a otros para Cristo, deben tener un concepto claro del programa bíblico para dar testimonio.

   El plan del Señor para cada cristiano, sin ninguna excepción, es: "Me seréis testigos".  El poder prometido para llevar a cabo este plan es: "Recibiréis el poder del Espíritu Santo", y los lugares que entran en el plan divino son: "Jerusalén,...toda Judea...Samaria, y hasta lo último de la tierra."  Cualquier otro plan para dar testimonio cristiano está sentenciado a terminar en desastre.

              Los cristianos deben comprender lo que Cristo quiso decir con "mis testigos".  La palabra griega es mártures.  En nuestra idioma, la palabra "mártires" viene de esa palabra.  Es evidente que se requiere sacrificio en lo que un cristiano ha de hacer para Cristo.  Cualquiera que sea el precio, cada discípulo debe ser una credencial de Cristo, dando testimonio con su vida así como con sus labios.  El verdadero testigo es sobrecogido por una pasión de la cual no se puede libertar, habla a otros acerca de la salvación porque Cristo lo impulsa a hacerlo.  Indiscutiblemente, el cristiano debe elevarse a la altura de su responsabilidad individual como testigo de Cristo, y persistir en ello hasta que cada adulto perdido haya sido ganado.

Los Cristianos Deben Dar Testimonio Colectivamente.

              Una hermosa ilustración del testimonio colectivo la encontramos en la divinamente inspirada historia de los cuatro hombres que cargaron al paralítico para llevarlo a Jesús (Marcos 2).  Notarán ustedes que el paralítico se encontraba en tal condición que para llevarlo a Jesús se requirió el esfuerzo cooperativo de cuatro personas.

              Para llevar a este hombre al Salvador fueron necesarias dos cosas de suma importancia.

              Primera: Amor por el alma de este hombre; segunda: fe en que Cristo podía salvar y sanar.  Cuando el amor hacía el hombre y la fe en Cristo cooperaron, sucedió algo maravilloso.

              Tenemos amigos que no son salvos, y este incidente que acabamos de mencionar es un ejemplo típico de cómo podemos cooperar para llevarlos al Salvador.  Algunas veces se requiere la cooperación de varios.  Los líderes y maestros deben aprovechar seria e inteligentemente la oportunidad de guiar a sus alumnos a ayudar a "cargar a los paralíticos".

              La Escuela Dominical es la más grande organización que lleva a cabo este programa de ganar almas para Cristo.

               El testimonio colectivo tiene muchos méritos y compensaciones.  Una de estas compen-sacciones es la satisfacción que se siente al saber que uno ha sido fiel a su Señor.  Además, las almas son salvadas para la vida eterna, y la iglesia recibe nuevas energías para trabajar mejor, los hogares son bendicidos, y los jóvenes responden al llamamiento de Dios para un servicio especial.

Dios se complace en oír nuestra alabanza y se goza al vernos trabajar, pero más que eso, él quiere que le mostremos nuestra fe, y no hay mejor manera de mostrar esa fe que trabajando juntos para ganar almas para Cristo y su iglesia.

Los Cristianos Dando Testimonio Sistemáticamente

              Un sistema es el método de dirigir nuestros negocios, por lo tanto, los cristianos deben reconocer los negocios del Padre celestial, y usar los mejores métodos para ganar a los hombres y mujeres que no han sido salvos.   La escuela dominical es un sistema que ha sido bendecido por el Señor para este fin.

              Según las encuestas noventa porciento de las personas que se unen a una iglesia, ya sea por profesión de fe en Cristo o por transferencia de carta han participado en la escuela dominical.  Esto debe estimularnos a usar este sistema que ha probado ser tan eficaz.

              Las iglesias que cuenta con edificios adecuados ganan un mayor número de personas para Cristo.  Un aumento en el número de clases y departamentos dará por resultado más miembros y mejor enseñanza, y por tanto mayor número de conversiones.

              El maestro cuyo corazón se aflige por causa de los perdidos, ganará a sus alumnos para Cristo y los estimulara a traer a sus amigos y parientes a asistir a la escuela dominical.

              Existen en nuestro derredor muchas almas que no se han rendido a Cristo.  ¡Qué responsabilidad la nuestra!  Debemos usar los recursos y métodos que Dios da a nosotros en cuanto aún nos queda tiempo para hacerlo.

 

 

 

12           METODOS Y HERRAMIENTAS DE LA ENSEÑANZA

 

              El método es lo que el pastor o maestro usa para llamar la atención, retiene el interés, crea un deseo e inspira acción por medio de los sentidos, especialmente los de la vista y el oído.  Cristo usó varios métodos y herramientas para impresionar a sus oyentes.  Todo aprendizaje empieza estimulando uno o más de los sentidos.  Según las encuestas 75% de lo que aprendemos es por la vista, 13% por el oído, 6% por el tacto, 3% por el olfato y 3% por el gusto.

              Hay varios métodos o maneras de enseñar.  En seguida hay algunas ideas que pueden ayudar a Ud. a ser más efectivo en su trabajo.

AUDIO-VISUAL  El Audio-Visual es cualquier cuadro u objeto en combinación con palabras de explicación.  Algunos Audio-Visuales son:

1. La Biblia en la Mano.  Esta da autoridad y enseña que es el texto del maestro cristiano.  Esta enseña el alumno a reconocer, respetar, creer y obedecer la Palabra de Dios.  Mantenga la Biblia en la mano para leer y enseñar cuando esto es conveniente.

2. El Pisaron.  Es una superficie plana para el uso de yeso.  Su tamaño puede variar y puede ser fijo o portátil.  Este puede ser usado para apuntar el bosquejo de la lección, preguntas para discusión o palabras claves.  El cuadro debe ser visible de cualquier parte de la sala.  No debe ocupar mucho tiempo en escribir (escriba antes si es posible) y use dibujos sencillos que ilustran la verdad.  Cuando no está en uso debe guardarse limpio.

3. Cuadro Gráfico.  Es un diagrama o un esquema en un pliego de papel presentando la información en forma sistemática.  Su valor consiste en su atracción a la vista.  Siempre prepárelo de antemano y téngalo listo para presentar en el momento que quiere hacer la impresión o puede tenerlo puesto al entrar a la clase para llamar la atención y despertar el interés.  Use el cuadro, pero no lo deje indefinidamente.  Use colores vivos para variación y énfasis.  Si usa un dibujo, debe expresar claramente el pensamiento.  Nunca pararse frente al cuadro, y no hable al cuadro, sino a la clase.

4. Franelógrafo.  Este es un método gráfico para visualizar la lección que usa dibujos y figuras puestos sobre una escena en orden mientras la persona cuenta la historia y desarrolla la aplicación.  Con este el interés es alto, pero requiere del maestro práctica para usarlo efectivamente.  Siempre guardar las figuras para usarlas otra vez.  No use este método demasiado.

5. Un Mapa o una Esfera.  Estas pueden ser usadas para familizar el alumno con la localidad de la Tierra Santa,  los lugares donde el Apóstol Pablo llevó el evangelio y enseñar el mundo de hoy y donde los misioneros de su iglesia están sirviendo al Señor.

6. Objetos.  Pueden ser cualquier cosa conocido por todos y sencillo.  Una ramita quebrada para mostrar cual fácil es cambiar un hábito en el principio, mientras es mucho más difícil quebrar un palo.  Siempre prepárelo de antemano y guarda escondido hasta el momento de usarlo.  Después de usarlo, quítelo de la vista para que no piensen en el objeto en vez de la enseñanza. No use este método demasiado.                                                                                                

7. Cuadros.  El cuadro es un grabado de paisajes, personas, escenas, objetos, etc.  Cuadros tienen una influencia poderosa y ayudan a grabar en la mente la lección o historia. En la próxima edición vamos a continuar con más ideas para usted y su iglesia.

 

 

 

13     LA PARTICIPACION DEL ALUMNO

 

              En la última edición discutimos varios objetos que uno puede usar para llamar la atención del alumno e ilustrar la lección.  Este mes vamos a discutir varios métodos que ud. puede usar para que el alumno participe en la lección.  Muchas veces aprendemos más haciendo que solamente escuchando u observando.

METODOS DE EXPRESION: (del alumno)

1. Definición: - ¿Que és método?  Es aquel por el cual el alumno aprende por participación; pensando, hablando o haciendo.

2. Proceso de participación del alumno -

       A: Ayude al alumno a entender claramente el propósito de la lección.  Si el alumno no responde, el maestro está perdiendo el tiempo.  Entender no es memorizar.  Es más importante el pensamiento de la lección que las palabras de ella.

       B: Hacer que el alumno exprese en sus propias palabras la lección como él la entiende.  El maestro tendrá que perdonar a veces la incapacidad del alumno para expresar bien los pensamientos, mientras anima a pensar de una manera más adecuada.

       C: Hacer del alumno un investigador.  Si no aprende la verdad por sí mismo, no     lo sabe.  Al avanzar en la participación, el alumno dará razón de lo que cree. Cuando el alumno busca pruebas de una verdad el aprenderá nuevas cosas.

       D: Inducir al alumno a aplicar a su vida personal las verdades que aprende.  En     la aplicación de lo que era conocimiento, se adquiere sabiduría.

3. ¿Cómo logra el maestro que participe el alumno?  El maestro debe conocer los métodos de participación y escoger un método adaptado a la edad de su clase.  También el maestro debe atraer el interés del alumno para aprender por su propia voluntad.

4. El profesor debe considerar obstáculos que pueden impedir el interés y participación del alumno en la lección.

       A: Ruidos o bulla en la clase.  Muchos pueden ser eliminados.

       B: Interrupciones.  Estas deben ser controladas.

       C: Incomodidades físicas.  La ventilación, luz, arreglo de cuarto, etc.  El maestro     debe corregir éstas si es posible.

              En la próxima edición vamos dar varias maneras como ud. puede estimular al alumno  para participar en la lección y la clase.  Algunas son: Asignatura, Sesión de Plática, Formulario, Mesa Redonda, Debate, Trabajos Manuales, etc.

 

 

 

14            COMO TENER UNA ESCUELA DOMINICAL ATRACTIVA

                                                         por Ruth Córdova

              La Escuela Dominical contribuye uno de los centros de mayor importancia de educación cristiana en la iglesia.  Primero, porque es un medio para ganar personas para Cristo, para que aprendan a presentar el mensaje de salvación a otros.  Segundo, porque allí se cultiva y forma el carácter de cada persona a la imagen de Jesucristo, a fin de que cada una llegue a ser su discipulo.  Tercero, porque allí se enseña lo que el Señor pide de cada uno de sus hijos: vivir una vida cristiana y de santidad.

              A fin de que la escuela dominical sea un instrumento efectivo y atractivo en la iglesia, deben considerarse algunos elementos.  Uno de ellos es la disciplina.  Los maestros deben cumplir con el horario designado para las clases de la escuela dominical; las clases deben reunirse en el lugar convenido y los líderes que funcionan como maestros, asistentes, secretarios u otros deben trabajar armoniosamente.  La disciplina en la escuela dominical también incluye esfuerzo constante para proveer un ambiente y mobiliario adecuado para el salón de clases y para proveer recursos y materiales necesarios que estimulen el aprendizaje del alumno.

              El siguiente elemento que beneficia a la escuela dominical es tener al día informes y estadísticas del crecimiento de este departamento.  Aconsejamos que cada clase lleve un sistema de registro para la asistencia, los datos personales, los dones, habilidades, interés y aficiones de cada alumno, y las visitas a cada hogar.  Esta información debe ser coordinada con la secretaría general de la escuela dominical de la iglesia local para la evaluación total del ministerio educativo.

              Otro elemento importante es la preparación del maestro de escuela dominical.  El también contribuye para lograr que ese departamento sea atractivo e interesante a las personas que no son creyentes.  El o ella ha de ser un fiel cristiano que ame su tarea de enseñar; que dé su tiempo y esfuerzo para hacer que sus alumnos sean buenos discípulos de Cristo.  Debe dedicar tiempo para el estudio de las Escrituras (no se refiere a una simple lectura sino a la investigación de los pasajes y uso de otros libros de consulta), y con su ejemplo enseñar a sus alumnos de cómo estudiar la Bibila.  También el maestro debe considerarse como colaborador en el ministerio pastoral (consejería, visitación y evangelismo).  Estos aspectos le ayudarán para que se involucre en la vida de sus alumnos y responda mejor a las preguntas, intereses y necesidades que ellos manifiesten.

              Un elemento muy efectivo en la escuela dominical es la utilización de métodos de diálogo o discusión provechosa con los miembros de la clase.  Por muchos años se ha enseñado solamente a responder y muy poco a pensar sobre la información dada.  El maestro encontrará grandes resultados cuando provoque al diálogo sobre un tema, y busque aplicaciones reales a la vida cotidiana.  Es importante que cada alumno contribuya con sus opiniones y sea respetado por ello.  Las preguntas deben ser apropiadas, y cada respuesta debe incluir los aspectos positivos y negativos del asunto en debate.  Lo importante es desarrollar el pensamiento del alumno para que ellos estén abiertos a diferentes puntos de vista y tengan la capacidad de evaluarlos a la luz de la Palabra de Dios.  La crítica y la evaluación además, ayudan a cada persona a definir una posición personal, a corregir sus errores y afirmar sus creencias.

   Finalmente, cada maestro debe avaluar estos elementos a la luz de los objetivos de la escuela dominical y en relación a la misión de la iglesia local.  Por tanto, no debes perder la oportunidad de enseñar y afectar la vida de las personas que te escuchan.  Recuerda que Jesucristo nunca perdió oportunidades para relacionarse con la gente y enseñarles.  Sus enseñanzas siempre buscaban provocar un cambio de conducta y manera de pensar de sus oyentes, porque sus palabras, contenían el mensaje del Reino de Dios, eran palabras de vida, de luz y de verdad.

 

 

 

15   LA VISITACION: PUERTA PARA EL CRECIMIENTO

  

              La visitación abre la puerta para aumentar la asistencia y el crecimiento de la iglesia y de la escuela dominical.  Un plan de visitación va a aumentar el interés de los alumnos y el contacto con los posibles asistentes va a animar a todos.  Cuando una iglesia comienza a visitar, usted va a notar cómo crece la asistencia.  La motivación por una visitación consistente es el amor y la compasión de Jesús expresada a través de nosotros, sus seguidores.  Cuando visitamos porque amamos y nos interesamos por el prójimo, entonces viene a ser un servicio en el nombre de Jesús.

               La Gran Comisión es un llamado al pueblo de Jesús.  Generalmente la gente no viene por sí misma a la iglesia.  Ella es invitada por personas como usted y como yo.

              Alguien ha dicho que si una iglesia quiere tener una asistencia de 100 personas por semana, debe hacer 100 visitas por semana.

¿DONDE ESTAN LOS CANDIDATOS PARA LA VISITACION?

               El pastor y líderes de la escuela dominical deben tener siempre  en mente los nombres de los miembros de la iglesia que están enfermos y los desviados que necesitan una visita.  El pastor puede solicitar de los miembros una lista de personas conocidas que no asisten con regularidad a ninguna iglesia.  Las personas que visiten la iglesia son buenos candidatos para ser visitados.  La secretaria u otra persona debe ser responsable para tomar nota del nombre y dirección de toda persona que visita la iglesia.

              Desarrolle un método para saber cuando arriben nuevos vecinos a la comunidad para visitarlos y darles la bienvenida.  Los miembros de la iglesia, el dueño de la carnicería o de la farmacia podrían proveerle esta información.

              Visite sistemáticamente el área circundante a la iglesia, principiando por el vecindario más inmediato, extendiéndose hacia los mas lejanos.  Anote los nombres de cualquier persona que muestra interés en recibir un tratado o saber más sobre la iglesia.

              Motive a sus miembros a que se hagan amigos de cada vecino en el nombre de Jesús.  Las posibilidades de que ellos tengan interés por visitar su iglesia aumentarán considerablemente.  Interés por lo que le sucede a las personas que usted conoce y visitarlas cuando celebren un acontecimiento o cuando se haga presente algún problema o dolor.

METODOS DE VISITACION. 

              No hay duda de que unas personas son más eficientes en la visitación que otras.  Tampoco se puede negar que unas formas de hacer contacto son mejores que otras.  Alguien ha sugerido los siguientes porcentajes de visitación de acuerdo con su efectividad:

A. Visita personal - 80%, B. Llamada teléfonica 40%, C. Contacto por carta 20%, D. Contacto por tarjeta 10%.  Si estos porcentajes son razonablemente exactos, debemos concentrarnos en el contacto personal.

               Cada iglesia debe tener una persona responsable para hacer un archivo con los nombres de las personas visitadas y el resultado. Debe anotar información sobre la persona, su condición espiritual, sus necesidades, edad y personas en la familia.

              Tener una noche por semana u otra hora conveniente para visitar será muy bueno para la iglesia.  Los visitadores deben tener en mente las actividades próximas de la iglesia y siempre lleve tratados con los horarios de los servicios para dejar en cada hogar.  Si no hay ninguno en la casa, debe siempre dejar una nota o tratado abajo de la puerta.

              La visitación es de suma importancia para el crecimiento de cualquier iglesia.

 

 

 

16           LA IMPORTANCIA DE LA ORACION

 

              La oración debe ser la parte más maravillosa de mi vida cristiana.  Representa la oportunidad para compartir con Dios los problemas y las victorias.  El cristiano pueda aprender a conocer a Jesús como un verdadero y buen amigo a través de la oración.

              El diablo, el mayor enemigo de Dios, no quiere que el cristiano ore.  El cristiano que dedica tiempo a la oración es aquel que está buscando complacer a Dios en todo momento.  Es el que toma tiempo en trabajar para Dios.

¿QUE ES LA ORACIÓN?  La oración es hablar con Dios.  La oración es llamar a Dios que es nuestra ayuda.  No se necesita tener una gran educación para orar.  La oración no consiste en palabras grandes y elocuentes.  La oración es el corazón del hombre hablándole al Señor.  Es como un muchacho que llama a su padre, o como un sirviente haciéndole una petición a su dueño.  Jeremías 33:3 dice:  "Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces."  Hay dos clases de oración:

              1. Pedirle a Dios por nuestras necesidades.  Jesús dijo:  "Pedid y se os dará," (Mateo 7:7).  De nuevo la Biblia dice:  "No tenéis porque no pedís."  (Santiago 4:2)

              Cuando necesitamos perdón por nuestros pecados, o sanidad para nuestros cuerpos enfermos, o alimento para nuestra familia, o ayuda para nuestro hermano, entonces Jesús nos dice que debemos pedir y nuestra necesidad será suplida.

               2. Agradeciéndole a Dios sus bendiciones.  El apóstol Pablo dijo:  "Dad gracias en todo."  (I Tes. 5:18).  El rey David dijo:  "Entrad por sus puertas con acción de gracias, por sus átrios con alabanza."  (Salmo 100:4)

              Cuando alguien nos regala algo, la mejor forma de demostrarle que nos agrada su regalo, es decirle "gracias".  La oración es nuestra oportunidad de decirle "gracias" a Dios por sus bendiciones diarias de salud, alimento, ropa, perdón de nuestros pecados y por todas las bendiciones espirituales.

¿A QUIEN ORAMOS?  Los discípulos le pidieron a Jesús que les enseñara cómo orar.  El les enseñó a orar "Padre nuestro que estás en los cielos," (Mateo 6:9).  La oración deberá dirigirse a Dios el Padre.

              Debemos decir nuestras oraciones directamente al Padre a través de nuestro sumo sacerdote Jesucristo. (Juan 16:23)

¿CON CUÁNTA FRECUENCIA DEBEMOS ORAR?  Daniel oró tres veces en un día.  Algunas veces Jesús oró durante toda la noche.  La Biblia no nos da una regla a seguir en referencia al número de veces que debemos orar.  Sin embargo, debemos orar dondequiera que tengamos una necesidad, o en todo momento que recibamos una bendición por la cual debemos estar agradecidos a Dios.  Puede ser durante el día o durante la noche, no importa qué hora.  Muchos cristianos han encontrado que es bueno dedicar un tiempo especial a la oración cada día.  Temprano en la mañana parece ser la mejor hora.  La mente del hombre está fresca temprano por la mañana, antes de llenar su mente con las preocupaciones del día, él debe tener comunión con Dios.  David dijo:  "De mañana oirás mi voz." (Salmo 5:3)

LA IMPORTANCIA DE LA ORACIÓN  La oración es el trabajo más grande del cristiano.  Jesús nos enseñó la importancia de la oración con su propio ejemplo.  (Lucas 6:12).  Los discípulos tuvieron vidas de mucha oración.  (Hechos 3:1).  La escritura nos ordena "Orad sin cesar."   (1 Tesalonicenses 5:17)   Tratado del Instituo Educativo Cristiano

 

 

17           COMO COMENZAR Y ESTABLECER UNA NUEVA IGLESIA

 

              Estas ideas han sido tomadas de varios misioneros y de las experiencias que ellos han tenido en la abertura de nuevas iglesias en Brasil y otros países.   Es de suma importancia ser convencido del lugar donde el Señor quiere que usted vaya antes de empezar una nueva obra. 

 

ENCONTRANDO EL LUGAR

1. La ciudad o pueblo donde Ud. va a trabajar.

              Considerar el tamaño, localidad, cuántas iglesias hay, si hay médicos, hospital, escuelas (sí tienen niños), casa para alquilar y sobre todo pedir la dirección del Espíritu Santo.

              Pase un día o dos en la ciudad si es posible.  Después que usted ha determinado el lugar donde va a trabajar, va a necesitar una casa para vivir.  Encontrar una casa puede ser muy difícil.  Busque  una agencia de bienes y raíces.  Mire casas en construcción y pregunte por el dueño y asegure la casa que él va a desocupar.  Consulte a la compañía de electricidad por casas con la fuerza desconectada y pregunte en las tiendas y farmacias por información.

               Acepte vivir en una casa sencilla y pequeña hasta que una mayor puede ser conseguida.  Cuando usted está viviendo en el lugar por un tiempo, va a descubrir otras casas para alquilar.

2. Encontrando un lugar para la nueva iglesia.

              Es mejor no comenzar en su casa.  Busque un salón o casa para alquilar.  Observe el local, la condición de edificio, precio, acceso de camionetas, lugar para clases de la Escuela Dominical, su ubicación en relación a las demás iglesias y tiempo de un contrato.

COMENZANDO LA NUEVA IGLESIA.

1. El predio  y los muebles.

              Después de encontrar un lugar, hay que limpiarlo y pintarlo sí es necesario.  Compre o alquiler suficiente número de sillas, haga un púlpito.  Es mejor comenzar con sillas y no bancas (porque el próximo local tal vez será de otro tamaño).  Tener un número suficiente.  Si hay visitantes y no hay lugar para sentarlos, ellos pueden desanimarse y no regresar.  Mande hacer un rótulo con un pintor local sí es posible.  Incluya los horarios y el nombre de la Iglesia.

2. El primer culto.

               Tener un culto especial (sábado es un buen día) o una conferencia.  Invitar otras iglesias hermanas para participar, prepare música especial y tener un predicador invitado. Ponga un anuncio en el periódico local, use la radio sí hay una, imprima volantes y distribúyalos en toda la ciudad.  Una buena primera impresión, ayudará a que la iglesia crezca.

LOS PRIMEROS MESES.

1. Comience con dos clases en la Escuela Dominical.  Adultos y niños.  Tal vez Ud. y su esposa sean los primeros maestros,  pero luego comience a preparar a otros para ayudar cuando la iglesia comience a crecer.

2.  La música va a ayudar mucho.

              Si usted o alguno en su familia sabe tocar, úselos.  Una guitarra o acordeón son muy útiles.  Tener una persona entusiasta (que conozca algo de la música) para guiar la música, y proveer himnarios o imprima hojas con himnos y coritos.  Invite cantantes y grupos para cantar cuando sea conveniente.

3.  Mantener un buen registro de la asistencia y de los visitantes.  Recoja ofrendas y explique que todas las ofrendas serán usadas para el mantenimiento de la iglesia.  Siempre hay que tener dos personas para contar las ofrendas.  Algunas iglesias recogen ofrendas durante el culto y otras mantienen una caja cerca de la puerta para recogerlas.  Use el método que Ud. crea es mejor, pero siempre de a las personas una oportunidad para mantener la nueva iglesia, explicando que la iglesia es de ellos y no de usted.

TENER UNA OBRA PERMANENTE

Desde el principio anuncie que la iglesia está siendo establecida para ellos y por ellos.  Diga claramente que si fuera necesario que Ud. tuviera que ir a otro lugar después, la iglesia tiene que continuar.

1.  Organización de la iglesia.

              Después de un tiempo, (seis meses o más) sería bueno tener un culto para organizar la iglesia y recibir miembros por bautismo o transferencia de carta.  Redactar y aprobar estatutos y después hacer su registro con el gobierno.  Permita que las personas den sus ideas y elijan a sus oficiales.

2.  Comience buscando un terreno o local permanente.

              Tener una campaña para levantar fondos, use las ideas de los miembros y acepte donaciones de material y tiempo en la construcción del nuevo templo.

3.  Tener un culto especial para poner la primer piedra.  Reciba donaciones de otras iglesias si ellas quieren ayudar para iniciar la construcción.  Invite los oficiales de la ciudad para participar y anuncie en el periódico local.

GUIE A LA IGLESIA A LLAMAR UN PASTOR.

Si una iglesia va continuar como las que el Apóstol Pablo estableció, hay dos cosas necesarias: Un lugar propio y permanente y un pastor dedicado y calificado.  En un pueblo pequeño esto puede ser muy difícil, pero Ud. debe estar listo para ir a otro lugar si el  Espíritu Santo lo está guiando para abrir otras iglesias como Pablo lo hizo.  El misionero o pastor fundador debe saber que la obra es del Señor, y no de él y debe estar dispuesto a dejar la iglesia en las manos del Señor y de los miembros.

COMO CONSEGUIR UN PASTOR.

1.  Prepare alguno Ud. mismo.  Esto a veces es posible, otras veces no.  Es siempre mejor buscar alguno del área.  Si alguno viene de afuera o de otro país, a veces ellos son tentados a regresar y abandonar la iglesia.  A veces la iglesia puede pagar los gastos para que un joven se prepare en un Instituto Bíblico.

2.  Buscar un pastor de una Escuela Bíblica conocida.  Será bueno sí la persona  puede venir a ayudar a la iglesia en los fines de semana.  De esta manera la iglesia puede conocerlo mejor y después invitarlo para ser el pastor.  Los líderes de la iglesia deben explicarle que tiene que confiar en el Señor por su sustento.  La iglesia debe pagar un salario según sus posibilidades y no el fundador de la iglesia.

 

El autor ha comenzado una iglesia en los Estados Unidos y otras en Brasil.  Estas ideas pueden funcionar en un lugar y no en otros.  Use las que pueda y mande otras sugerencias para que podamos aprender como otros han hecho para comenzar una nueva obra.           Juan Rice

 

 

 

18    COMO SE EMPLEA LA BIBLIA

 

Cuando triste..................  ................................................................................... .. léase Juan 14

Cuando abandonado por los hombres  ........................................................ anímese con Juan 7:17

Cuando solitario o miedoso   ................................................................................. léase Salmo 23

Para no olvidarse de los beneficios .....................................................................................léase 103

Para una exposición del cristianismo.....................................................................   léase Mateo 5

Para una idea de la religión..........................................................................   léase Santiago 1:19-27

Si la fe debe aumentarse  ................................................................................. léase Hebreos 11

Al sentirse vencido...............................................................................   . léase Romanos 8:31-39

Cuando el mundo parece más importante que Dios   .............................................. léase Salmo 90

Para afrontar las tareas con valentía .......................................................  ............. .léase Josué 1

Cuando desea descanso y paz .............................................................  ..... léase Mateo 11:25-30

Para experimentar más seguridad   ............................................................. léase Romanos 8:1-30

Para descubrir el secreto de la felicidad  ............................................... .léase Colosenses 3:12-17

Al emprender viaje ..................................................................................................léase Salmo 121

Cuando tentado a criticar a los demás   .......................................................... léase 1 Corintios 13

Cuando las oraciones se vuelven egoístas..  ........................................................... léase Salmo 6

Para un concepto del cristianismo   ......................................................... léase 2 Corintios 5:15-19

Para saber cómo vivir con los demás   ............................................................. léase Romanos 12

Cuando piensa de inversiones y ganancias   ............................................... léase Marcos 10:17-31

Como invitación a grandes oportunidades   ............................................................. léase Isaías 55

Para enseñanzas de Jesús sobre la oración   ................................ léase Lucas 11:1-3 Mateo 6:5-15

Para saber cómo adorar a Dios  ................................................................... .léase Isaías 58:1-12

Para datos precisos sobre la religión   ...................................... léase Isaías 1:10-18; Miqueas 6:6-8

 

 

 

19           COMO USAR TRATADOS   Isaías 55:10-11

 

     1. Siempre puede incluir un tratado cuidadosamente seleccionado en sus cartas, sea ésta, personal o de negocios.  Recuerde que somos embajadores de CRISTO, en los negocios del Rey.

     2. Tenga un depósito con una buena provisión de tratados cerca de la puerta de su casa o en algún lugar conveniente en su trabajo (oficina), así usted puede dar uno a cualquiera que llegue y toque a su puerta.

     3. Puede colocar tratados en tiendas, comedores, barberías, hoteles, restaurantes, farmacias, lavanderías, hospitales, etc.  Muchos tratados tendrán su efecto en las manos de los no salvos.  Será bueno encargar a algún comité de tratados, a alguna clase o sociedad de su Iglesia para que ellos velen porque siempre haya tratados en lugares establecidos tales como los antes mencionados. 

     4. La gente piensa seriamente cuando un ser amado muere o está gravemente enfermo o cuando ellos mismos están enfermos.  Usted puede mantener una existencia de tratados apropiados para enviar a esa gente.  Los que visitan enfermos y a los que están de duelo siempre deberían cargar tratados de consuelo para los salvos y de advertencia para  los no creyentes.

     5. Las vacaciones son excelentes oportunidades para distribuir tratados.  Organice un grupo para salir y entregar tratados apropiados en cementerios en un día especial, en días de campo o reuniones  de grupo y en otros días de feriado.  Aproveche los días de Navidad y Semana Santa y otras ocasiones especiales para difundir las Buenas Nuevas.

     6. Debería haber un depósito de tratados en la salida de toda Iglesia y la gente debería ser animada por el Pastor a tomarlos y con oración distribuirlos.  Los tratados pueden ser sellados con un sello que contenga el horario de los servicios.  De vez en cuando esta bien poner un tratado en todas las casas con una invitación personal para asistir a los servicios de la Iglesia:  Escuela Dominical y otras reuniones.  Las iglesias rurales pueden mandar unos cuantos tratados a todos los que viven en el camino a la Iglesia a un bajo costo.

     7. Siempre cargue tratados cuando va a la tienda así puede dar uno a quien le atiende.  Los comerciantes pueden colocar un tratado en cada paquete.  Los que atienden algún negocio pueden entregar a cada uno que llegue y tener además un depósito lleno de tratados para que los que se acercan al negocio tomen uno.

     8. Quienes viajan en buses, vehículos o trenes sin alguna cosa en particular que hacer, seguramente aceptarán un tratado.  Cuando usted baje puede dejar y tratado o varios sobre el asiento del bus, vehículo o tren en que viajaba.

     9. Distribuya tratados donde quiera que la gente se reúne:  mercados, parques, ferias, juegos, días de campo, lugares de recreo, convenciones, cines, etc.  En reuniones al aire libre entregue tratados a quienes están pasando cerca y a quienes están dejando el grupo o la reunión.

   10. Busque oportunidades.  Seguramente tenga muchas otras ideas que no ha leído aquí, llévelas a la práctica.  Hágalo una regla para su vida cristiana el entregar unos cuantos tratados todos los días. Dios ha prometido que su palabra no volverá a El vacía.  Usted siembra la semilla y DIOS dará el crecimiento.  Usted recibirá la primera bendición.

 

 

 

20           UN BUEN PADRE NO NACE, SE HACE

 

              La Biblia en su mayoría desarrolla principios para los hombres como líderes de la sociedad, de la nación y del hogar.  Es el hombre a quien se le demanda principalmente ser el instrumento de Dios para afrontar los problemas de nuestra sociedad.

               La Biblia enseña que el hombre debe ser la cabeza del hogar, pero hoy no es sorpresa encontrar a una mujer mandando a todos en el hogar.  La Biblia dice: "Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo y El es su Salvador" Efesios 5:23-25.  Esto obliga a cada padre de familia a saber coordinar y encarar esa responsabilidad.

              Ser Jefe del Hogar no es tan sólo tener un sillón de cuero en el cual "Se sienta Papá", o dar órdenes y asignar trabajos a los miembros de la comunidad familiar.  EL PADRE DEBE AMAR A SU FAMILIA, ESPOSA E HIJOS, NO CON PRESENTE O GALANTEOS A LA VISTA DE LOS DEMAS, SINO CON SU CARIÑO, AMOR, COMPRENSION, BUEN EJEMPLO Y RESOLVIENDO EL PROBLEMA QUE CADA UNO TENGA.

              El hombre es líder dentro de la Iglesia y dentro del Hogar por su característica de ser un iniciador.  No podemos considerar otro privilegio más grande que guiar a nuestra propia familia a los pies del Señor.

              La Iglesia no es un "Club" de gente alegre que viene y establece sus propias normas.  Las normas y principios SON LAS QUE FUERON ESTABLECIDAS POR CRISTO DESDE TIEMPO ATRAS Y AUNQUE CAMBIEN EN SU FORMA DE ENUNCIARLAS, SON LAS MISMAS.  Jesucristo dijo: "Edificaré Mi Iglesia".  El cristiano tiene que ubicarse dentro de la estructura que Dios ha establecido en su Palabra y empezar a desarrollarse dentro de la misma.

              Uno no debe ser líder solamente en las buenas o en las armoniosas, no solo observador en las malas o en las que obligan a tomar una decisión tajante, El papá como el líder va a tomar decisiones firmes y sabias, aún a costa de ganar enemigos. Cuando el tiene criterio y convicciones firmes y sólidas será el líder del hogar que debe ser.

              Hay que aceptar y dejar claro que uno no debe hacerla de líder, sino esperar que Dios le ponga de líder.  Si usted realmente es un hombre ejemplar, regenerado y cambiado por Dios, USTED NO ELIGE SER LIDER, DIOS LO HA HECHO, O LO HARA.

              Muchos hombres consideran que nadie puede hacer las cosas como solo ellos las hacen.  Pero Dios nos ha creado con un potencial que nos permite también delegar (Números 27:18-23).  Delegar no solo significa renunciar y eliminarse de determinada actividad o responsabilidad, pero enseñar a otro para que lo haga.  Eso es lo más doloroso para el hombre, el tener que renunciar.  El hombre cree que toda la vida permanecerá en un cargo, en una responsabilidad, o en un privilegio.  Cuando ve a otro surgir, siente amenaza en su mente.  Si ud. NO quiere AUTOELIMINARSE y en la vejez ser dejado en un rincón, enseñe a otros lo que usted sabe. Porque cuando lo substituyan, volverán a usted a preguntarle cómo hacía esto o aquello.  La asesoría no es más que dar la opinión, recomendar y ceder el lugar a otros.  Un verdadero hombre y líder estará dispuesto a ceder su lugar a otros cuando Dios le hable, como Moisés lo hizo con Josué.

              Todo el mundo sabe y reconoce que los hijos deben obedecer a sus padres.  La Sagrada Escritura promete a cambio de esta obediencia; salud, bienestar y larga vida.  Estos principios deben ser puestos en práctica mucho antes que el niño pueda entenderlos a plenitud. En consecuencia el privilegio y deber del padre se transmitirá la enseñanza a su hijo, preparándolo para enfrentar las experiencias de la vida.

 

21           SIETE LEYES PARA OBTENER EXITO EN TODAS SUS ACTIVIDADES

 

 

1. Pon a Dios primero en tu vida y en tu negocio.

2. Conoce la Palabra de Dios y aplícala en tu vida e negocio.

3. Espera grandes cosas porque tienes un Dios grande.

4. Dale mas valor a las personas que a las cosas.

5. Dale a Dios lo mejor de tus ganancias.

6. Empéñate en ser honrado e integro.

7. Se diligente en la búsqueda del éxito.

 

22     UNA CONFERENCIA MISIONERA

¿Por qué? ¿Cómo planearla?, El programa, etc.

 

RAZONES PARA TENER UNA CONFERENCIA EN SU IGLESIA

 

              La conferencia misionera en una iglesia puede ser la mejor reunión del año.  Los resultados eternos de esta conferencia pueden ser los más duraderos.  Vamos a considerar primero las razones para tener una conferencia misionera en su iglesia.

RAZONES BIBLICAS

              Jesús dijo en la Gran Comisión que debemos ir hasta lo último de éste mundo con el Evangelio. Esta comisión está dada en el final del ministerio de Jesús en los Evangelios, y en el principio del ministerio de los apóstoles por el poder del Espíritu Santo en el primer capítulo del libro de Hechos. Cristo comisionó y ordenó que debemos ir por todo el mundo, y no podemos hacer nada menos que ser obedientes a su palabra.  Por tener una conferencia misionera ud. va a estimular a su gente a ser obedientes a la comisión del Señor y tener en su corazón un deseo para el trabajo misionero.  En Hechos 13, encontramos a la iglesia local en Antioquía practicando misiones, y ésta se tornó en la iglesia misionera destacada en el primer siglo, que envió misioneros por varios países del mundo.  Si queremos tener una iglesia como la del Nuevo Testamento, obediente a lo que Dios habla en su palabra, entonces debemos obedecer la Gran Comisión que enseña que debemos ir por todo el mundo. Algo menos de esto es desobediencia a la Palabra de Dios.  La Biblia es la autoridad en todos nuestros pensamientos y práctica en relación de las enseñanzas del Nuevo Testamento y debemos obedecer la Palabra de Dios.  Las principales Escrituras en relación a la Gran Comisión son:  Mateo 9:37; Marcos 16:15; Lucas 4:18, 10:2, 24:47; Juan 4:35, 15:16, 17:18, 20:21; y Hechos 1:8.

RAZONES DEL CORAZON

               El amor del Señor está en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha hecho nuevas criaturas en Cristo Jesús.  Por este amor del Señor en nuestros corazones, debemos tener interés en las mismas cosas en que El está interesado.  Entonces como el Salvador amó las almas perdidas, nosotros también debemos amarlas.  En las escrituras leímos muchas veces que Jesús tenía compasión de las multitudes.  Nosotros debemos tener esta compasión si somos cristianos y amamos al Salvador. Debemos mirar al mundo con los ojos de Jesús.  Esta es una razón del corazón.  Si tenemos interés y compasión, no podemos hacer menos que ir por todo el mundo con el Evangelio.  Teniendo una conferencia misionera en su iglesia va a estimular los corazones de sus miembros para amar al Señor y las almas perdidas en todo el mundo que nunca han oído de Jesús.

RAZONES ESPIRITUALES

              La respuesta de un creyente o iglesia madura traerá estas razones.  Misiones es una prueba de que no estamos pensando más en nosotros y estamos ocupados más en el ministerio de ayudar a otros. Esta razón va a producir dádivas sacrifícales para ayudar en el envío del Evangelio.  Muchas veces hay personas con mucho dinero y agilidad de dar, pero no están dispuestas a ayudar a la obra misionera.  Es por éstas dádivas sacrifícales hechas por personas interesadas que los misioneros son enviados por los varios países del mundo.  Sin estas personas espirituales en la iglesia local, el misionero no podría llegar al campo y mucho menos mantener su trabajo en un país extraño. Cristianos que son superficiales y no tienen profundidad en su experiencia pueden encontrar muchas razones para no hacer lo que debemos en relación a otras.  Que el Señor nos ayude a no fallar en éste importante trabajo de misiones.

RAZONES SENSATAS

              Las naciones son hoy lo que son por causa de sus religiones.  El cristianismo es la única realidad en el mundo que ayuda en todos los aspectos de la vida.  Cuando miramos las naciones como India y Asia y muchos otros países de América del sur y de las Islas, sabemos que muchas de éstas personas son atadas en tradiciones, religiones, costumbres y culturas que los han dejado atados en esclavitud por muchos años y que la única esperanza está en la predicación de la Palabra de Dios.  Es una razón sensata porque debemos enviar el mensaje del Evangelio para que éstas naciones también puedan conocer la libertad que tenemos en Cristo.

RAZONES ETERNAS

               Luego después del Rapto de la Iglesia, los cristianos van a ser presentados ante el Tribunal de Cristo para dar cuenta de lo que han dado con su tiempo, talentos, dinero y habilidades.  Será un tiempo de mucha vergüenza para nosotros que nos presentemos como hijos de Dios perdonados de nuestros pecados, pero que hemos sido desobedientes a su voluntad y Palabra en relación del mundo perdido.  No vamos a ser recompensados solamente por lo que hemos o no hemos hecho, pero también por lo que podríamos haber hecho.  En los ojos de muchos cristianos habrá lágrimas cuando se den cuenta  que han fallado en muchos aspectos de su vida cristiana.  Una conferencia misionera va a traer la atención de las necesidades del mundo perdido y como ellos pueden tener parte en ésta obra de evangelización mundial.  Esta va a traer a sus mentes lo que deben hacer hoy y también a su responsabilidad en relación a la eternidad.

ORACION - 

La oración es el elemento más importante cuando estamos planeando  una conferencia misionera.  Todo lo que el pueblo de Dios hace en sus iglesias locales debe ser saturado con oración, y debemos tener la actitud de que todo depende de Dios por el suceso y resultado de cualquier proyecto.  Esto es la verdad sobre todas las áreas de trabajo; si es la Escuela Dominical, o programas de entrenamiento, Escuelas Cristianas, conferencias evangelísticas o cualquier otro programa de la iglesia.  El desarrollo y resultados de cualquiera de estos proyectos será dependiendo de cómo oramos.

              Un programa misionero activo en la iglesia será una gran ayuda para estimular a los miembros a orar.  Orando por los misioneros personalmente,  usted se envolverá en su ministerio a través de sus experiencias, victorias y problemas.  Cuando usted comienza a participar en las emergencias del campo misionero, usted desarrollará la necesidad de la oración en todas la actividades de su vida.  La oración es esencial en toda obra de la iglesia.  La misión total de una iglesia y su interés para las almas perdidas en derredor del mundo será influenciada por la carga y actitud de los miembros de la iglesia. Un pastor famoso ha dicho:  "Poca oración, poco poder; mucha oración, mucho poder; falta de oración, falta de poder".  Esta es la verdad con respecto a la misiones y al trabajo de la iglesia local.

              Una de las bendiciones mayores para un misionero cuando está en su campo de trabajo, es de saber que un buen número de creyentes e iglesias están orando por él.  Sin este apoyo pudiera perder su esperanza y desanimarse en su trabajo.

 

LA PLANIFICACION –

1. El Programa:  Cualquier cosa de valor que hacemos, debería ser el resultado de buenos planes.  Una conferencia misionera debe ser planeada bien antes, un año si fuese posible.  El tiempo de la conferencia puede ser de ocho días, media semana o un fin de semana.  El tipo de conferencia debe ser decidido, si va a promover el plan de "Promesa de Fe" o un plan de aumentar las dádivas que la iglesia ya está dando para misiones.  Nuestros propósitos y objetos deben ser considerados con anticipación.  Si hacemos esto, tendremos tiempo para invitar a los predicadores y misioneros que queremos para la conferencia.  A veces algunos misioneros están en su tiempo de descanso en su país de origen. Estos generalmente tienen llenos sus compromisos con las iglesias.  Planeando su conferencia con bastante anticipación, dará tiempo para entrar en contacto con éstos misioneros.  A veces pueden escribirles a su campo de trabajo, y preguntarles cuando van a estar en su tiempo de descanso y si pueden estar en la conferencia.  Si usted va a tener un predicador especial, siempre debe buscarlo con anticipación, porque los buenos conferencistas están siempre con compromisos de un año o más.

2. Las Acomodaciones:  El alojamiento para los conferencistas, la comida y otros planes deben ser resueltos antes de la conferencia.  Muchas iglesias quieren que los misioneros queden en las casas de los miembros.  El conferencista generalmente debe ser hospedado en un hotel o lugar adecuado.  No será bueno poner a un misionero en un hogar donde el esposo trabaja todo el día y la esposa está sola. Si el misionero está acompañado de su esposa, entonces éste será un buen lugar para ellos.  Si la familia vive muy lejos de la iglesia, este puede ser un problema para el misionero que no conoce la ciudad.

              Muchas iglesias planean para que los misioneros y otras personas interesadas coman en la iglesia cada día.  Las señoras pueden planear estas comidas, dejando que cada señora de la iglesia traiga una comida en diferentes días.  A veces una cena misionera puede ser planificada por toda la iglesia para una noche de la conferencia o un almuerzo después del culto del domingo.

3. Las Finanzas:  La Iglesia debe pensar en esto antes y decidir si puede solventar la cuenta general, o debe levantar una o varias ofrendas especiales antes o durante la conferencia.  En una conferencia como ésta, hay siempre gastos extras.  Volantes y otro material para promoción, gastos para el alojamiento, y una ofrenda para ayudar a los misioneros con sus gastos de viaje.

4. Proyectos Especiales:  A veces la iglesia sabe de alguna necesidad especial de un misionero, puede ser una necesidad en el campo misionero, o algún equipo necesario para facilitar el trabajo del mismo.  Cuando la iglesia tiene un blanco, hay más entusiasmo para dar durante la conferencia. A veces hay personas en la iglesia que tienen algo que el misionero puede usar, como una máquina de escribir, o instrumento musical.

5. Un tema principal.  Cada misionero va a presentar sus necesidades y hablará de su campo, pero un tema principal siempre ayuda a mantener y promover la conferencia.

6. Procurar la participación de los obreros y clases de la Escuela Dominical.  Unos pueden ser encargados de las decoraciones, otros de la promoción y anuncios, y otros de la música especial.  En algunas iglesias las señoras de la Sociedad Misionera han hecho un regalo para los misioneros.  Use su imaginación, use algo diferente para que ésta conferencia sea una bendición y haga un impacto en la iglesia.

EL PROGRAMA DE LA CONFERENCIA MISIONERA

              Un programa bien planeado para la conferencia hará mucho en la promoción de misiones.  El pastor conoce su gente más que los misioneros o el conferencista y debe hacer un programa con tiempo para cada parte.  Si no hay un horario planeado y cumplido, esto puede ser perjudicial para la conferencia.  Si hay muchos misioneros y participantes, tal vez la iglesia puede planear cultos en la mañana.  Si los miembros pueden asistir a estos cultos, puede ser de mucho provecho para la iglesia.

              Si hay un buen número de misioneros y participantes, tal vez un almuerzo en la iglesia cada día será bueno.  Algunas clases de la escuela dominical pueden ser responsables por un día.  Esto dará a los miembros una oportunidad de conocer mejor a los misioneros y sus familias.

              El culto puede incluir los siguiente puntos.  El culto debe comenzar con un corto programa musical (uno o dos himnos y oración).  Después un misionero puede dar un testimonio sobre su campo y trabajo, no más de 15 minutos.  Los anuncios y la ofrenda pueden seguir y la música especial.  Después el conferencista puede traer su mensaje.  Este mensaje debe promover misiones en general, pero también debe apelar a las personas para que consagren sus vidas a Cristo.  Una invitación será buena.  Muchas veces durante una conferencia, los jóvenes y otros sienten el llamado del Señor para la obra misionera.  Luego después de la invitación, un misionero puede pasar slides de su trabajo, o mostrar una película misionera.  Este tiempo nunca debe pasar de 20 minutos.  Porque si el culto demora mucho, puede desanimar a la gente a regresar para el próximo culto y la conferencia en general.  El pastor debe explicar a los participantes de la conferencia el tiempo dado a cada uno.  Si alguno no respeta los deseos del pastor, o no procura hacer su parte conforme los planes, no debe ser usado más.  Si el culto está programado para iniciar a las 7:00 P.M., debe iniciar puntualmente.  Una hora y media es un tiempo suficiente, si cada participante sigue el tiempo que se le ha dado.  Si el misionero planea bien lo que va a hablar, no va a desanimar a la iglesia con datos y estadísticas largas.  Los slides deben mostrar la obra del misionero, y pocas escenas turísticas del país.

           Si usted considera estas ideas como importantes, los miembros van a regresar cada noche, esperando una bendición, y algo nuevo cada culto.

COMO CONSERVAR LOS RESULTADOS DE LA CONFERENCIA MISIONERA

              Muchas veces durante una conferencia misionera, los ojos de los cristianos son abiertos a su responsabilidad, y sus corazones son tocados para la necesidad de ganar almas.  Muchas veces un avivamiento comienza en la iglesia, cuando los miembros realizan que ellos deben ser misioneros igual a las personas que van para otros países.  Los efectos deben ser sentidos en la iglesia con un aumento en la visitación, fidelidad en frecuentar los cultos, dádivas sacrificales y un deseo de servir en la iglesia donde hay necesidad.

              La persona clave en la conservación de los resultados es el pastor.  El impacto de la conferencia no va más allá del entusiasmo del pastor y líderes de la iglesia.  Los efectos que continúen en la iglesia serán la responsabilidad del pastor.  El puesto del pastor no es solamente de predicar, sino también de guiar su rebaño a cumplir las órdenes del Señor Jesucristo dadas en Mateo 28:19-20.

              Una manera de mantener un interés permanente en la iglesia en el programa de misiones, es mantener una relación personal con los misioneros.  Los miembros de la iglesia pueden escribir a los misioneros, preguntando sobre su trabajo, familia, necesidades y el país donde trabajan.  Cuando los miembros se involucran en el programa misionero, el entusiasmo de toda la iglesia aumentará.  Algunas iglesias hacen un boletín misionero, donde publican extractos de las cartas misioneras.  Cuando los miembros miren dónde su dinero está siendo empleado, ellos tendrán más interés de continuar ayudando en la obra misionera todo el año.

              Las cartas de los misioneros deben ser leidas en los cultos de oración.  Cuando la iglesia conoce las necesidades, los problemas en el campo y las necesidades la iglesia va mantener su interés en misiones.  A veces hay un lugar donde las cartas pueden ser puestas para que los miembros puedan leer con más tiempo.  Una foto de la familia o del trabajo siempre debe ser puesta junto a la carta para atraer más atención.

              Teniendo un misionero una vez por mes para predicar en el culto de oración o en algún otro culto va a mantener misiones siempre en las mentes de su gente. 

              Que las bendiciones del Señor sean sobre ud. y su iglesia es nuestro deseo.      Tom Freeney

 

 

 

23            LA LECTURA DE LA BIBLIA

 

              La lectura de la Biblia en público ha sido algo que no ha merecido ni toda la atención ni todo el cuidado debidos por parte de la iglesia cristiana.  Es lamentable la forma en que en muchos lugares y reuniones se lee la Palabra de Dios.  Es penoso decirlo, pero parece que domina la idea general de que la lectura de la Biblia en público es algo que puede hacer cualquiera.  Y no es así; porque no hay cosa más delicada ni una más seria responsabilidad delante de Dios, que tomar su Palabra para leerla en voz alta a un grupo reunido para estudiar o para adorar, o para hacer ambas cosas a la vez, no importa si el grupo es pequeño o suma cientos.

              La lectura de la Biblia en público no puede ni debe ser una lectura improvisada.  No se le debe pedir a nadie, de buenas a primeras, que haga la lectura bíblica.  Es falso suponer que un sermón sí requiere estudio y preparación, reflexión y espíritu de oración, pero que una lectura bíblica es lo más sencillo del mundo y que no demanda ni estudio, ni preparación, ni reflexión, ni espíritu de oración.  Los buenos lectores no se improvisan; mucho menos se trata de aquellos que van a leer la Biblia en público.  Los lectores de la Biblia en público tienen que ser los mejores lectores.

              La lectura bíblica debe ocupar un lugar de preferencia en el culto y en toda reunión devocional. Debe ser motivo de una cuidadosa preparación.  No se le debe encomendar a cualquiera, no importa cuáles sean sus capacidades ni sus habiliades en otro sentido. 

   Algunos defectos que deben evitarse son:

   1. Precipitación en la lectura.

   2. Monotonía en la lectura.

   3. Lentitud en la lectura.

   4. Puntuación inadecuada.

   5.    La lectura tipo oratoria.  La Biblia no ha de leerse como si estuviera pronunciando un discurso. Las inflexiones de oratoria están fuera de lugar en una lectura bíblica.

   6.    La lectura tipo sermón.

La lectura mal hecha de la Biblia en público debe ser evitada y el hábito de una buena lectura cultivada entre los miembros de la iglesia.    Francisco M Estrello, Mexico

 

 

 

24     DOCE REGLAS PARA ALCANZAR LA FELICIDAD

 

La felicidad es un hábito, la consecuencia de un pensar y vivir correctamente.  Aquí tiene doce reglas para una vida feliz.

1.  Viva una vida sencilla.  Haga que la simplicidad predomine en sus planes diarios.   Las cosas sencillas son las mejores.

2.  Gaste menos de lo que gana.  Puede resultarle difícil, pero le asegura grandes dividendos en contentamiento.

3.   Tenga pensamientos constructivos.  Llene su mente con pensamientos provechosos.

4.   Mantenga una disposición flexible y resista la tendencia común de querer todas las cosas a su manera.

5.   Sea agradecido.  Comience el día con gratitud por las oportunidades y las bendiciones que disfruta.

6.   Predisponga su buen ánimo.  Cultive una actitud mental pacificadora y de buena voluntad.

7.   Sea generoso.  No hay alegría más grande en la vida que dar felicidad a nuestros semejantes a través de una generosidad inteligente.

8.   Luche por los motivos más importantes.  El propósito más elevado de su vida debe ser crecer en gracia y poder espiritual.

9.   Interésese por otros.  Aparte su mente de pensar sólo en sí mismo.

10. Viva un día cada vez.  Concéntrese en su tarea inmediata.  Logre el máximo de hoy que dispone.

11. Haga algo para recrearse.  Cultive una distracción a la que pueda usted acudir para divertirse y relajarse.

12. Manténgase cerca de Dios.  La verdad y la felicidad que perduran dependen primordialmente en cuán cerca vivimos de Él.    Autor desconocido

 

 

 

24    CINCO TÉCNICAS PARA DIVIDIR A UNA IGLESIA

 

          A pesar de que la Biblia describe a la iglesia como un cuerpo bien concertado, a menudo se ven los casos de iglesias divididas.  La falta de unidad entre creyentes ha llegado a dañar el testimonio de Cristo.  En casos extremos, las iglesias se han dividido por causas tan insignificantes como la comida que se ha de servir en un convivio o por el color de la pintura del templo.  Sin embargo, la verdadera razón por la división de una iglesia radica en las actitudes del corazón.  He aquí cinco actitudes comunes que sirven de base segura para dividir a una iglesia.

1. Busque satisfacer sus propios deseos e intereses.  La mente carnal se opone a la sumisión.  La filosofía del mundo promueve el egoísmo y un espíritu independiente.  Sin embargo, Dios declara lo siguiente, "No mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros." (Filipenses 2:4)

2. Recuerde que la iglesia existe para servirle a usted.  Es cierto que uno de los propósitos fundamentales de la iglesia es para la edificación de los santos.  Sin embargo, la actitud de un cristiano debe encontrarse en nuestro Salvador que no vino "para ser servido sino para servir."  (Mateo 20:28)

3. Deléitese en la crítica.  El poder de la lengua en combinación con una actitud crítica es increíble.  Santiago advierte que la lengua "se jacta de grandes cosas." (Santiago 3:5a)  Dentro de las víctimas de la lengua se encuentran innumerables iglesias.  No debemos olvidar la verdad tan clara de Gálatas 6:7, "Todo lo que el hombre sembrare, eso también segará."  La crítica que usted siembra hoy regresará en una cosecha multiplicada el día de mañana.

4. Enfoque las debilidades de los líderes de la iglesia.  Siempre habrán áreas del ministerio de todo pastor u obrero que podrían mejorar.  Sin embargo, nunca debemos olvidar que esa persona es una autoridad colocada en su puesto por Dios.  Romanos 13:1 claramente declara que no hay autoridad sino de Dios.  Esta es una verdad incontrovertible.  Su crítica no ayuda a los líderes de su iglesia, ellos necesitan de su apoyo y sumisión.  El líder se encuentra en un puesto de mucha responsabilidad. (Santiago 3:1)  Como líder, esa persona ahora es un blanco especial de Satanás.  (I Tim. 3:7) No haga alianza con el enemigo contra sus líderes.

5. Considérese como una voz de oposición enviado por Dios.  Las divisiones en iglesias siempre se dan por personas que verdaderamente creen que están haciendo lo correcto.  En ocasiones aún llegan a creer que Dios les ha dado una misión especial para corregir los males de la iglesia.  Sin embargo, la iglesia es de Cristo.  Jesucristo dio su vida por su iglesia y Él es su cabeza.  Debemos aprender a confiar en el Señor de la iglesia para que Él haga los cambios necesarios.

   ¿Encuentra usted alguna de estas actitudes en su vida personal?  Dios no pasará por alto al que daña su obra pero es fiel y justo para perdonar al que le confiesa su pecado.  Sea un elemento de unidad y no división en su iglesia.

    En la próxima edición de "El Colaborador" busque el artículo, "Parándose Firme en una Iglesia Desviada"                     Escrito por Daniel Martín

 

 

 

26      LA ADORACION:  LA BASE DE TODO        por David Lott

 

"Toda la tierra te adorará, y cantará a ti; cantarán a tu nombre.  Selah"   - Salmo 66:4

              Queremos ver algunas cosas acerca de la música en la iglesia.  Queremos dar sugerencias e instrucción en algunas áreas que puedan ser usadas para mejorar nuestro entendimiento del propósito de la música en los cultos. 

              Muchas veces cuando pensamos en la adoración, pensamos en las alabanzas que cantamos en nuestras iglesias.  En Salmo 66:4 podemos ver que la adoración y la música son íntimamente relacionadas.  Sin embargo, necesitamos reconocer que va mucho más allá que solamente esto.  La adoración debe ser una parte integra de nuestras vidas.  Colosenses 2:23 dice:  "Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres."

              En muchas "iglesias" hoy día, la gente hace una variedad de cosas bajo el nombre "adoración".  Lo hacen por una variedad de razones también.  Ellos dicen que están adorando a Dios y que se sienten bien al hacerlo.  Sin embargo la "adoración" que encontramos hoy muchas veces está lejos de la adoración bíblica.  La adoración no es algo que eleva al hombre sino que exalta a Dios mismo.  Mateo 15:8-9 dice:  "Este pueblo de labios me honra; mas su corazón está lejos de mí.  Pues en vano me honran, enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres."  Mucho que cae bajo el nombre de la adoración es lo que el hombre ha enseñado al hombre - acciones exteriores - y no viene de ninguna forma de su propio corazón.  La Biblia nos dice que la adoración de aquella persona es vana.

En la otra cara de la moneda, ellos dicen que nuestros cultos son "aburridos" y a la verdad tienen razón muchas veces.  ¿Por qué será eso?  En Efesios 4:11-12 encontramos que Dios ha puesto diferentes posiciones en la iglesia con el fin de "perfeccionar a los santos para la obra del ministerio".  Es cierto que cada creyente tiene un ministerio que Dios quiere que esté desarrollando en su iglesia local.  Pero también es un hecho de que cada creyente tiene el ministerio de  adoración (el acto de reverenciar a Dios con sumo honor, respeto y sumisión).  El nivel de nuestra adoración hacia Dios sólo va a llegar al nivel de nuestra relación personal con El.  Yo creo que aquí encontramos la razón por la cual nuestros cultos son "aburridos" muchas veces - la falta de un caminar cercano con el Señor Jesucristo.

              La adoración debe ser como un objeto de tres dimensiones que tiene:

              a.  La Altura de la Adoración - postrados en el Trono del Rey

              b.  La Profundidad de le Intimidad - sentados en el Sillón del Padre

              c.  La Anchura del Alcance - caminando diariamente en los Caminos del Amigo

              A la verdad necesitamos un entendimiento de la adoración verdadera.  Necesitamos pedir la ayuda de Dios.  El nos ha dado el Espíritu Santo quien nos enseñará todas las cosas (Juan 14:26).  Nosotros debemos ser sensibles a Su dirección en nuestras vidas.  Debemos tener cuidado para no apagar o contristar al Espíritu Santo sino estar tranquilos y quietos ante el Señor.  Recuerde que el Espíritu Santo es como una paloma - fácilmente es espantado por cualquier distracción en nuestras vidas.  Buscamos esa relación de tres dimensiones y permitimos que el Señor nos de un nuevo entendimiento de lo que es la adoración verdadera.

 

 

27           PARANDOSE FIRME EN UNA IGLESIA DESVIADA   por Daniel Martín

 

              Viviendo en un mundo de cambio y transición, vemos los efectos de este fenómeno en nuestras iglesias.  Constantemente se están viendo nuevas corrientes teológicas e iglesias que cambian su posición.  Esto ha provocado problemas en muchas iglesias siendo que hermanos de la iglesia sienten que su rebaño se ha desviado y que ellos deben tratar de corregir el problema. 

He aquí algunas observaciones en cuanto a desacuerdos y conflictos:

1. Siempre habrán desacuerdos.  La Palabra de Dios menciona varias ocasiones en que hubo desacuerdos entre creyentes y aún entre lideres espirituales.  Por esta misma razón, Dios ha dado algunas normas para resolver conflictos dentro de la iglesia tales como las de Mateo 18:15-18.  Esto no significa que Dios aprueba los conflictos en la iglesia.  El diseño de Dios es que la iglesia viva en comunión y unidad.  1 Cor. 1:10; 2 Cor. 13:11; Fil 1:27; 

2. Cada desacuerdo se compone de un tema o problema y varios puntos de vista.   Hechos 15:36-39 describe el conflicto que brotó entre Pablo y Bernabé.  A pesar de su conocimiento y posición, ambos hombres veían a Juan Marcos desde un punto de vista distinto.  Si todos tuviéramos el mismo punto de vista no existirían conflictos.  Sin embargo, no todos vemos las cosas de la misma óptica y esto provoca desacuerdos. Esto implica que yo debo reconocer y considerar el punto de vista de los demás.

3. En cada desacuerdo, Dios conoce los puntos de vista y los corazones.  Ocasionalmente, los que se ven en un conflicto de iglesia sienten que ellos son los únicos que ven el problema.  Debemos recordar que Dios es omnisciente y está al tanto de la situación.  Nosotros no podemos ver el corazón de otros.  Debemos confiar en Dios quien conoce todas las cosas.

La Biblia da algunos puntos que deben gobernar nuestras acciones en un desacuerdo.

1. Recuerde que la iglesia es de Cristo.  Hechos 20:28 enseñe que el pastor es sencillamente un mayordomo que cuida el rebaño de Cristo.  Efesios 5:23 y Col. 1:18  son claros en declarar que Cristo es la cabeza de la iglesia, no algún hombre o comité. 

2. Viva las normas y el espíritu de la Biblia.  Mateo 18:15-18 delinie el proceso correcto de la resolución de conflicto en la iglesia.  I Timoteo 5:19 amplia los requisitos en cuanto a un líder de la iglesia. Sin embargo, cuanto mejor sería adoptar la actitud del Apóstol Pablo visto en Filipenses 1:16.  Pablo sufrió el agravio de algunos que buscaban su daño, dando gracias a Dios, que el evangelio se extendía.

3. Identifique el problema.  ¿Es un problema doctrinal o meramente un punto de opinión?  Si es un punto fundamental de doctrina, sea fiel a la Palabra de Dios.  En Gálatas 2:11 Pablo se opuso a Pedro por un punto doctrinal de importancia.  Sin embargo, si el conflicto gira en torno a un punto de opinión, esté dispuesto a poner  a un lado sus propias opiniones.  Note las instrucciones de Filipenses 2:3-4.

4. Tome una decisión madura y espiritual.   Si usted esta seguro de que la iglesia se ha desviado en un punto doctrinal fundamental y por medio de la oración y los pasos correctos usted no ha visto el cambio necesario, no destruya ese rebaño.  Tampoco es correcto involucrar a personas o iglesias ajenas al problema.  Deje la situación en manos de Dios y eche mano de la gracia de Dios.  Dios le dará la gracia suficiente para poner el conflicto en el pasado y vivir por Él en el presente.  Busque la nueva iglesia local que Dios tiene para usted.  No permita que Satanás gane una batalla más por enfrascarle en el conflicto por el resto de su vida.    Usted estará perjudicando su propia vida espiritual al seguir meditando en los problemas del pasado.  Adopte la actitud del Apóstol Pablo al decir,  "olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extiéndame a los que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios Cristo Jesús." Filipenses 3:13-14

                                                                                                                           

 

 

 

28     LA MUSICA: SU IMPORTANCIA   por David Lott

 

       Hoy en día hay muchos diferentes pensamientos en cuanto a la música en la iglesia.  Unos enseñan que no se debe usar la música instrumental en la adoración al Señor, mientras otros van al otro extremo y por poco se les olvida la predicación de la Palabra de Dios por el énfasis que ponen en la música.  Muchos no ven razón por la cual tener música en la iglesia.  Otros no pueden imaginar un culto sin poder alabarle al Señor a través de la música.  Con tantas opiniones y pensamientos en nuestras iglesias, debemos preguntarnos: ¿Qué tan importante es la música?

       La música es una cosa muy importante para el creyente.  La Biblia habla mucho de la música, tanto instrumental como vocal.  Palabras como música, cantos, salmos, instrumentos musicales, etc. ocurren más de 500 veces en la Palabra de Dios, y hay referencias a la música en alguna forma en 44 de los 66 libros de la Biblia.  A demás de esto, el libro más largo de la Biblia es en realidad un himnario hebreo.  (No se olvide que la Biblia es inspirada por Dios mismo.  Esto quiere decir que Jehová piensa tanto en la música que escribió un himnario.)

       La Biblia también nos enseña que tan importante es la música por lo que dice en cuanto a Dios mismo y la música.  Muchas veces pensamos en Dios como un anciano muy lejos, que es muy serio, siempre enojado, etc.  Es cierto que Dios es santo, merece nuestro respeto y nuestra obediencia.  Pero también hay otro lado de nuestro Padre que no tomamos en cuenta muchas veces.  Veamos lo siguiente en cuanto al Trino Dios y la música:

A.  Dios Padre- "Jehová está en medio de ti, poderoso, él salvará; se gozará sobre ti con     alegría, hallará de amor, se regocijará sobre ti con cánticos." (Sofonías 3:17) Jehová Dios cantará sobre Jerusalén un día.

B.  Dios Hijo- En el aposento alto, el Señor compartió con sus discípulos la Santa Cena de la pascua e inmediatamente después la Biblia dice:  "Y cuando hubieron cantado el himno, salieron al monte de los Olivos."  (Mateo 26:30)   Jesús mismo cantó con sus discípulos.

C.  Dios Espíritu Santo "No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed          llenos del Espíritu, hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos              espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones" (Ef. 5:18-19). Aquí

Aquí encontramos que es como resultado de la llenura del Espíritu Santo en nuestras vidas que tenemos el deseo de cantar y alabar al Señor.

       Si la música es tan importante para Dios mismo, entonces la música debe ser una parte integral de la vida del cristiano. 

       Dios nos ha dado un regalo inmensurable en la música.  Nosotros debemos reconocer que la música en la adoración no es solamente algo bonito; no es solamente la costumbre de nuestra iglesia; sino que es el resultado natural de ser lleno del Espíritu (Ef. 5:18-19) y de permitir que la Palabra de Cristo more en nosotros (Col. 3:16).  La música es un instrumento de alabanza al Señor para cada creyente.  ¡Aprovechemos de este regalo de Dios!

 

 

 

29    LA INTEGRIDAD DE LA IGLESIA      por Daniel Martin

 

              En un día de organizaciones internacionales, conferencias mundiales y movimientos globales, nos incumbe reconocer una vez más la importancia de la iglesia.  En la mente de algunos, la iglesia parece ser un fenómeno del pasado, sin embargo es tan importante hoy como siempre.

              La iglesia es una institución divina.  La iglesia no es una invención humana para el apoyo mutuo de los feligreces ni la maquinación de alguna Jerarquía para controlar su membresía.  La iglesia es de orden divino.  Jesucristo la llama suya y Él es su cabeza.  (Mat. 16:18) Hechos 20:28 reitera que la iglesia es del Señor.

              La iglesia es una institución de contabilidad.  La iglesia tiene la autoridad y la responsabilidad de demandar cuentas de sus miembros.  Si la iglesia no toma su responsabilidad en serio, el mundo la juzgará resultando en un testimonio manchado y almas afectadas.  Mateo 18:15-18; I Cor. 5:1-11; Tito 3:10.

              La iglesia tiene una mayordomía especial.  La iglesia es la columna y baluarte de la verdad.  No es el seminario, el instituto o aún alguna denominación.  Es responsabilidad de cada iglesia ser fiel a la mayordomía que se le ha encomendado.  I Timoteo 3:15.

              La iglesia provee una norma para el mundo. En un mundo confuso y de valores trastornados, la iglesia sirve de norma moral.  Es la iglesia, cada uno de sus miembros que deben de servir como modelo de lo que el hombre debe ser.  Mat. 5:13-16.

              La iglesia enfoca temas transcendentes. Su mensaje no se limita a lo inmediato o a lo terrenal sino que supera lo natural y entra a lo espiritual.  El mensaje de la iglesia trata con la muerte, un propósito de vida, el juicio venidero, el cielo, el infierno, y la eternidad.  No debemos permitir que el enemigo nos derrote con sus mentiras.  El mensaje que proclamamos es "Poder de Dios para salvación a todo aquel que cree." (Romanos 1:16).

              Verdaderamente, tenemos un tesoro por el cual deberíamos dar gracias a Dios.  La iglesia no es una entidad debil y anticuada, es la institución divina establecida y elegida por Dios para llevar acabo su obra en la tierra.  No olvidemos las siguientes palabras, "Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres.  Pues Mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia"  (I Corintios 1:25-29).

 

 

 

30    COMO AYUDAR AL PASTOR

 

              Cada año, cientos de pastores dejan el ministerio y toman otras profesiones porque no pueden soportar las dificultades y desánimos de su llamamiento.  Muchos de los que siguen con su obra tienen estados depresivos graves.  Uno de los factores claves de esta tendencia es que la eficacia del pastor está directamente relacionada con el servicio voluntario y amoroso de los miembros de la iglesia.  Por lo tanto, si somos cristianos debemos preguntarnos qué podemos hacer para ayudar a nuestro pastor a realizar la obra que Dios lo ha encomendado.  He aquí cinco pasos que podemos seguir:

ORAR

              Recuerde al pastor y a su familia en oración.  Cada pastor sincero puede identificarse con el llamamiento de Pablo: "os ruego, hermanos ... que me ayudéis orando por mí" Rom. 15:30.  El pastor y su familia son simples seres humanos como los demás;  tienen los mismos problemas y debilidades; que se unen a las dificultades de un ministro público.  Por eso mismo debiéramos orar personal y específicamente por ellos a diario.

SOMETERSE

              Reconocer al pastor como líder espiritual de la congregación.  Poner en práctica la exhortación de Hebreos 13:17 "Obedeced a vuestros pastores y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta, para que lo hagan con alegría y no quejándose, porque esto no es provechoso."  Es cierto que los pastores no han de actuar como "enseñoreándose de la grey de Dios" (1 Pd. 5:3), ni hay que verles como dictadores infalibles, pero "hay que sujetarse" y cada miembro de la iglesia debe reconocer su posición y su llamamiento.

OCUPARSE EN ALGO

              Escoger una tarea en la iglesia y dedicarle toda la energía.  Pedir al Señor que nos dirija a obedecer de todo corazón las palabras de Pablo: "Todo lo que hagáis, hacedlo de todo corazón como para el Señor" (Col. 3:23).  Si cada miembro de iglesia que tiene capacidad hiciera algo y lo hiciera bien, nuestros pastores gozarían muchísimo más de su trabajo..

SER SINCERO

              Ser sinceros y abiertos con el pastor.  Si su ministerio es eficaz, animarle diciéndole lo que pensamos.  Pero si estamos convencidos de que no está predicando todo el consejo de Dios, comentárselo también.  Si se sabe de alguien a quien está descuidando pastoralmente, decírselo también con espíritu amable y cristiano.  Pero, por favor, no esparzamos disensiones y discordias, comentando éstas con otros.

SER PACIENTE

              Ejercitar paciencia con el pastor.  Recuerda que es un hombre imperfecto trabajando con un grupo de personas imperfectas.  De hecho, tú mismo puedes ser una de sus dificultades.

              En resumen, el pastor no necesita simpatía; necesita apoyo.  Se le puede ayudar orando por él, reconociendo y aceptando su liderazgo, tomando seriamente nuestras responsabilidades y siendo sinceros con él.        Herbert Lugt

 

31    CONSEJOS A LAS MADRES  (y a los padres)

 

1. No consientas malacrianzas en tus niños, porque llegarás a entristecerte. (Prov. 10:1)

2. Dirige a tus hijos en la selección de buenos amigos. (Prov. 13:20, 17:17)

3. Haz que reine entre ellos la alegría y la armonía. (Prov. 17:22)

4. No consientas entre ellos malas conversaciones. (1 Cor. 15:33)

5. Si eres consentidora, llegarás a avergonzarte de tu hijo. (Prov. 29:15, Rom. 1:32)

6. Corrige a tu hijo y te dará descanso y deleite. (Prov. 29:17

7. No olvides que la mayor autoridad se ejerce mediante el buen ejemplo. (Tito 2:7, 2 Cor. 9:2)

8. Haz que sean diligentes desde su más temprana edad. (Prov. 12:24, 1 Tim. 4:13, Prov. 10:4-5)

9. Instrúyele a tiempo para que sea siempre feliz. Prov. 22:6

10. Recuérdales que:  "El  temor al Señor es la sabiduría, y el apartarse del mal la inteligencia." Job 28:28

 

 

 

32            LA MISION DE LA IGLESIA LA IGLESIA NO ES :

 

 * Una arca para salvar a unas pocas personas escogidas.

 * Una balsa para llevar pasajeros cómodos por las orillas del  cielo.

 * Una  compañía  de seguro de vida, sin obligaciones en la policía para los miembros excepto el pago

    de un pequeño premio anual.

 * Un  grupo  social,   acogiendo a ciertas personas y excluyendo a otras de su compañía.

 * Un  club  de  placeres de Domingo para proveer el agradable pasatiempo en el día de descanso.

LA IGLESIA ES:

 * Un bote salvavidas para el rescate de las personas perdidas y almas pereciendo.

 * Una familia, en que se esperan amor y servicio de cada miembro a cada miembro.

 * Una comunidad organizada, con actividades constantes y crecimiento continuo y desarrollo.

 * Una  compañía  de  creyentes  que han encontrado el único Camino de la vida y obediencia al único

     Señor de la vida.

 * Una unión de esos que aman para el provecho de los que sufren.

 * Un  centro  de adoración social, en que la vida espiritual de cada uno es ayudado por la vida  espiritual de su compañero.

 * El  representante  --  el "cuerpo"  --  de  Jesucristo  en  la tierra,  reflejando  su Espíritu y controlado

    por Su voluntad.

 

 

33    ¿PARA QUE IR A LA IGLESIA?

 

              ¿Has hecho tus planes para el domingo?  Estoy convencido que mucha parte de la bendición que recibes el domingo depende de la preparación que haces el sábado.  A no ser que estés enfermo o encarcelado, tus planes para mañana debieran incluir el ir a la iglesia.  Pero quisiera preguntarle algo muy importante: ¿ Por qué vas?  ¿Por deber?  ¿Por hábito?  ¿Solamente porque es domingo?  Tu iglesia local es indudablemente la institución más importante de toda tu comunidad, y es esencial que tengas los motivos más elevados para asistir.

              Quisera poner ante ti siete importantes razones por que debes asistir a la iglesia:

1. PARA ADORAR.  Nos reunimos con el pueblo de Dios el domingo principalmente para llevar nuestra adoración y alabanza a Dios.

2. PARA TENER COMUNION.  Durante la semana nos reunimos con tan pocas personas de la misma preciosa fe que el domingo nos reunimos de todas partes para gozar de la compañía de los santos.

3. PARA RECORDAR.  Nos reunimos para conmemorar la muerte de Cristo, y para celebrar Su resurrección.  Tanto la Cena del Señor como el primer día de la semana traen esto a la mente.

4. PARA APRENDER.  Nos reunimos para ser instruidos para el servicio, consolados en nuestras pruebas, reprendidos por nuestros fallos, y alentados por las promesas de Dios.

5. PARA TESTIFICAR.  Nos reunimos como un cuerpo para cumplir la comisión de nuestro Señor de dar testimonio a aquellos que no conocen a Cristo.

6. PARA ENCONTRARNOS CON JESUS.  Vamos a la iglesia porque allí podemos encontrarnos con el Salvador de una manera especial (Mateo 18:20).  VAMOS A LA IGLESIA PORQUE ES NUESTRO PLACER. ¿Son estas las razones por las que vas a la iglesia? M.R. DeHann

 

 

 

34     PREDICADORES Y PREDICADORES

              La Palabra de Dios se extiende afortunadamente por todo el planeta, cada segundo en algún lugar del mundo, por diferentes medios se está predicando.

              Por ello, aunque no es bueno hacer comparaciones o clasificaciones, por el hecho de que cada día estamos más  involucrados en la tarea de predicación, es bueno meditar en la siguiente clasificación que hace don Cecilio Arastía, en su libro; La Predicación, El Predicador y La Iglesia.

1.    EL PREDICADOR - PALABRA:  Es el que habla, pero no dice.  Obsesionado por la forma se olvida del fondo.  En su preparación usa más el diccionario que la propia Biblia y así elabora un discurso diciendo muchas palabras, sin dejar ningún mensaje.

2.  EL PREDICADOR - TEXTORRAGIA:  Nos ofrece una avalancha de textos bíblicos, sin analizarlos o explicarlos.  Cuando termina, el pueblo sale maravillado de la memoria del predicador y de su “conocimiento” de la Biblia, pero el mensaje no llegó al corazón del oidor.

3.    EL PREDICADOR - ANECDOTA:  Utiliza muchas historias dramáticas o jocosas para ilustrar; a veces arregladas para forzarlas a entrar en el marco del sermón.  Al final el pueblo ha pasado un tiempo grato, ha reído mucho y punto.  Nada pasó.

4.    EL PREDICADOR -CONCEPTO:  Es el predicador de escritorio.  Abstracto y seco, alejado totalmente de la realidad que vive el pueblo.  Cuando predica no ve a los ojos de ellos.  No predica para que le oigan, sino para oírse a sí mismo.  Al terminar la gente dice: ¡Cuanto sabe este hombre!  ¡Qué bueno fuere poderle entender!

5.    EL PREDICADOR - ALMIDON:  Es muy tieso y artificial.  Le gustaría tener un espejo frente a sí cuando predica.  Cambia el tono de su voz en el púlpito.  Ensaya los ademanes.   No le importa el mensaje, sino cómo va a presentarlo.  Si usted le oye repetir un mensaje, puede adivinar los ademanes antes de que lleguen, han sido tan bien ensayados que no fallarán.

6.    EL PREDICADOR - ELECTRONICO:  No confía en el Espíritu Santo, todo lo prepara y calcula cuidadosamente de antemano.  Tiene un equipo bien organizado que prepara desde la propaganda, la luces, el sonido; casi se garantiza el número de “profesiones de fe”.  Nada falla, pero el impacto que deja en el pueblo, no es por el mensaje sino por la correcta organización...

7.     EL PREDICADOR - MASAJISTA:  No predica, lanza “motas de algodón” o sedantes desde el púlpito.  Sus frases e ilustraciones duermen al pueblo, no de aburrimiento, sino de falsa paz.  Más que profeta de Dios, parece redactor de un consultorio sentimental

Entonces, ¿Cuál será el predicador ideal?,  ¿Cómo debe ser?

EL PREDICADOR-PREDICADOR reúne todos los aspectos positivos de las anteriores, es aquel que:

-  Hace un buen uso de la Palabra.

-  Sustenta sus afirmaciones con textos bíblicos.

-  Usa ilustraciones válidas, oportunas, con medida.

-  Usa ademanes elegantes, discretos.

-  Hace una adecuada mezcla de caricia y látigo, según la situación y necesidad de los oyentes.

-   Enlaza correctamente el mensaje del texto bíblico, con sus propias ideas o propósitos.

- Recupera la predicación expositiva, buscando en el texto todos los tesoros que encierra, interpretándolos y aplicándolos.

-  Está al día de los males que aquejan a la raza humana, para llegar con la verdad biblica a su corazón.  Eso se llama apoderarse del territorio enemigo.

     En fin, en nuestros púlpitos en América Latina, hay predicadores y predicadores; hay también una dramática y urgente necesidad de PREDICADORES-PREDICADORES, que “tracen bien la Palabra de Verdad”.   Resumido por Sonia González de Gómez.

 

35           ALCANZANDO EL ALBA

Por lo tanto, el liderazgo empieza con el deseo de lograr, el deseo de levantar la norma, el deseo de alcanzar unas metas.

Para lograr, el líder tiene que poner metas.

Para hacer metas, tiene que hacer decisiones.

Para alcanzar metas, tiene que hacer planos.

Para planear, tiene que analizar.

Para analizar, tiene que implementar.

Para implementar, tiene que organizar.

Para Organizar, tiene que delegar.

Para delegar, tiene que administrar.

Para administrar, tiene que comunicar.

Para comunicar, tiene que motivar.

Para motivar, tiene que compartir.

Para compartir, tiene que tener compasión.

Para cuidar, tiene que creer.

Para creer, tiene que tener metas que inspira creencia y el deseo de lograr.

­ Así, el "proceso de liderazgo”  empieza y termina con metas!     Ted W. Engstrom

 

 

36    CONSEJOS  PARA LOS  QUE  ESTAN  EN  CONFLICTOS

 

              El siervo del Señor sufre muchas veces.  Los problemas en la iglesia, conflictos con los hermanos, presiones familiares, oposición a la obra, y aun a veces persecución de un mundo que no le entiende o peor, le odia., hay toda clase de problemas que sufre el pastor, obrero o cristiano(a).  Estos  con el tiempo llegan a afectar su estado de ánimo.   Por los problemas que padece, el cristiano experimenta el desaliento.   En 1 Pedro capítulo 5 encontramos unos consejos que nos ofrecen ayuda divina para enfrentar el sufrimiento y los problemas. 

              Pedro escribe "a los expatriados de la dispersión"(1:1).  Estos hermanos vivían en una sociedad completamente pagana.  Por su fe en Jesucristo ellos se encontraban en conflicto con su propia cultura,  la cual no toleraba ningún aspecto del relativamente nuevo cristianismo.  Por lo tanto los "cristianos"(Hechos 11:26) eran malentendidos y sumamente perseguidos. Se desanimaban pues día tras día vivían en conflicto con la sociedad que les rodeaba.

              Para los que estamos padeciendo persecuciones de cualquier tipo, Pedro quiere no solamente animarnos sino también ayudarnos con unos consejos para que venzamos en estas situaciones.  Con estos consejos uno puede honrar a Dios y manifestar la gracia de Dios en medio de los problemas y el sufrimiento.

              1 Pedro 5:1-9.  Aquí el énfasis está sobre los pastores que sufren por causa del Evangelio.  Estuvo bien que Pedro les hablara directamente a los pastores porque muchas veces ellos son los que más sufren por Cristo.  Están más al frente, y de alguna forma se identifican más con Cristo, la Iglesia y el Evangelio.  De cualquier manera todos podemos aprovechar de estas enseñanzas como una fuente de instrucción y animo para los que sufren por causa de Su Nombre.

     vss. 1,4   "Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, y testigo de los padecimientos de Cristo, que soy también participante de la gloria que será revelada. ....Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria."

 

CONSEJO 1:   CAMBIE SU PERSPECTIVA

              Muchas veces nosotros como ciudadanos del cielo parecemos de miopía espiritual.  Solamente logramos ver las tribulaciones  y los padecimientos de esta vida terrenal y no alcanzamos ver  la gloria y la recompensa de la vida venidera.

              Pedro escribe que él es “anciano(pastor) también” y por lo tanto él entiende como se sienten ellos.  Pedro les recuerda a los pastores que él vio al Señor cuando sufrió Su pasión  ¡PERO TAMBIÉN  VIO AL CRISTO VIVO RESUCITADO Y GLORIFICADO!   Pedro vio “los padecimientos”  de Cristo en el Monte del Calvario ¡PERO TAMBIÉN LO VIO EN EL MONTE DE LA TRANSFIGURACIÓN EN TODA SU GLORIA, MAJESTAD Y ESPLENDOR!  ¡Todo lo que el Señor Jesús padeció y aguantó no se compara con la gloria y exaltación que recibió después!(Hebreos 12:2)   Pedro entiende a los pastores con todas sus pruebas, problemas y sus padecimientos, pero les dice que NADA DE ESTO puede compararse con la gloria y recompensa que les espera si siguen fieles.   Sí, sufrimos.  Sí, es cierto que hay desánimos y hasta pruebas duras en el ministerio y en la vida cristiana.  PERO es igualmente cierto que hay coronas y una gran recompensa para nosotros.   Hay un hogar celestial  donde el Padre y el Hijo nos van a recibir y nos recompensarán por todo nuestro buen servicio. (Mateo 25:21, 23)

              vs. 2,3   “Apacentad la grey de Dios  que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto;”

CONSEJO  2:    REAFIRME SU DISPOSCION DE SERVIR

              Estos pastores estaban sufriendo problemas y persecuciones, sin embargo Pedro les deja con un imperativo;  “Apacentad la grey de Dios”, que hagan la obra del ministerio.  El Apóstol no niega que hay dificultades pero siempre les manda a que trabajen a pesar de los problemas. El no quiere que den demasiado importancia a los problemas, sino que sigan  adelante con su tarea.

              Hermano, Dios nos encomendó un ministerio SIN promesas de que fuera a ser  fácil y todo color de rosa.   Nunca nos dijo que fuéramos a tener  "éxito"  como algunos lo definen.  ¿Queremos servir o no?  ¿Somos siervos llamados por Dios o no?   Entonces sirvamos y dejemos a un lado la autocompasión. O quizás solo estamos dispuestos a servir cuando es fácil, cuando todo marcha bien y  cuando todos están a favor de nosotros.   

              La verdad es que nadie me obligó a que siguiera a Cristo.  No fue a la fuerza  que le dieron ese ministerio, hermano.   Tal vez debemos reflexionar sobre nuestra disposición  de servir a Dios aun cuando cuesta.   Si servimos "voluntariamente" entonces hagámoslo con "ánimo pronto" a pesar de las dificultades.

               vs. 6,7  "Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros."

CONSEJO 3:   CONFIE EN LA MANO SOBERANA DE DIOS

              Le persiguen los compañeros por ser cristiano.  Le molestan por ser un "aleluya". O tal vez en la iglesia no le entienden ni comprenden.  ¡Aguántese!  Sí, ¡Aguántese!  ¿No le ayuda mucho decirle esto?   ¿Y si le digo? que  Dios le ama y que El es TODOPODEROSO para arreglar este problema o cualquier otro,  sin embargo este Dios de amor y poder está permitiendo tal dificultad por alguna razón y  “cuando fuere tiempo” todo cambiará.   Mientras tanto, hermano(a), descanse en el Señor. Confíe en “la poderosa mano de Dios”.   El Soberano “tiene cuidado de vosotros."  Dios tiene control de esta situación y de cada circunstancia de su vida.

              vs. 9  "...al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo."

CONSEJO 4:      TOME ANIMO EN EL HECHO QUE TENEMOS UNA LUCHA COMUN

              No le apoyan en su vida cristiana. Ud. tiene problemas en su ministerio.  Le está costando con esa congregación.  ¡Bienvenido al club! Bienvenido al gremio de los sufridos en Cristo.  Somos muchos y lo que nos toca a todos es seguir adelante.

 

              Por alguna razón encontramos consuelo y ánimo en el hecho que hay muchos otros hijos de Dios alrededor del mundo que están atravesando las mismas  tribulaciones y dificultades que nosotros.  Amigo (a), Ud. no es el único.   Hay muchos más hermanos en todo el mundo que actualmente vivan los mismos padecimientos y que enfrentan las mismas situaciones difíciles que Ud.   Hermano, ellos están siguiendo adelante.  Ud. y Yo podemos seguir adelante también.

              Igual que los primeros cristianos, nosotros enfrentamos oposición y conflictos en nuestra vida cristiana y en todo ministerio que pretendemos realizar.  Hermano, si padece por querer seguir a Cristo, si está pasando una situación difícil en su ministerio no se desanime.  Tome estos consejos del Apóstol Pedro.  Piense en las promesas de Dios.  “Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros.”  (4:14)

 

 

 

37      ¿QUIERE USTED QUE PROGRESE SU IGLESIA?

 

1. Recuerde que el domingo es el día del Señor y que todas las horas de ese día no son nuestras.  La iglesia que no guarda el domingo no prospera.

2. Evite el chisme y la crítica insana.  Recuerde que para que haya un chisme, tiene que haber, por lo menos, dos personas: una que cuente y otra que oiga; y ambas son culpables.

3. Sea entusiasta por las cosas de su iglesia como lo es por sus negocios.

4. Dé sus diezmos y cumpla sus promesas a la iglesia y recuerde que el dinero mejor empleado es aquel que dedicamos a la obra santa del evangelio.

5. Recuerde que sus hijos necesitan más el pan espiritual, y procure que ellos vean su ejemplo y crezcan dentro de su iglesia.

6. Dé siempre la bienvenida a los desconocidos que asistan a los cultos, pero no olvide saludar a los amigos.

7. Nómbrese usted mismo en comisión especial para visitar a los enfermos para consolar a los tristes, y para enseñar a los que no saben: no aguarde el nombramiento del pastor, ya que lo tiene de Dios mismo.

8. No se detenga a mirar cuán poco puede hacer, sino más bien a considerar cuánto más puede realizar para el progreso de su congregación. No olvide usted que no es responsable por los talentos que no le han sido dados, sino que su gran responsabilidad es por el cultivo y fruto de los que le han sido entregados.

9. Sostenga y propague el periódico y la literatura de su iglesia, y colabore con él, recordando que éstos van a muchos lugares apartados hasta donde no puede llegar un predicador, y que el mensaje, convertirá almas que de otra manera hubieran perecido.

10. Sea fiel a su hogar; recuerde que es la única manera de tener hijos sanos, morales, útiles y felices.

 

 

 

38    EL TRABAJO  DE LA VISITACION POR QUÉ DEBEMOS VISITAR Y GANAR ALMAS.

  1. Porque Dios nos lo ha mandado - Marcos, 16:15; Lucas 24:46-48; Juan 1:41

  2. Porque es la única forma en que Dios gana los hombres-- Juan l:4 Hechos 5:42, 8:4,  Juan 4:28-29.

  3. Porque así es como se sirve a Dios y trae honra para Cristo.   

  4. Porque alguien se irá al infierno si no lo ganamos - Santiago. 5:20

  5. Porque esto produce grande gozo en tú  alma.

  6. Porque el que gana almas es sabio -- Proverbios 11:30

POR QUÉ ES  RECOMENDABLE  UNA  VISITACION "ORGANIZADA"

  1. Porque garantiza visitas cada semana.

  2. Porque da oportunidad a enlistar nuevos trabajadores para la visitación.

  3. Porque puede animar y estimular unos a otros.

  4. Porque es una manera efectiva de guardar registros.

  5. Porque presentará un reto a  otras Iglesias.

POR QUÉ  GENERALMENTE  NO HAY QUIENES PROMUEVAN  LA VISITACION

  1. Por miedo de entrar a las casas; de equivocarse; de ser criticados.

  2. Por indiferencia acerca de las almas perdidas; negligencia o la pereza. .

COMO  EL  DIABLO  PROCURA QUITARTE IR  A VISITAR

   1. Te dice que estás cansado, muy ocupado, o ignorante.

   2. Te convencerá de que nada sirve visitar.

   3. Te dirá que si vas, te INSULTARAN. MALDECIRAN, te CORRERAN.

   4. O te trae visitas a tu casa, para que no puedas ir a visitar.

LA  MANERA  EN  QUE  PUEDES   VENCER   ESTAS   TENTACIONES DE SATANAS          

   1. Acuérdate que DIOS QUIERES QUE VAYAS.

2. Acuérdate que DIOS te bendecirá si vas.

   3. Acuérdate  que  el  ESPIRITU DE DIOS es el que hace convicción al pecador, y no tú.   Zac. 4:6

   4. Acuérdate que alguna alma perecerá en su pecado si tu no vas.

   5. Acuérdate que Dios es el que es primero en tu vida.

COMO PUEDES COMENZAR A VISITAR POR TU SEÑOR.

    1. Piensa en la visitación durante la semana.

    2. Ora durante la semana que Dios te ayude para que puedas ir.

    3. Practica durante la semana el procedimiento que usarás para hablarles de Cristo.  Memoriza los textos más importantes.

    4. Anima a otras a que visiten  (esto te ayudará a ser más cumplido).

    5. Ora mucho para que Dios te de una verdadera compasión por los perdidos.

LO QUE NO DEBEIS HACER CUANDO VAS A VISITAR.

    1. No te creas superior al inconverso  (creyéndote que eres mejor que él.)

    2. Háblale dentro de tu alcance (usa expresiones y terminología sencilla).

    3. No te constituyas;  ni juez, ni teólogo (discutiendo vicios, doctrinas, detalles, etc.).

    4. Bajo ninguna circunstancia te pongas a averiguar.

    5. No lo pongas alerta y en la defensiva (has que vayan de acuerdo, ganándote la confianza, y así lograrás que te oiga las verdades de la Biblia).

    6. No hables demasiado fuerte o aprisa  (como si fueras un vendedor neófito)

    7. No suenes la puerta como si la quisieras tumbar, ni tampoco tan quedito  como con ganas de que no oigan el llamado.

    8. Consérvate en un solo tema (no necesitas enseñarle toda la Biblia en un momento...esto no hará mas que confundirlo).

    9. No te pongas a freír el pez antes de pescarlo (es decir, tratar de bautizarlo o hacerlo miembro de la Iglesia antes de convertirse).

  10. No acaricies su conciencia diciéndole que es una buena persona.

  11. No hagas una oración demasiada larga cuando estás invitándole.  Si quieres aceptar a Cristo y le pides que ore, dile tú lo que diga, haciéndole fijar en las palabras sencillas pero esenciales para obtener el perdón de Dios.

   12. No te recargues o estés encima del que estás procurando ganar.

   13. No seas culpable de mal aliento o falta de limpieza personal.

   14. No necesitas presentarle denominación (el hará lo que le indiques, si le has ganado para Cristo).

   15. No te escandalices si se excita o se da por ofendido.

   16. No tengas temor de hablarle de Cristo porque creas que se va asustar con el Evangelio y ya nunca mas va querer oír.  Puedes hacer que una persona, porque le hablas de Cristo, se aparte mas del Evangelio que lo que ya está?   Será posible que el Espíritu Santo nos impide de hacer aquello que Cristo nos mandó que hiciéramos?

BUENOS   PUNTOS   DE   CONSIDERACION   PARA   LOS GANADORES DE ALMAS.

     1. Es preferible llevar un pequeño Nuevo Testamento en el bolsillo o bolsa

     2. Vayan de dos en dos - Para entrenar a otro; o para que evite interrupciones interceptándolas.

     3. Siempre orar antes de ir - (que Dios prepare y haga convicción en los corazones)

     4. Vaya con fe, CREYENDO - (que Dios ha preparado a quienes va).

     5. Sea muy consciente - (siempre pregunta ese: ¿Entendería bien?  ¿De veras es salvo?)

     6. Procure siempre saber el nombre de las personas que va a visitar si es posible.

     7. Solo uno hable - evite confusiones (el otro oiga, ore, aprenda).

     8. Dígale quien es y cual es su propósito.

     9. Procure que le den el paso para entrar a la casa.

   10. Procure anotar algo de la casa - niños, muebles, retratos, etc.

   11. Llegue pronto al tema - no gastes media  hora en hablar del tiempo.

   12. Procure no hablar con varias personas a la vez, con una sola es mejor.

   13. Confíe en el Espíritu de Dios que le revele la verdadera condición espiritual de la persona.

   14. Marque su Biblia para evitar dilación ó titubeo.

   15. Deje que lea las Escrituras con usted - arrímese a él e indíquele con su debo lo que vaya leyendo.

   16. Pídale que se arrodille y clame al Señor por el perdón.

   17. Enséñele de la seguridad de su alma - con 1 Juan 5:10-13.

   18. Llévele al servicio el Domingo - Ofrézcase ir por el ese Domingo.

   19. Siéntese con é1 en el culto y anímele a confesar a Cristo si ha aceptado a El como su Salvador.

   20. Al estarle invitando,  si se rehúsa venir, no se impaciente - deje la puerta abierta para otras visitas en el futuro.

 

 

 

39      LAS DIEZ PERSONAS MAS BUSCADAS

 1.  La persona que tiene una sonrisa agradable y sincera.

 2.   La persona que puede ver sus propios errores antes que los errores de los demás.

 3.   La persona que da su dinero, tiempo y talento sin interés en la recompensa.

 4.  La persona que se entrega totalmente a  un  proyecto  y  después da el crédito del éxito a sus colaboradores.

 5. La    persona   que   está   dispuesta   a   decir:    "Me   equivoqué,  discúlpame".

 6.   La persona que puede hacer frente a la tentación y decir, "No".

 7. La persona que prefiere traer a sus hijos a la iglesia en vez de mandarlos.

 8. La persona que pone la obra de Dios antes de cualquier otro trabajo.

 9. La persona que prefiere poner el ejemplo antes que hablar de él.

10. La persona que prefiere ayudar antes que ser ayudado.

 

 

 

40    MENSAJE DEL NIÑO

Dices que soy el futuro...

              ¡No malogres mi presente!

Dices que soy la esperanza de la paz...

              ¡No me induzcas a la guerra!

Dices que soy la promesa del bien...

              ¡No me confíes al mal!

Dices que soy la luz de tus ojos...

              ¡No me abandones a las tinieblas!

No espero solamente tu pan...

              ¡Dame tu luz y tu entendimiento!

No deseo sólo la fiesta de tu cariño...

              ¡Te suplico amor con que me eduques!

No te pido solamente juguetes...

              ¡Te pido sanos consejos y palabras buenas!

No soy simple adorno en tu camino...

              ¡Soy alguien que llama a tu puerta en

                                          nombre de Dios!

Enséñame el trabajo y la humildad...

              ¡el sacrificio y el perdón!

Compadécete de mi y oriéntame...

              ¡Para que sea bueno y justo!

Corrígeme mientras es tiempo . . . Ayúdame hoy,

              ¡Para que mañana no te haga llorar!

 

“Instruye al niño en su camino,  Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.”  Prov. 22:6

 

41     LA RESPONSABILIDAD DE LA IGLESIA HACIA EL INDIVIDUO

Por Eugene L. Stowe

 

     Elton Trueblood dijo, "la iglesia existe para los hombres y no los hombres para la iglesia". El cuerpo de Cristo traiciona su verdadera na­turaleza y propósito si se convierte en una institución impersonal, una burocracia eclesiástica in­teresada en perpetuar sus intereses propios.

     La iglesia debe estar orientada hacia el individuo. Cristo, la Cabeza de la iglesia, ministró a las multitudes, pero nunca perdió de vista las necesidades de los individuos. A cada uno de los apóstoles les concedió atención personal. Sin embargo, también, laicos como Zaqueo, el joven rico y la mujer samaritana recibieron su singular atención. Aunque en nuestras congregaciones se cuentan por centenares y miles, ningún individuo debe perderse entre la multitud. Un sistema eficiente de comunicación interna debe garantizarnos que:  a cada visitante se le reciba cordialmente, se le inscriba y se le dé a oportunidad de señalar las áreas de necesidad en las cuales puede ministrar la iglesia.       Se estimule a cada miembro a comunicar sus problemas personales al pastor o a los santos de la iglesia, quienes le darán atención inmediata.

      Cuanto más grande sea la iglesia, esta verdad será más importante. Por tanto, la iglesia debe ministrar a la vida espiritual del individuo mediante la adoración colectiva. Debemos presentarnos a Dios individualmente. Sin embargo todos tenemos el mismo sentido de compulsión interna, que los cristianos siempre han tenido, a compañerismo con otros creyentes en la adoración publica. Emil Brunner declara que la principal característica y a la vez propósito de la iglesia consiste en reunirse para la adoración a Dios. El ministerio de la música, la oración, la lectura de la Biblia, la ofrenda y la predicación deben contribuir a esta experiencia de adoración. Lo que suceda en el salón de clases de la escuela dominical mientras se estudia la Palabra de Dios, ofrecerá a cada estudiante una confrontación personal con Dios. La enseñanza que descuida esta verdad, no puede ser efectiva.

     Finalmente, la iglesia tiene la responsabilidad de buscar la oportunidad de servir al individuo. La adoración no es un fin en si misma. Es un medio para el servicio a Cristo. Efesios 4:11-12 presenta el papel de los "pastores y maestros, “a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio”. La iglesia no cumple su ministerio si sólo reúne a los santos para la adoración y no los envía a servir. Una cuidadosa lectura del Nuevo Testamento nos mostrará que por cada referencia a la adoración se incluyen muchas exhortaciones al servicio. Ninguna de las dos es selectiva, sino necesaria. La adoración provee la inspiración básica y capacita para servir

     La iglesia tiene la importante responsabilidad de ayudar al individuo a identificar sus dones es­pirituales. Se insta a los cristianos a cultivar el fruto del Espíritu que se presenta en Galatas 5:22. Las iglesias de santidad tradicionalmente han insistido en esta vital verdad. El crecimiento en la gracia es un imperativo. Pero con demasiada frecuencia hemos descuidado el desarrollo de los dones del Espíritu. La enseñanza de la Biblia acerca de los dones es mucho más extensa que la de los frutos: Romanos 12:4-8, 1 Corintios 12:4-11 y Efesios 4:11-13. De estos pasajes aprendemos que todos los dones se conceden de acuerdo con la soberana sabiduría de Dios y que no deben buscarse.  Los dones se conceden para servir y no para disfrutarlos egoístamente.A cada creyente se le ha concedido uno o más dones.

     Muchos cristianos han laborado bajo la impresión de que sólo quienes tienen dones para ministrar públicamente (prcdicación, enseñanza, música, etc.) pueden servir a Dios de manera que valga. La pena, lo cual está muy lejos de esa verdad. Ya es tiempo de que La iglesia deseche este mito y ayude al individuo a encontrar y emplear los dones más personales, pero igualmente valiosos.

 

 

 

42    ¿POR QUE DEBO COMPARTIR LA PALABRA?

¿Por qué debo leer y compartir la Biblia? Existen muchas razones por las que se debe leer la Biblia todos los días, mencionamos aquí algunas:

1.     Su Palabra es viva y da vida.  Hechos 4:12  Salmo 119:107 154

2.     Su Palabra tiene poder.  Jeremias 23:29

8.     Su Palabra dirige.  Salmo 119:105

4.     Su Palabra limpia.   Salmo 119:9 Juan 15:3

5,      Su Palabra sana y salva. Salmo 107:20

6      Su Palabra permanece fiel.  Salmo 119:89

7      Su Palabra es dulce. Salmo 119:103

8.     Su Palabra da Sabiduría. Salmo 119:104

9.     Su Palabra cuida y defiende. Salmo 119:109

10     Su Palabra nos sostiene. Salmo 119:116

11     Su Palabra as verdad. Salmo 119:160

12     Su Palabra es gozo. Salmo 119:162

13.    Su Palabra trae paz.  Salmo 119:165

14.    Su Palabra trae alivio.  Salmo 119:143

15.    Su Palabra es alimento.  Mateo 4:4

16     Su Palabra satisface. Salmo 107:9

17.    Su Palabra alumbra. Salmo 119:130

18.    Su Palabra as pura. Salmo 119:140

 

 

 

43           DIEZ MANDAMIENTOS PARA LOS CASADOS

Para los Maridos:

1.  Recordaras que tu esposa es co-heredera juntamente contigo, no tu propiedad.

2.   No esperes que tu esposa haga el trabajo de esposa y de proveedora de ingresos al mismo tiempo.

3.   No pienses que tus intereses no son intereses de tu esposa.

4.   Retendrás el amor para con tu esposa por los mismos medios que conseguiste.

5.   Tu primer responsabilidad será construir tu hogar.

8.   Cooperarás con tu esposa para establecer la disciplina familiar.

7.     Siempre entrarás en tu casa de buen humor.

8.    No permitirás que nadie critique a tu esposa delante de ti sin que lo reclames; ni tu padre, ni tu madre, ni tus hermanos, ni tus hermanas,  persona alguna que sea tu pariente.

9.    No darás por hecho las virtudes de tu esposa.

10.  Recuerda tu hogar para mantenerlo santo.

 

Para las esposas:

1.  Honrarás tu feminidad para que siempre perdure en el hogar que tu marido provea para ti.

2.  No esperes que tu esposo te de al principio de tu vida matrimonial los lujos que tu padre te proveyó después de muchos años de arduo trabajo y economías.

3.   No olvides las virtudes del buen humor, pues de cierto que el hombre dará todo lo que tiene por la sonrisa de una mujer.

4.   No serás regañona ni quejista.

5.   Consentirás a tú marido, porque de cierto que a todo hombre le encanta ser mimado.

6.   No te olvides de las virtudes de la limpieza y del cuidadoso arreglo personal.

7.   Recordarás que la aprobación sincera de tu marido es mas valiosa para ti que todas las miradas lisonjeras de extraños.

8..  No dejes que nadie te convenza que tu vida es demasiado difícil, ni tu madre, ni tu hermana, ni tu tía soltera, ni pariente alguna, porque el juez no tendrá. por inocente a aquella que acepte desprecios hacia su marido.

9.    Guardarás tu hogar con toda diligencia, porque de ella dependerá el gozo de tu vejez.

10.   Encomienda tus caminos al Señor tu Dios, y tus hijos se levantaran y te llamarán bienaventurada.

 

 

 

44           ¡COMO MEDIR SU IGLESIA!

     Leí el otro día algo; que me hizo sentirme entusiasmado, que casi derramé mí café en el periódico.   Salté y grité  "¡Amén"!. El escritor contestaba la pregunta de una lectora, “¿qué es la prueba real de una iglesia exitosa?” 

    Usando una ilustración en su contestación, el Dr. Crane declaró:   "Si las hojas de la papa crecen frondosamente hasta que están de seis pies cuando las levantan,  probablemente harían papas no más grandes que bolinhos de mármol. La prueba real de una planta de papas es el tamaño y número de raíces abajo de la superficie de la tierra.

    La planta de la papa que produce mejor, crece apenas dos pies.

    No es una planta lujosa , exuberante, ni produce flores ostentosas.

    Igualmente la prueba de una iglesia no es su vista exterior,  adornado con ventanas de vidrio y un edificio que vale un  millón de dólares.   Ni su coro con vestimentas de lujo y sillas para los miembros con colchones suaves.

     En cambio ver cuantos nuevos convertidos (no transferencias de otras iglesias) se han agregado cada año por los miles de dólares que gastaron.

    Esas son las evidencias del trabajo y éxito de una iglesia viril.

     Muchos de ustedes pues que visten elegante de la mañana del domingo deben de recordar que la iglesia era originalmente un grupo de obreros humildes en lugar de una organización de la gente de oficina.

     Y si el edificio de su iglesia costó más  de  $100,000,  usted debe examinar  las 'papas.'   Es más probable que ésta está haciendo poco, para ganar nuevos convertidos y enviar mas misioneros.

Lee Roberson

 

 

45    ¿QUE OPINA USTED DEL DINERO?

          Es indudable que las cosas materiales son parte importante de la vida. Sin embargo nuestra escala de valores debe ser correcta. El dinero es un medio convencional que no tiene ningún valor en sí, pero que nos sirve para comprar cosas y para otros fines. Somos nosotros los seres humanos, quienes maneja­mos a las cosas, y no es a la inversa.  La opi­nión que usted tenga del dinero se reflejará en la forma en que usted lo emplee y en deci­dir si usted lo posee o el dinero lo posee a usted. A fin de que usted adopte la filosofía co­rrecta con respecto al dinero, le invito a considerar los cinco siguientes postulados:

LO MATERIAL ES BUENO (Véase Génesis capítulo 1)

          La Biblia dice: "En el principio creó Dios . ." Nadie lo obligaba a crear. El, por su propia voluntad, determinó hacerlo, el propósito fue de El.

           Todo lo que existe, él lo creó con el poder de su palabra. Lo hizo todo bueno: “Y vio Dios que era bueno.” La creación es hermosa, maravillosa y útil. Es importante que enten­damos que lo que hay, - lo que existe en lo material - es bueno.

EL HOMBRE ES RESPONSABLE DE CUIDAR DEL MUNDO

          Lo último que Dios creo, esto es, la corona de la creación, fue el hombre y la mujer. El los hizo diferentes de los demás seres vivien­tes. Los hizo a su imagen.  Los hizo para tener compañerismo con ellos. Los puso en medio de toda su creación para que sojuzgaran y cuidaran del mundo.

          El hombre y la mujer son una parte especial de la creación y son también responsables ante Dios.  El le dio al hombre la comisión de cuidar su creación - todo lo que hay - todo lo material. El hizo al hombre y la mujer sus mayordomos.

           Es la intención de Dios que el hombre utilice toda la creación, que la use para su bien, que coma del fruto de la tierra y de los animales: que cultive la tierra, que se beneficie de lo material, según el plan de Dios; pero que no abuse de ello, sino que lo utilice todo correctamente de acuerdo con su  plan.

           Es interesante ver que al fin del día, Dios volvió para ver si el hombre había sido responsable – para ver cómo se había portado con lo que él le había hecho.  El hombre es responsable ante Dios por todo lo que hay – todo lo material – en el mundo, y por el mundo también.  Algún día tendremos que responder delante de él por la manera en que nos relacionamos con su mundo material y cómo lo utilizamos.  La Biblia dice: “Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel” 1 Corintios 4:2

ALGUNAS IDEAS EQUIVOCADAS SOBRE LO MATERIAL

A través de la historia del cristianismo, mu­chos han tratado de imponer ciertas ideas que son realmente anticristianas.  Algunas de ellas han logrado incursionar en el cristianismo.

1. Lo material está en contra de Dios. Esta idea viene del mal entendimiento de la pala­bra “mundo”.  Jesús dijo que el mundo estaba en contra de él.  Por eso algunos piensan que el mundo físico es malo. Pero Jesús se estaba refiriendo al hombre pecador, no a lo mate­rial.

2.  La materia es mala. Esta es la idea gnóstica. El gnóstico no podía aceptar que el plan de Dios para el hombre fuera el cuidar de lo material.  Para él, la salvación del hombre consistía en estar separada del mundo. Hoy día, esta idea aparece en la forma de querer lo material de lo espiritual.  Por ejemplo, no querer que el pastor hable acerca del dinero en la iglesia.

3. Lo material no tiene valor.  Esta es la idea hindú o budista.  Estos no niegan la reali­dad de lo material. Simplemente dicen que lo material no es importante para el hombre. Al­gunos creyentes piensan que esto es bueno, pero están equivocados. Lo material sí tiene importancia en la vida del creyente.   Este es el plan de Dios.   Dios lo hace responsable de su creación y de usarla correctamente.

4.  Lo material es “lo real”  - o lo más importante para el hombre. Esta idea la vemos en dos ideologías de nuestros días -. el comu­nismo dice que lo material es lo mas impor­tante para el hombre. Aunque el capitalismo no lo dice, a veces lo muestra por su obsesión hacía las cosas materiales (materialismo) como si ellas fueran lo mas importante en el mundo.

El DINERO ES FRUTO DE  NUESTRA LABOR

     El dinero representa nuestro tiempo y nuestra vida. Cuando lo usamos mal, estamos malgastando nuestra propia vida.  Debemos invertir nuestra vida de tal manera que estemos ocupados en algo beneficioso, en algo que utilice nuestros talentos y produzca mayor remuneración.  Debemos rendir al máximo con lo que Dios nos ha dado. Véase esta verdad ilustrada en la parábola .de los talen­tos, - la cual se encuentra en Mateo 25:14-30.

     A la vez, debemos vivir nuestra vida de tal manera que no gastemos más de lo que ganamos.  Como hijos de Dios, es nuestro deber vivir en armonía con su plan, de tal manera que gastemos menos de lo que ganamos.  Este es un asunto de disciplina.  Debemos escuchar la voz de Dios en nuestras vidas, y no la voz del diablo quien siempre está diciendo:  “Tu mereces lo mejor.  Mira todo lo que tu vecino y tu amigo tienen.  ¿No eres tan bueno como ellos?  Tú debes tenerlo también.  ¡Cómpralo!  Después lo pagas.

     Como cristianos, es también nuestro deber el proveer para nuestra familia.  Debemos apartar algo para que cuando haya una emergencia podamos suplir nuestras necesidades.  Es nuestro deber hacer esto, ser responsables por lo nuestro, y no dejarlo a la buena suerte.

CRISTO DEMANDA TODO LO NUESTRO.  EL DIEZMO ES SOLO UN COMIENZO.

     Nunca le podremos pagar a Dios lo que él ha hecho por nosotros.  Cristo dio todo lo que tenía por nosotros.  Murió en la cruz por nosotros para que tengamos vida eterna.

     Cristo demanda de nosotros todo lo que somos y todo lo que tenemos.  Si no estamos dispuestos a entregárselo todo, no podemos ser de él.  En el Nuevo Testamento, cuando Cristo habla de nuestra salvación, habla en estos términos:  (Lucas 18:1-7), el buen samaritano (Lucas 10:25-37) y el joven rico (Marcos 10:17-22).

              La pregunta no es, “¿Cuánto tengo que dar?”, sino “¿Cuánto pertenece al Señor?”  Todos reconocemos lo que él dio por nosotros.  El se dio completamente, y por más que nosotros demos nunca podremos igualar su dádiva por nosotros.  El diezmo es lo mínimo que el cristiano debe dar a su Señor.  Fue un requisito bajo la ley del Antiguo Testamento. Una persona bajo la Gracia no debe dar menos.

              El creyente debe traer su diezmo cada semana, cada quincena, o cada mes – según reciba sus ingresos.  El diezmo debe ser apartado antes de pensar en cómo se va a utilizar lo demás.  Los primeros frutos pertenecen al Señor.  El dará su bendición al creyente fiel.

           Como cristiano, usted debe opinar respecto del dinero según la enseñanza de la Biblia.  Muchisímos errores de la vida se cometen por tener conceptos distorsionados acerca del dinero.  No lo olvide:  el dinero es sólo un medio; usted mismo es un fin.  Y nuestra vida toda debe ser una ofrenda inteligente, voluntaria y gozosa presentada en adoración delante del Señor.  ¿Qué opina usted del dinero?      Autor desconocido

 

 

 

46     MAESTROS DE ESCUELA DOMINICAL       por Martha Z. de Torres

     Tal parece que no se ha considera­do a fondo la importancia del maestro de escuela dominical,  olvidándonos fácilmente de que el ser­vicio de la enseñanza dentro de la iglesia constituye, al igual que otros ministerios, un llamamiento de Dios (Efesios 4:11-12).

     En la iglesia el niño tiene su futuro en las manos del maestro. Los maestros deben ser evangelistas que enseñan bien la Palabra de Dios. El maestro ins­truye y educa. Educar es desarrollar de una manera gradual y progresiva todas las facultades del alumno.

     La palabra instrucción se refiere a la transmisión de conocimientos, por tanto, se instruye cuando se enseña.

     Qué responsabilidad tan grande tiene el maestro, pero, me refiero al maestro cristiano de la escuela dominical. La enseñanza es bíblica (Deutero­nomio 31:12).

    Sin discusión, el libro de texto del maestro es la Biblia.

    Son muchos los métodos didácticos que pueden usarse. Usted, maestro de la escuela dominical, bien a sus alumnos, conociéndose a sí mismo también; por lo que es muy importante ajustarse a varios métodos de enseñanza para no cometer el error de usar un solo méto­do toda la vida.

Es muy importante el método que el maestro va a usar.   Todo método debe ser de interés y sencillo.

La escuela dominical tiene el pro­pósito de alcanzar, enseñar y ganar almas para el Señor Jesucristo.

En la primera escuela dominical se le ordenó a Josué que la estableciera:

"Harás congregar al pueblo" (Deutero­nomio 31:12).

La función  de enseñar es primero que predicar (Mateo 28:20). Enseñar es sembrar, predicar es recoger la cosecha. La enseñanza es un don (Efesios 4:11).

¿Cómo debe ser el maestro de la escuela dominical?

Se recomienda no comprometer a una persona para maestro de la escuela dominical, sólo por simpatía. El maes­tro debe ser:

·     Un discípulo de Cristo.

·     Consciente que se adquiero un com­promiso con Dios.

·     Experiencia personal de su salva­ción y santificación.

·     Persona que se goza en leer la Biblia, orar, invertir tiempo, dinero, esfuerzo y vida.

·     Amar y orar por cada alumno.

·     Ser paciente, amable, activo, entu­siasta y creativo.

·     Guiar, alimentar espiritualmente y proteger al alumno.

El maestro no debe concretarse a comunicar una enseñanza dominical. Debe poner de su propia iniciativa, con ilustraciones, medios objetivos o visuales.

El maestro que visita hace alumnos que visitan y permanecen en la iglesia.

METODOS DE ENSEÑANZA DEL SEÑOR JESUCRISTO

Los métodos fueron naturales, según la ocasión y la necesidad.

METODOS OBJETIVAS

Ejemplos: Un niño Mateo 18:1-4,  Lavando los pies Juan 13:A-15, La moneda, la higuera, etc.

METODO DE DRAMA

Ejemplos:  El bautismo, Cena del Señor, limpia del templo, entrada triunfal en Jerusa­lén, etc.

METODO DE HISTORIAS

Ejemplos: Este método lo usó mucho en las parábolas.  Es muy efectivo éste método por­que:

·     Se conquista la atención.

·     Da la idea do lo que se va a hablar.

·     El alumno saca su propia conclu­sión.

METODO DISCURSO

Ejemplo:  ¿Vosotros, quién decís que soy yo? (Mateo 16:13-15)

METODO DE DISCUSIONES

Ejemplos: La Samaritana, Nicodemo.

El Señor Jesucristo, Maestro de maestros, dominó todos los métodos. Fue y es más grande, único y todopo­deroso, que todos los métodos juntos.

METODO DE DISCURSO

El maestro habla, el alumno escu­cha.

Es un método, muy usado porque no se conoce otro.

Este método, para ser efectivo, debe usarse con los siguientes auxiliares:

Con preguntas, ayudas visuales, discusión.

Se recomienda, NUNCA leer la lec­ción mientras enseña. ¿Por qué? Por­que es muy cansado escuchar al maes­tro, toda la hora leyendo. Se pierde la comunicación visual y arrulla a sus alumnos, con lo que se pierde un tiem­po precioso de enseñanza bíblica.

¿CUAL ES EL PORCENTAJE DE ENSEÑANZA QUE EL ALUMNO ADQUIERE SEGUN EL METODO QUE USA.

Lecciones objetivas                                                               50%

Método de discurso                                                               10%

Mesa redonda, discusión                                                        80%

Cuando el alumno participa y escribe                                    90%

Cuando el alumno participa, escribe, oye y ve        100%

Preguntas y respuestas                                                          80%

Dinámica do grupos                                                               90%

Dramas                                                                                95%

Franelógrafo                                                                         95%

Es muy conveniente usar la creati­vidad en la proparaci6n del material que va a usar en relación con el tema de su lección.

      Maestro, usted que enseña, cincele en la mente y corazón del alumno el error o la verdad.Enseñarnos la Biblia, por tanto, debemos ser fieles estudiantes de ella. Tenemos al Maestro infalible.  El Espí­ritu Santo os guiará acertadamente. a la verdadera enseñanza.

 

 

 

47    ESCUELA BIBLICA VACACIONAL  ¿PARA QUE SIRVE?

 

              “Para qué sirve?”  Una buena pregunta.  Algunos maestros se han hecho esta pregunta sobre la escuela bíblica vacacional.  ¿Para qué sirve? . . . especialmente si la Escuela del año pasado estuvo pésima y caóticamente organizada, si los colaboradores no estaban capacitados o se sintieron frustrados, si no se realizó ningún trabajo subsecuente y si de todo el trabajo realizado y el dinero invertido no resultó ninguna ganancia o valor duradero.  Los maestros quizá dirán que no sirve; sin embargo, veámosla más de cerca.

              La Escuela puede rejuvenecer todo el personal docente de la iglesia, así como también ofrecer a los nuevos creyentes un entrenamiento práctico de servicio.  En muchas iglesias la Escuela actúa como taller para un programa extensivo de entrenamiento que alista a numerosos nuevos maestros y ayudantes.

              Con frecuencia las personas se sienten incapaces de enseñar y no quieren ser maestros de escuela dominical.  Sin embargo, cuando se les ofrece un entrenamiento paso a paso en cuanto a los métodos de enseñanza y procedimientos de la Escuela, se dan cuenta de su sencillez.  Cuando su confianza se fortalece, están dispuestos a aceptar cualquier asignación por corto tiempo en la Escuela.  Una vez que prueban lo emocionante de la enseñanza bíblica y lo que implica dirigir a los niños hacia Cristo, se sienten estimulados a aceptar una posición permanente.

              En ocasiones el personal docente habitual se deja llevar por la rutina y no ven la necesidad de planificar juntos  o de capacitarse para la obra que están desarrollando.  Por ello les resulta difícil participar en una actividad de capacitación para la escuela dominical.

              Sin embargo, el caso de la Escuela es diferente.  Todos saben que la Escuela tendrá un nuevo lema y que demandará que todo el personal trabaje, planifique y estudie en conjunto para prepararla.

              El entusiasmo de los colaboradores nuevos, la anticipación de los eventos especiales, de los trabajos manuales, de la recreación y de los paseos de campo invade a todo el personal; el entusiasmo de cada individuo es contagioso.  Muy pronto el buen espíritu de la Escuela se esparce totalmente.

              La Escuela es útil para el personal y para la iglesia.  Sin embargo, ¿Qué de los niños de su iglesia?  Aun los que asisten normalmente necesitan el estudio bíblico concentrado adicional que recibirán.  Además, necesitan el compañerismo cristiano de que disfrutan durante el periodo del programa del la EBV, que es más largo.  La escuela dominical no dispone de tiempo ni de instalaciones para recreación, trabajos manuales, paseos de campo, actividades de arte creativo de profundidad y proyectos más amplios.  La Escuela dispone tiempo para que los niños se diviertan, hagan revoltijo y después lo arreglen.  Les ofrece la oportunidad de ayudar a planear actividades, disfrutar de películas y paseos de campo.  Además, los ocupa en proyectos misioneros y de servicio valioso tanto para ellos como para la iglesia.

              La Escuela ofrece una verdadera oportunidad para la educación y el crecimiento de los niños de las familias de la iglesia.

              Sin embargo, esa no es nuestra meta final.  ¿Qué de los niños que no pertenecen a nuestra iglesia, o a ninguna otra?  Necesitan la Escuela, tanto ellos como su familia.  Puesto que la Escuela se desarrolla en la iglesia, la herramienta más efectiva para alcanzar a otros, se alcanzan y se convierten más personas nuevas en la escuela bíblica que en todos los avivamientos juntos.  Además, todos los niños que son dirigidos al conocimiento salvador de Cristo pertenecen a una familia que también necesita ser dirigida a Cristo.

              Para una iglesia que bosteza con el sopor del verano, nada es más emocionante y vigorizante que ver a los niños nuevos y obreros nuevos que se han logrado mediante la EBV.  Cuando una iglesia se ocupa en un programa para establecer a los niños y familias que se alcanzaron durante la Escuela, recibe una vigorizante inyección que fortalece la escuela dominical y los cultos regulares de la iglesia.

              La Escuela Bíblica Vacacional sirve para sus colaboradores, sus maestros, sus niños y todos aquellos que usted ganará para Cristo.  Usted mismo la necesita.                Por Carlos Perea

 

 48      PACIFICADORES

 

“Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.”     Mateo 5:

              Todos los creyentes son ciudadanos del reino celestial que es gobernado por el Príncipe de Paz.  Por consiguiente, deben hacer todo dentro de su poder para mantener una vida de paz sobre todo en la familia. Esto siempre no es fácil, sin embargo es alcanzable.  Se pueden romper fácilmente el hilo frágil de confianza y serenidad dentro del hogar, dando por resultado disputas y conflictos. Para prevenir que esto no acontezca, debemos respetar confianzas, construir relaciones amorosas, y buscar el bien de los otros. Debemos ser pacificadores.

     En su libro clásico de Las Bienaventuranzas, F. W. Boreham incluyó este pasaje: "El pacificador ideal es el hombre que previene que la paz sea rota.  Evitar una batalla es la mejor manera de ganarla. Una vez le dije a un rabino judío, he oído que en una boda judía se rompe un vaso como parte del simbolismo de la ceremonia. ¿Es verdad?,  "Por supuesto”, contestó, "levantamos arriba un vaso, permitiendo que se caiga y se estrelle, y entonces, apunta a su fragmentos, y exhortamos a la pareja para guardar celosamente la relación sagrada en que ellos han entrado, sabiendo que, una vez quebrada,  será muy difícil restaurarla."

      Cristo dijo, "Bendito son los pacificadores." Esto se aplica a nosotros si amamos la paz y rápidamente tratamos de resolver problemas antes que halla daño permanente. También debemos examinar nuestra propia conducta y honestamente discernir que no somos la causa de hostilidad.  Un pacificador ha aprendido que la mejor manera de alcanzar la paz es por la prevención.        D.C.E.

  

 

 

49     COMO ORAR POR UNA FAMILIA MISIONERA

 

              Por ejemplo, mi madre me enseñó a orar por los misioneros ¡Diariamente!  Y así, cuando fue un niño, oraba la misma oración durante nuestro Culto Familiar: “Señor, bendice a los misioneros fuera del país y a los esposos Smith”.  Gene y Caterine Smith eran los únicos misioneros que conocía personalmente.   Este era las oración más específica que decía al Señor.  Ahora que soy un poco más viejo, conozco personalmente a unos cuantos misioneros, y mis oraciones por ellas son más específicas.

              Una manera de orar por los misioneros más frecuente y específicamente, es dedicando cada día de la semana a diferentes aspectos de sus vidas.  Este año mi esposa Sally y yo, estamos orando diariamente por nuestros amigos Trevor y Mary Johnston, y por sus dos hijos, Mateo y Andrés.  Ellos son misioneros en Francia.  La forma que oramos por ellos es la siguiente:

              Lunes:  Por su vida Espiritual . . .que el Señor los bendiga para que ellos vayan creciendo cada día a la imagen de Cristo.

              Martes: Por su Salud . . . que el Señor, nuestro sanador, ponga su mano sanadora sobre ellos, para que tengan salud  física, emocional y espiritual.

              Miércoles: Por su Adaptación en medio de la cultura que ministra.  Que el Señor les ayude en los asuntos relacionados con el idioma y los ajustes culturales.

              Jueves:  Por sus Relaciones Interpersonales . . . que el Señor les dé poder para amarse uno al otro, a sus vecinos, a los compañeros de clase y amigos . . .¡y también a los otros misioneros!

              Viernes: Por su Ministerio . . . Que el Señor los equipe para sus asignaciones ministeriales específicas.  Que las unción del Espíritu Santo esté sobre ellos todos los días.

              Sábado: Para que tengan Victoria Espiritual.  Para eso es necesario que se vistan con la armadura del Señor y usen las armas que Dios les dio para la guerra espiritual.

              Domingo:  Para un Avivamiento Nacional. Que el avivamiento venga a la nación donde ellos sirven a Dios.

              ¿Qué pasaría si cada familia cristiana se une en oración con otra familia para orar por los misioneros?  Les desafío para que oren

cada día por los misioneros.                                                                                     Pastor Bud Reedy

 

 

 

50      LAS TENTACIONES DEL LAICO

 

Las siguientes sugestiones fueron premiadas en una encuesta realizada por el periódico británico British Weekly sobre las tentaciones del laico:

 

1.  Aplicar el sermón a otros, nunca a sí mismo.

2.  Crear en la ongregación un sentido de “ellos y nosotros”.

3.  Decidir que hoy en día es imposible ser cristiano.

4.  Tratar de alcanzar prestigio.

5.  Pensar que la iglesia puede manejarse sin dinero.

6.  Esperar que el ministro esté bien informado sobre todos los asuntos, pero olvidar que los libros y revistas son muy caros.

7.  Creer que el ministro no sabe lo que es trabajar.

8.  Recibir elogios por los éxitos en la vida congregacional, pero no aceptar la culpa de los fracasos.

9.  No ser bastante honesto como para afirmar que no sabe algo, pero votar como si supiera.

10. Sentirse superior porque hace algo para la iglesia sin recibir salario.

11. No reconocer que el ministro tiene deberes para con su propia familia.

  De la revista “El Predicador”

 

 

51      DIEZ  RECOMENDACIONES  PARA  EL  CULTO

 

1.   Salga de casa con espíritu de adoración.  Procure llegar unos diez minutes antes de la hora del culto.  Lea su Biblia, medite o dedíquese a la oración.  Evite toda conversación, aunque sea en voz baja, al entrar al templo.

2.  Tome asiento lo más adelante posible; procure permanecer en su sitio sin abandonarlo.  Deje los asientos posteriores para los que llegan tarde.

3.  Siendo que Dios está en su Santo Templo, acérquese reverentemente a su sitio, evite el sonido de los tacones.  Todos los adoradores se lo agradecerán.

4.     Traiga a todos sus niños, pero sea firme y vigilante con ellos; acomódelos junto a usted.  Acostúmbrelos a ser reverentes  todo momento durante el tiempo del culto.

5.  Evite comer golosinas, masticar chicle, estudiar, leer el periódico, recortarse las uñas o arrojar basura en la Casa de Dios.

6.     Recuerde que los peinados ostentosos, ropas extravagantes, vestidos ajustados o sin mangas, faldas incómodamente cortas, escotes atrevidos y posturas descuidadas en su asiento, destruyen la comunión en la Casa de Dios.

7.     Sea u adorador atento.  Traiga su Biblia y su himnario y participe del gozo de compartirlos con los que estén a su lado, muy especialmente si son visitas.

8.  Cuando el culto haya terminado, permanezca por un momento en su lugar.  Atienda las indicaciones para salir del templo ordenadamente.  Evite las aglomeraciones en los pasillos.

9.  Cuando haya salido del templo, salude con afecto cristiano a los que encuentre a su paso.  Muéstrese amigable con todos e invíteles a volver.  Evite aglomeraciones y ruido en la calle, frente al templo.

10.    De regreso a casa, converse sobre lo bueno y edificante que vio y oyó durante el culto.  Las críticas al sermón o al predicador, cuando la familia está reunida, no edifican; pero sé llevará a sus hijos fuera de la iglesia.                      De la revista “El Faro”

 

 

 

52  ESTABLECIENDO IGLESIAS NUEVAS

 

              No hay un método "Único" para el establecimiento de una obra nueva. Es algo que requiere mucha oración, estudio y consideración de las posibilidades.  Lo que da buenos resultados en un lugar puede no resultar en otro. Hay muchos factores que se deben considerar.

Mencionamos algunos:

              1 - La clase de obra que se quiere formar: estudio bíblico en un hogar cristiano, el cual servirá de avanzada; una escuela dominical en un hogar o esquina, para entusiasmar a los niños a asistir a la escuela dominical madre, pensando en la posibilidad de una futura misión; un anexo de una iglesia madre, esperando que se forme otra iglesia; una iglesia en un lugar nuevo donde no hay obra; o, una iglesia central en una ciudad donde hay otras obras.

              2. Lugar donde se quiere comenzar la obra: el hogar de algún feligrés, un salón alquilado, o en un terreno con una carpa o salón de lamina. También se debe pensar en si el lugar elegido es accesible. Si es adecuado para las personas con las cuales si quiere trabajar. Si el intento es de formar y establecer una iglesia "central", los planes pueden ser diferentes a los de una iglesia de "barrio".

              3. Medios disponibles: las finanzas son una consideración muy seria. Por lo general, hay poco dinero disponible. Muchas veces se comienza en un hogar, o un salón alquilado, y luego al establecerse el grupo, se edifica la iglesia. En otras, se comienza en varios lugares cercanos, y al crecer, los grupos se unen edificando en un lugar céntrico. Esto da buenos resultados, especialmente cuando hay poco dinero disponible.

              También, está el problema de "obreros".  ¿Quién atenderá la obra nueva? ¿Un laico?  ¿Un grupo de jóvenes?  ¿Un pastor?  Los laicos pueden ayudar en la primera etapa de contactos, estudios bíblicos, escuelas dominicales, visitas y etc..

              Durante nuestro ministerio, Dios nos ha dado el privilegio de comenzar varias obras nuevas. La mayoría de ellas todavía siguen como iglesias establecidas. Es difícil decir cuales han sido los mejores métodos, pero daremos algunos ejemplos.

              En 1958 llegamos a Argentina, y fuimos asignados a comenzar la obra en Bahia Blanca, que queda a unos 700 kilómetros al sur de Buenos Aires. Esta obra seria la primera avanzada en la Petagonia.  El plan era establecer la obra en un suburbio de la gran ciudad, y luego buscar el lugar adecuado para trabajar en el centro. Una iglesia ya había comprado un lote y una casa pastoral, en un suburbio, Villa Sanchez Elias. Nosotros nos mudamos allí, unos 15 días antes de comenzar una campana.

              Los planes habían sido hechos con mucha anticipación. La sociedad de jóvenes era muy activa en el evangelismo,  Los jóvenes dieron una semana de sueldo para el fondo, y varias pidieron sus vacaciones para participar en los 20 días de la campaña. Mientras que algunos de los jóvenes armaban la carpa en un lote cercano al lugar de la nueva iglesia, las señoritas visitaban toda la zona de casa en casa, invitando a los niños a la escuela bíblica de vacaciones y a los padres a las reuniones que se tendrían cada noche.

              Durante 10 mañanas, alrededor 100 niños asistieron diariamente a las clases que se tuvieren bajo la carpa.  Por la tarde, los obreros y los jóvenes visitaban los hogares de dónde venían los niños. Se hacían anuncios por altoparlante, con música por las calles, y a las 7:30 de la noche se celebraba la reunión de evangelismo, con música especial y la predicación de la Palabra. Al terminar la campaña, y la escuela vacacional, varios hicieron profesión de fe.

              El día de clausura de la escuela vacacional se tuvo el servicio en la nueva capilla, dándola así por inaugurada.  Los obreros y los jóvenes regresaron a su ciudad, y nosotros quedarnos con el nuevo grupo de creyentes.   Al fin del año, se organizó la iglesia con 26 miembros, y se hizo cargo de la iglesia el pastor Correa.  Este método: visitación, carpa, predicación, y escuela bíblica de vacaciones, dio muy buenos resultados en ese lugar.

              Otra forma muy efectiva es comenzar una obra en la casa de creyentes. En Rawsen, Chubur, había un guarda-cárcel que tenía el deseo de ver una iglesia en esa ciudad.  El y su esposa abrieron su hogar. Hicieron bancos, y planearon reuniones especiales  para cuando les fuéramos a visitar.  Al llegar al lugar, encontramos a muchas  personas listas para oír la Palabra.  Durante las dos semanas de predicaciones y escuela vacacional,  se convirtieron varias personas. No había un pastor disponible, pero el hermano Pistara dirigía la escuela dominical, les leía la Biblia y oraba con ellos. Después de unos meses, se pude enviar un pastor y se organizó la iglesia con varios miembros.

              En la ciudad de Cochabamba, Bolivia, queríamos establecer una obra nueva. Comenzamos un conservatorio de música, y los alumnos que venían a tomar música también hacían estudios de la Biblia.  Luego, hicimos contactos con sus familias. Se comenzaron estudios bíblicos en varios hogares, y luego todos los grupos se unieron en una iglesia.  Este método dio buenos resultados.

              Si un miembro de la iglesia se muda a un lugar apartado, y se le dificulta llegar a los cultos, es bueno pensar en dar principio a un estudio bíblico en su hogar, o una escuela dominical. El pastor puede visitarle con un grupo de creyentes, de vez en cuando, y cuando se forma un lindo grupo se tendrá una nueva iglesia.

              El diablo siempre nos trata de desanimar, haciéndenos pensar que no tenemos los medios para comenzar una obra. Pero, Dios sabe dónde hay almas necesitadas y si El nos guía, hay formas de lograr lo que queremos.

              El establecimiento de obras debe ser bien planeado. No pensemos que debemos estar en lugares "chicos" y calles apartadas. Hay que conocer las necesidades de la zona, y hacer nuestros planes en varias fases, pero teniendo siempre la meta en mente: queremos establecer la iglesia en la ciudad de - ..... Tal vez tengamos que comenzar con una escuela dominical, o con un estudio bíblico, pero nuestra meta será siempre una iglesia fuerte, bien situada y que crece.

              Algo más. No importa cuanto planeamos y trabajamos, no lograremos nada sin oración y la ayuda del Señor. Hacen falta las obras y la fe.        Por Ardee B. Coolidge,  que tuvo un ministerio largo y fructífero en América Latina como pastor y evangelista.

 

 

 

53     COMO AYUDAR A MI PASTOR      Exodo 18:17-22

       El día antes de la llegada de nuestro nuevo pastor leí de nuevo estas palabras de Jetro a Moisés.  Me pregunté: Si es cierto que mi pastor no puede “hacerlo todo,”  ¿cómo puedo ayudarle a tener más éxito?  Creo que los siguientes pasos contestan mi pregunta:

1.  Puedo ayudarle con mi asistencia fiel a todos los cultos.  Predicarle a una buena congregación, y si es posible, al templo lleno, estimula al pastor a prepararse para predicar mejor.  Sencillamente es un asunto del desafío que esto le presenta.

2.  Al cumplir mi parte con las finanzas de la iglesia.  Si mi pastor no está excesivamente preocupado por los presupuestos y los gastos de la iglesia, estará en libertad de ayudar a la congregación a disciplinarse en otras áreas además del diezmo.

3.  Al honrarlo por la posición que ocupa.  El no es mi empleado.  Es mi pastor.  ¡Y hay diferencia entre ambas cosas!  Uno es el siervo de los hombres; el otro es un siervo de Dios.  Sea cual fuere su habilidad en el púlpito debo honrarle como el hombre de Dios.

4.  Al hacerles sentir que le necesitamos y lo queremos.  Y no sólo por lo que pueda hacer por mí.  Sencillamente haré un esfuerzo para que   sienta que lo necesitamos y lo apreciamos; esto le inspirará a redoblar sus esfuerzos.  Es humano como los demás.

5.  Al notificarte por escrito todas mis peticiones.  Haré un esfuerzo de escribirle cualquier favor, o sugestión, o petición.  De esa manera ayudaré a que no se le olvide.

6.  Al respetar sus horas de descanso.  Cuando yo sepa qué horas quiere descansar o estudiar para sus sermones, procuraré respectar esas horas.  Igualmente sé que los quince minutes antes y después y de cada culto son a menudo minutos importantes – procuraré no molestarle con asuntos rutinarios, pues él se estará preparando para el culto o bien saludando a los visitantes.

7.  Al respetar sus horas con su familia.  La iglesia le necesita pero los suyos  le necesitan también.  Procuraré estimularlo a que tome el tiempo necesario con su familia.  Procuraré respetar su día de descanso y la casa pastoral que es su hogar, aunque la iglesia  se lo proporcione.

8.  Al no expresar excesiva atención para mí, excepto en tiempos de necesidad especial.  Me va a ser difícil disciplinarme en este respecto, pero procuraré hacerlo, sabiendo que mi pastor será paciente conmigo si al principio no tengo éxito.

9.  Al orar diaria y fervientemente por él.  Este no es una disciplina sin valor.  La oración obra milagros.  Dios le dará a mi pastor mayor fuerza para tareas mayores, pero yo debo hacer mi parte.  Debo orar por él.

10.  Al mantenerlo informado.  El necesita mi ayuda para saber quién está enfermo, quién ha ido al hospital, quién tiene alguna necesidad especial, etcétera.  Ningún pastor puede hacer su tarea sin la ayuda de los laicos.  Moisés no pudo.  Tampoco puede nuestro Moisés.

              En resumen mi pastor será la clase de pastor que yo le ayude a llegar a ser.  Si yo tengo poca visión, estorbaré la suya. Si soy negativo, le afectaré de esta manera.  Pero si tengo una gran visión y mucho entusiasmo, lo ayudaré a él a tenerlos.  El día antes de la llegada de mi nuevo pastor, yo hago el voto de ser la clase de cristiano que sea un gozo pastorear.  Entonces, con la ayuda de Dios, lograremos grandes cosas en el nombre de Jesús.    Tom Barnard

 

 

54             LA NARRACION DE LAS HISTORIAS

 

1. Lo Que Es

              Es un método efectivo de enseñanza, el más antiguo, un método favorito del Señor Jesús.  Jesús usó 8 diferentes historias en Mateo capítulo 13.

2. En Que Consiste

              Es una manera de relatar un acontecimiento o una experiencia.  Es un cuadro pintado por medio de palabras que dispierta interés y una reacción emocional.  Una historia bien contada despierta las emociones y dirige la voluntad.

3. Caracteristicas De Una Buena Historia

              A. Una buena trama.

              B. Personajes con fortaleza (moral o física).

              C. Buen diálogo entre personages.

              D. Buena descripción (gráfica).

              E. Debe fluir naturalmente.

              F. No muy corta ni muy larga.

              G. Debe apelar al interés de los oyentes.

              H. Tener una enseñanza positiva.

4. Como Se Debe Seleccionar Una Historia

              A. De acuerdo al propósito.

              B. De acuerdo a la audiencia.

              C. De acuerdo al tiempo disponible.

              D. De acuerdo a la hibilidad del narrador.

              E. De acuerdo a la edad de los alumnos.

              G. Que contenga enseñanza de beneficio a los alumnos.

5. Como Prepararse Para Contar Una Historia

              A. Léala varias vezes.

              B. Estúdiala.

        1. Busque información relaconada.

        2. Escoja la verdad central.

        3. Escoja lugares para aplicación prática.

        4. Pratíquela en voz alta ante otros.

        5. Aprendala de memoria.

        6. Ore  para  que  Dios prepare  los  corazones  para  recibir   el

            mensaje.

6. Como Contarse La Historia Efectivamente

              A. Sea natural, hable al grupo.

              B. Aprenda bien la primera y última líneas.

              C. Exagere emociones, NO LOS HECHOS.

              D. Use contraste en la velocidad y tono de voz.

              E. Dramatícela con acción y expresión facial.

              F. No haga una pausa entre el clímas y al aplicación.

7. Cuales Son Las Partes En Que Se Divide Una Historia

              A. El CONTATO o INTRODUCCION sirve para guiar pensamientos, captar el interés.

              B. El cuerpo de la historia es el corazón del mensaje (dividido en escenas).

              C. El clímax es la última escena, soluciona el problema, deja a los personajes en     paz.

              D. La aplicación es para instar a la acción sobre lo aprendido.

 

Por lo general, TODOS podemos contar historias.  No todos tenemos la misma facilidad.  La práctica es indespensable.

 

LOS COMUNICADORES CRISTIANOS TENEMOS LA HISTORIA MAS MARAVILLOSA QUE CONTAR, ¡HAGAMOSLO BIEN!

 

 

 

55                         "RASGOS ESENCIALES DEL LIDER CRISTIANO"

 

ESPIRITUALES:

1. Comunicar la experiencia de su propio encuentro con Cristo (Hech. 9:6).

2. Estar seguro de su fe, fundamentando su vida y labor en la autoridad de la Biblia (1 Pedro 3:15).

3. Un hombre a carta cabal.  Ser ejemplo de honestidad y verdad (1 Timoteo 4:12).

4. Conocerse a sí mismo.  No ser contradictorio.  Tiene que tener una personalidad integrada (Santiago  1:19).

5. Tratar los problemas con equidad y ser bastante maduro como para poder decir "Lo siento, me equivoqué" (Filipenses 2:3).

6. Tener suficiente educación para poder librarse de las cadenas de la ignorancia y la falsedad (Salmos 119:105  Efesios 6:10-17).

 

FISICOS Y MENTALES:

 

1. Entusiasta.

2. Alerta.

3. Disciplinado.

4. Saludable.

5. Limpio.

6. Observador.

7. Continuamente aprendiendo.

8. Estudioso de la Biblia y del mundo que lo rodea.

9. Abierto, de mente limpia.

10 De fe firme y segura.

11 Capaz de admitir problemas que aquejan a la gente.

12 No fácilmente impresionable.

13 Tenaz y constante.

 

 

 

56       "LABORES DE UN LIDER CRISTIANO"

 

1.  Planificación -Es necesario que se planifique la actividad para saber hacia donde se marcha para conseguir las metas.

2.  Organización -Debe reconocer que no es tan importante él mismo, y por lo tanto delega responsabilidad.

3.  Coordinación -Todos los miembros del grupo deben poder trabajar en armonía.

4.  Información -Debe haber una excelente comunicación entre todos los que tienen responsabilidades que cumplir.

5.  Crecimiento -No permanece estancado. Debe marchar hacia adelante. No puede vivir en la ambigüedad.

6.  Comprensión -Debe ser bondadoso con los demás en sus problemas;     debe ser un maestro guía y no un juez.

7.  Creatividad -Debe tener habilidad para pensar por sí mismo. Elabora ideas que los entusiasman a él primeramente y luego contagia su entusiasmo al grupo.

 

 

 

57     GUIA Y METODO PARA FORMAR UN HIJO O HIJA DELICUENTE

por Dr. Juan Luis Alba

 

              El mundo de hoy en día se caracteriza por el bombardeo de ofertas de cursos para promover rápidamente al ciudadano a alcanzar unas metas rentables y prácticas, por medio de técnicas y sistemas de enseñanza que con el minimo esfuerzo, se obtenga el máximo éxito y el máximo de retribuciones o gratificaciones.

              En esta era de computadora, la calculadora, el automatismo, los robots industriales, el láser, el ultra sonido, el micro ondas para usos militares, se ha pasado por alto impartir un curso especializado y con metodología adecuada para conseguir que nuestro hijo sea un buen y destacado delincuente.

              Vamos a dar la oportunidad, para aquellos padres que lo deseen, de orientarlos, de cómo tienen que actuar para alcanzar este noble y prestigiado objetivo.

              Si el método es aplicado correctamente, siguiendo el esquema didáctico que les ofrecemos, les será relativamente fácil conseguir la finalidad que se persigue.

              Regla No. 1 - Para que el niño se críe omnipotente, creyendo que es el dueño del mundo, comience, desde bebé, a darle todo lo que pida.

              No. 2 - Cuando su hijo maltrate o agreda a los otros niños, o cuando diga malas palabras, celébrelo y prémielo.

              No. 3 - Nunca le hable de religión ni de Dios, ni lo eduque dentro del contexto espiritual y humano, y espere a que cuando sea mayor de edad elija lo que le convenga.

              No. 4 - Ande atrás de él recogiéndole los juguetes, la ropa y todo lo que se le ocurra tirar por los suelos, sin enseñarle a ser ordenado.  Nunca le permita valerse por si mismo, cómo vestirse, peinarse o comer, pues para esto está la mamá o la sirvienta.

              No. 5 - Cuando tenga oportunidad discuta siempre con su esposa delante de él.  Esto hará que el niño no quede afectado, cuando llegue el divorcio, pues ya estará acostumbrado.

              No. 6 - Nunca permita que el niño, de alguna manera, se gane el dinero.  Dele todo el dinero que le pida y cómprele todo lo que le exija; así usted no tendrá que esforzarse en educarlo y corregirlo.  ¿Para qué va a pasar el las mismas privaciones que usted pasó?

              No. 7 - Para no causarle frustraciones nocivas al niño, acceda a todos sus caprichos de comidas, bebidas y gustos.

              No. 8 - Si el niño no quiere comer, vaya atrás de él con el plato y la cuchara por toda la casa, hasta que logre que coma algún bocado.

              No. 9 - Ante cualquier pequeño acto delictivo, apóyelo y defiéndalo o haga como si no lo supiera.

              No. 10 - Si lo ve tomar algún trago; celébrelo, diciendo que su hijo ya hace cosas de hombre.  Procure llegar a altas horas de la noche y con unas copas.  Procure también mantener en su organismo un alto porcentage de alcohol, los fines de semana, esto le puede servir muy bien de modelo y ejemplo a su hijo.

              No. 11 - No juegue con él, no dialogue, no lo acaricie jamás, pues eso de la ternura y cariñó es de mujeres, pues el hombre tiene que ser macho, brusco, dominante, agresivo, mujeriego y bebedor.

              No. 12 - Estimúlelo hágale ver que él es el rey de la casa, que todos corren a cualquier petición suya.

              No. 13 - Vaya preparándose para una vida llena de amarguras, disgustos y decepciones que, probablemente, usted mismo se las ha labrado.

              No. 14 - Déjelo ver la televisión con todos sus programas de vicio y maldad hasta la hora que él quiera.

              Y recuerde que la educación de los niños empieza 10 años antes de que éstos nazcan.

 

 

58      COMO USAR NUESTRO TESTIMONIO PERSONAL

 

   Toda persona que ha nacido de nuevo tiene un testimonio que dar.  Jesucristo nos ha enviado al mundo como testigos del poder y la misericordia.  ¿Y qué es un testigo?  Es aquel que puede contar algo porque lo que cuenta él lo ha visto y lo ha vivido.  Por tanto, todo cristiano debe ser un testigo del poder y la misericordia de Dios porque ha experimentado en su propia vida.

   Es importante que nosotros sepamos cómo hacer uso de las herramientas que Dios nos da para poder ser efectivos, por tanto, veremos brevemente cómo sacar el mayor provecho a nuestro testimonio personal.

   En Juan 5:11-12 leemos: "Este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo.  El que tiene al Hijo tiene la vida".  En este versículo podemos ver bosquejado cuál es el propósito del testimonio.

 

1. DIOS NOS HA DADO VIDA ETERNA

   ¿Quién la otorga? DIOS.

 

2. Y ESTA VIDA ESTA EN SU HIJO

   ¿A través de quién se recibe esta vida? CRISTO.

 

3. EL QUE TIENE AL HIJO TIENE LA VIDA

   ¿Quién puede tener al Hijo? EL HOMBRE.

 

    Es importante hacer énfasis en que el propósito del testimonio es para glorificar a Dios por su misericordia para con el hombre.  Busquemos, pues, por medio de compartir nuestro testimonio, glorificar a Dios.  No debemos exaltar la obra de Satanás, ni exaltemos el pecado, ni exaltemos al hombre en sus hazañas vergonzosas.  Todo lo que hayamos hecho en el pasado fue algo vergonzoso en lo que no debemos gloriarnos.  Todo el mundo conoce eso; pero lo que no sabe es cómo el hombre puede recibir la gracia de Dios para ser regenerado y convertirse en una nueva criatura que da gloria a Dios.

   Jesucristo sabe el poder que posee el testimonio personal como instrumento para evangelismo, y en su palabra, él nos dejó un gran ejemplo sobre esto, en la historia del gadareno endemoniado que leemos en Marcos 5:1-20.  En esta historia encontraremos la estructura que debe tener nuestro testimonio.

 

1. ANTES DE RECIBIR A CRISTO.

2. COMO RECIBI A CRISTO.

3. AHORA QUE TENGO A CRISTO.

 

   Es importante saber qué decir en cada uno de estos pasos, y cuál de ellos requiere un mayor énfasis.

 

1. Antes de recibir a Cristo (25% del énfasis SIN EL).  En ese punto necesitamos explicar cuál era nuestra antigua condición de pecado, y los efectos de la misma en nuestra vida.  Marcos 5:1-5.

2. Cómo recibí a Cristo (50% del énfasis CON EL).  Este parte del testimonio es muy importante, y debe contener los siguientes elementos:

              a) Encuentro con Cristo (vrs. 6-8)

              b) Liberación (vrs. 9-13)

              c) Regeneración (vrs. 14-18)

3. Ahora que tengo a Cristo (25% del énfasis PARA EL).  Este punto significa qué hacemos ahora para Cristo, cómo nuestra vida ha cambiado desde que él vive en nosotros, y cuál es la comisión que no ha encargado.  Lo podemos leer en Marcos 5:19 "Vete a tu casa, a los tuyos, y cuéntales cuán grandes cosas el Señor ha hecho contigo, y cómo ha tenido misericordia de ti".

 

   Estudiemos y meditemos en esta escritura de Marcos 5:1-20 y en los tres pasos esenciales para compartir nuestro testimonio, poniendo nuestro mayor énfasis en el paso 2, pues esto es lo que la gente ignora, y lo que ellos deber saber: que cuando el pecador se hunde en el fango, la mano de Dios se extiende para salvarle, y se muestra la misericordia de Dios para con el hombre para gloria de Cristo.

 

COMO COMUNICAR EL MENSAJE

 

   Ya hemos visto que el propósito del testimonio personal es glorificar a Dios, y un testimonio efectivo debe constar de tres elementos básicos.  Ahora, veremos la importancia de la comunicación.

   Además de los elementos que hemos visto que compone un testimonio efectivo, también tenemos que tener en cuenta los elementos que entran en juego al comunicar el testimonio:

 

a)  El EMISOR, que es la persona que comunica.

b)  El  CANAL  DE COMUNICACIÓN, que es el lenguaje, escrito

     u oral, etc.

c) El  RECEPTOR,  la  persona  que  recibe   el   mensaje.    Esto lo

    podemos apreciar claramente en el siguiente diagrama:

 

   Cuando estamos compartiendo nuestro testimonio, es necesario pedir sabiduría y prudencia del Espíritu Santo para saber cómo hacerlo de la mejor manera.  Debemos orar  pedir la guinza de Dios para ser sensibles a la persona a quien compartimos, para poder identificarnos con ella y con su necesidad, y así dirigir nuestro mensaje más efectivamente.  Por ejemplo, con una persona adulta no debemos usar el mismo lenguaje que usaríamos con un joven.  Si hablamos con una persona mayor que nunca ha tenido problemas con alcohol o drogas, no hagamos que éste sea el centro de nuestro testimonio, sino más bien, enfoquemos nuestro mensaje en la necesidad que el hombre tiene de Dios, y cómo el Señor puede libertarnos de pecados como orgullo, el egoísmo, etc.

   Entendamos que el canal de comunicación no sólo es el habla; puede ser gráfico, musical, dramatizado, el lenguaje con o sin modismos, gestos, por escrito...Lo que debe ser importante para nosotros es hacernos esta pregunta: ¿Es este canal de comunicación claro para darme a entender? ¿Se identifica la persona receptora con lo que estoy diciendo?  Y en este punto, es donde debemos pedir la guianza del Espíritu Santo para que nuestro mensaje sea entendido por la persona a quien me dirijo.  Nosotros debemos de aprender a saber utilizar nuestro testimonio. No nos acostumbremos a darlo siempre igual, rígidamente con los mismos elementos, sino estemos abiertos a que Dios nos use y use nuestro testimonio en diferentes formas según el lugar donde estemos compartiendo, el tiempo disponible, la persona a la que hablamos, etc.  Una forma de comenzar a conocer bien nuestro testimonio para poder utilizarlo más efectivamente es que lo escribamos y analicemos sus distintos elementos que lo componen, así como las formas dferentes en que podríamos comunicarlo.

 

 

59                         SACANDO EL MAXIMO PROVECHO A SU TIEMPO DEVOCIONAL

Por George Mueller

 

     Si usted es un cristiano, su relación personal con Jesús debe ser su primera prioridad en su vida.  Pero por muchas razones, ese tiempo precioso con Dios puede ser la primera cosa que se nos disuelve bajo presiones de tiempo, tensión, y agendas muy ocupadas.  Por supuesto que a veces nos encontramos en situaciones que requiere que oremos sobre la marcha, pero esa no debiera ser la norma para ningún creyente.  Cada día todos necesitamos detenernos, apagar el mundo, y hablar con Dios, y darle a él tiempo para que nos hable.

 

EL PRIMER ALIMENTO DEL DIA

 

     El Señor me ha enseñado que lo primero que necesito hacer cada día es tener mi espíritu contento en él.  Mi primera preocupación no debe ser pensar en formas de cómo servir y glorificar al Señor, sino en su lugar, cómo lograr que mi espíritu se encuentre en un estado de felicidad, y cómo nutrir mi hombre interior.  Tratar de hablar la verdad a los incrédulos, o ministrar a cristianos, o ayudar a los afligidos, o comportarse en otras formas como un hijo de Dios.  Puede que se haga en el espíritu incorrecto si primero no estoy contento en el Señor, siendo alimentado y fortalecido en mi hombre interior día a día.

    Por lo menos desde hace diez años yo entendí esto, mi práctica era entregarme a la oración tan pronto como me vestía en la mañana.  pero más tarde, vi que la cosa más importante de hacer era leer la palabra de  Dios y meditar sobre ella.  De esta forma mi corazón podía ser confortado, animado, advertido, redarguido, y enseñado. Y ese tiempo de meditación en la palabra de Dios fue la puerta por medio de la cual entré en una comunión grandiosa con el Señor

 

UN MORDISCO A LA VEZ

 

     Comenzando con el principio del Nuevo Testamento yo comencé a meditar temprano en la mañana.  Después de pedir la bendición del Señor sobre su preciosa palabra, yo comenzaba a pensar sobre lo que estaba leyendo, buscando sacar la máxima bendición de cada versículo; y esto no para poder enseñar a otra persona, no para un nuevo mensaje que predicar, sino para obtener comida para mi propio espíritu.  El resultado casi siempre ha sido que, después de unos pocos minutos, yo he sido guiado a confesar pecado a Dios o a darle gracias o a orar por las necesidades de otros u orar por mis propias necesidades.  Así, aunque no comienzo orando, mi meditación siempre me conduce a la oración.

     Después de una pausa y de exponer mi corazón en oración, sigo a las palabras o versículo siguiente, convirtiendo todo en una oración para mí u para otros, como sea que la palabra me guíe, pero siempre teniendo en mente que alimentar mi propia alma es el propósito principal de mi meditación.  El resultado de esto es que siempre hay mucho que confesar, agradecer, suplicar o interceder mezclado en mi meditación, y que mi hombre interior es casi siempre muy alimentado y fortalecido, y que para la hora del desayuno, con raras excepciones me encuentro lleno de paz y en un estado de felicidad en mi corazón.

Lo que el Señor me muestra más tarde o temprano durante el día, es que las cosas especiales que me da en la mañana se vuelven alimento para otros creyentes, a pesar que no haya sido por ellos que yo meditaba, pero esto era así por el fortalecimiento de mi propio hombre interior.

 

ASIMILANDO LA PALABRA

 

     A mi me gusta tomar mi Biblia y meditar afuera, tomando una hora o dos antes del desayuno, caminando en el campo, o sentado en algún sitio si me es difícil caminar todo el tiempo.  Esto es un buen ejercicio.  Yo antes pensaba que el tiempo que uno pasaba caminando era un desperdicio, pero ahora lo encuentro de mucho provecho, no sólo para mi cuerpo, sino también para mi espíritu.  Caminar afuera antes del desayuno es, por supuesto, algo que no está necesariamente conectado a las devociones de la mañana, y cada uno debiera hacer lo que crea que es mejor para sí.

Pero la gran diferencia entre lo que hacía anteriormente y lo que hago ahora es esta: Yo solía orar tan pronto como fuera posible, y pasar casi todo el tiempo hasta el desayuno orando.  Yo casi siempre comenzaba orando, excepto cuando sentía mi espíritu más árido que de costumbre, en cuyo caso leía la palabra de  Dios.  ¿Pero cuál fue el resultado? Yo pasaba de quince minutos a una hora de rodillas antes de ser conciente de obtener algún consuelo, exhortación, humillación del alma, etc.; y con frecuencia, yo luchaba con las divagaciones de mi mente los primeros diez a treinta minutos antes de ser capaz de abrir una brecha en oración.

     Esto rara vez me ocurre ahora.  Al ser alimentado por la verdad, y  venir a una dulce comunión con Dios, yo le hablo a mi Padre y Amigo (vil cual soy, e indigno de ello) acerca de las cosas que él pone frente a mi en su preciosa palabra.  Me asombra que yo no haya descubierto esto mucho antes.  Nunca lo leí en un libro.  Ningún otro ministro me habló de ello antes.  Tampoco lo descubrí platicando con otro hermano.  Y ahora, desde que Dios me ha enseñado esto, lo veo tan sencillo como cualquier otra cosa, que lo primero que un hijo de Dios debe hacer por las mañanas es conseguir alimento para su hombre interior.

 

60                  NUESTRO PAN DE CADA DIA

 

    Así como nuestro hombre exterior no puede trabajar sin alimentos, y comer es una de las primeras cosas que necesita, lo mismo sucede con nuestro hombre interior.  Ahora, ¿Qué son alimentos para nuestro hombre interior?  No es oración, sino la palabra de Dios.  Y no el simple leer la palabra, esto es como dejar caer agua por la cañería.  Necesitamos considerar lo que leemos, examinándola, y aplicándola a nuestros corazones.

     Orar por cierta longitud de tiempo requiere un grado de firmeza y deseo piadoso, y apartar cierto tiempo.  el mejor tiempo para orar es después que el hombre interior ha sido alimentado por medio de meditar en la palabra de Dios.  Nuestro Padre nos ha estado hablando, exhortando, instruyendo, humillando y redarguyendo.  Incluso si somos débiles espiritualmente, aun así podemos meditar.  De hecho, entre más débiles seamos, más necesidad tenemos de meditar para fortalecer nuestro hombre interior.

Es mucho más fácil concentrarse en la oración sin tener la mente divagando si primero medita en las Escrituras.  Yo hago un gran énfasis en este punto a causa de la inmensa ganancia espiritual que he recibido para mí mismo, y afectuosa y solemnemente animo a mis hermanos en la fe a hacer lo mismo.  Yo creo que Dios ha bendecido estos tiempos pues me ha dado la fortaleza y la paz para atravesar las pruebas más grandes que jamás he conocido.  Habiendo practicado este método por catorce años, puedo recomendarlo plenamente en el temor de Dios.

     Que gran diferencia hace comenzar cada día con su espíritu contento y refrescado en el Señor en lugar de tener que enfrentar el día sin una preparación espiritual. ¡Se halle listo o no, las necesidades, las pruebas y las tentaciones vendrán.!

              George Mueller (1805-1898) es mejor conocido como "el padre los huérfanos".  Llenar las necesidades de miles de niños le enseñó a buscar a Dios y sólo a Dios como su Proveedor.  Formó el Instituto de Conocimiento Escritural en 1834, y su meta era ayudar a las escuelas a distribuir Biblias y tratados, y cuidar a los huérfanos.  Esta organización se convirtió en una enorme distribuidora de Biblias y literatura religiosa, así como la mayor ayuda para las misiones de su época.

     George Mueller oró por 7 millones de dólares, y habló a más de tres millones de personas en sus viajes de campaña.  El vivió una vida de fe que continuamente demostraba su declaración de que la verdadera confianza en Dios está por encima de las circunstancias y apariencias.

 

 

61              COMPRENDIENDO A LOS PADRES

 

Los hijos sabios querrán complacer a sus padres.  Pero, en primer lugar, deben comprenderlos.  Como lo sabe cualquier adolescente, los padres son difíciles de entender.  Estos siete consejos pueden ser útiles:

1. No te reprimas de hablar a la manera de ellos. Intenta algunas palabras extrañas como "Deja que te ayude a lavar los platos"

2. Intenta comprender la música de ellos.  Pon "Al contemplar la cruenta cruz" en el tocadiscos, hasta que te acostumbres a esta música.

3. Ten paciencia con sus debilidades. Si sorprendes a tu madre comiéndose a hurtadillas una barra de caramelo, no te lances al ataque. Da ejemplo con discreción.

4. Alienta a tus padres a hablar acerca de sus problemas.  ten en cuenta que cosas como ganarse la vida o pagar la hipoteca son cosas que les parecen importantes.

5. Sé tolerante con su apariencia.  Cuando tu padre se corta el cabello, no trates de esconderlo de tus amigos.  Recuerda, le es importante parecerse a su círculo de amigos.

6. Si hacen algo que crees que está mal, hazles saber que es su conducta lo que te disgusta, no ellos.

7. Por encima de todo, ora por ellos. Externamente, puede que parezcan confiados, pero que por dentro se sientan débiles.  Necesitan que Dios les ayude a pasar estos años difíciles.

 

 

62   COMO CREAR HIJOS DELINCUENTES      Depto. de Policia, Houston, Texas

 

1.    Déles todo, todo lo que quiera.

2.    Permita que su hijo diga PALABROTAS y hable mal de la gente, del pastor, del maestro, del vecino, etc.

3.    No le de instrucción bíblica de ningún tipo.  A cambio de ello déle pornografía y literatura barata para que "se hagan hombrecitos y mujercitas preparadas".  Cuando cumpla 12 años llévelos a prostíbulos, para que aprendan el camino rápido al infierno, allí arrendarán qué es el SIDA pues serán portadores de la enfermedad y la trasmitirán luego a su cónyuge y a sus hijos.

4.    Cuando él le pregunte a Ud. algo importante sobre sexo o cualquier cosa no le conteste; mándale a dormir.   Mañana sus amiguitos se encargarán de explicarle con detalle sus dudas infantiles.

5.    Haga todo lo que le pida, no ponga obligaciones.  Hágale sus tareas, hágale todo, para que luego crea que es el dueño del mundo y que todos son sus sirvientes.  Así lo preparará para matar cuando alguien no le haga caso.

6.    Déjelo leer y ver todo lo que quiera.  Que lea pornografía, novelas de violencia, que mire tele y cable prohibidos para niños y cristianos.  De todos modos ya está grande y se no lo aprende en la casa en la calle se lo pueden tontear....

7.    Haga cosas malas delante de sus hijos y después dígales que ellos no deben beber licor, ni griten, no se droguen, y no le peguen a su mujer.

8.    Déles todo el dinero que quieran gastar.  Nunca les niegue el dinero, sino que dígales: Tu papá se mató para que vos te compres lo que querrás.

9.    Póngale siempre del lado de su hijo, aún contra la policía, la escuela, etc.  aunque él no tenga razón.

10.          Satisfaga todos sus deseos sensuales:

       Incítelo a que fornique

       Consígale su "Play Boy".

       Déle una su cervicitlídera LIGHT, pues esa casi no tiene alcohol.

       Cómprele a su adorada hijita sus blusitas escotadas para que enseñe todo, mejor si le compra también su mini saia.

11.          Dígale siempre, que puede ser que algún día vaya a cambiar.

12.          Mándelo a la Iglesia pero Ud. no vaya, quédese viendo la televisión o algo peor, para que su hijo anhele el día en que sea grande, para que darse también en casa pervirtiéndose.

 

   La felicidad y el futuro de tus hijos están en ti padre de familia, o en ti patojo, o en ti patoja; no destruyas sus vidas con actividades que les deshonrarán después.

 

 

63               DONDE BUSCAR EN LA BIBLIA

 

DONDE BUSCAR CUANDO ESTES:

En peligro - Salmo 91, Lucas 8:22-25

Deprimido - Salmo 34, 139, Romanos 8

Preocupado - Mateo 6:25-34, Filipenses 4:6-9

Con dudas - Juan 20:24-31, Hebreos 11

Afrontando una crisis - Deut. 33:27, Salmo 121, Hebreos 4:16

Desalentado - Salmo 23, 42, Isaías 40, Mateo 5:1-12

Atemorizado - Hebreos 12:1,  Mateo 10:16-31, Deut. 3:6

Tentado - Salmo 1,  1 Cor. 10:12-13, Stg. 4:7

Solitario - Salmo 27, Heb. 13:5, 1 Juan 1:7

 

DONDE BUSCAR SI NECESITAS:

Seguridad de la salvación - Ro. 8:16,38-39, 1 Juan 5:10-13

Perdón - Salmo 51, 130:3-4, Hechos 13:38-39,  1 Juan 1:9

Consuelo en circunstancias agobiantes - Juan 16:33, 2 Cor. 1:3-4, 2 Cor. 12:9

Valor para asumir responsabilidades - Josué 1

Ayuda ante el momento de la muerte - Juan 14:1, 1 Cor. 15:51-58, 2 Cor. 5:1-8, Filip. 1:21-23

Verificación de la Palabra de Dios como verdad - Salmo 119:89, Juan 7:17, 2 Tim. 3:15-17

 

DONDE BUSCAR SI QUIERES ENCONTRAR:

El Sermón del Monte - Mateo 6-8

Los Diez Mandamientos - Exodo 20

Las Bienaventuranzas - Mateo 5:3-12

El Relato de la Creación - Gen. 1-2

El Registro del Nacimiento de Jesús - Lucas 2

La Crucifixión y la Resurrección - Mateo 27-28

La Oración del Señor - Mateo 6:9-13

La Galería de los Héroes de la Fe - Heb. 11

El Inicio de la Iglesia, Pentecostés - Hechos 2

El Tabernáculo en el Desierto - Exodo 25-30

El Capítulo de Amor - 1 Cor. 13

El Capítulo de la Resurección - 1 Cor. 15

Profecias Inportantes de Jesús en el A.T. - Salmo 22, Isaías 53

Eventos Finales del Mundo - Mateo  24-25, Apoc. 5-22

 

DONDE BUSCAR EL PLAN DE LA SALVACION

Todos han pecado - Romanos 3:10, 23

El pecado trae la muerte - Rom 6:23

Buenas obras no pueden salvar - Efesios 2:8-9

Jesús, el único Salvador - Hechos 4:12, Juan 20:31, Rom. 5:3

Tenemos que venir a Jesús - Juan 6:37, Mateo 11:28

Recibirle como Salvador personal - Juan 1:12-13

Confesarle públicamente como testimonio - Mateo 10:32, Rom. 10:9-10

DONDE BUSCAR INSTRUCCIONES PARA LA VIDA CRISTIANA

Lee la Palabra de Dios - 2 Tim. 3:14-17

Oración - Mateo 6:6-13,

Confianza en Dios - 1 Juan 5:13-14

Guarda tus pensamientos y acciones - Filip. 4:8-9

Mantén tu corazón recto hacía los demás - Rom. 12:9-12

Ayuda a los que están a tu alrededor - Gálatas 6:10

 

 

64                                  EL HOGAR

 

El hogar con Cristo es el mejor tipo de cielo; sin El, es lo más certada figura del infierno.

 

ADORACION FAMILIAR

 

He aquí diez razones por los cuales todo hogar cristiano debiera dedicar tiempo a la adoración familiar cotidiano.

1.           Enviará a usted con corazón feliz a la tarea cotidiana, más fuerte para el trabajo y determinado a cumplir bien con sus deberes para la gloria de Dios.

2.           Dará a usted fortaleza para enfrentarse el desaliento, las desilusiones, las adversidades inesperadas y a veces a las esperanzas quebrantadas.

3.           Hará a usted consciente durante todo el día de la presencia atenta del invisible, quien hará a usted más que vencedor en cada pensamiento o cosa que se levante en su contra.

4.  Endulzará la vida del hogar y la enriquecería de un modo que ninguna otra cosa lo puede hacer.

5.  Disolverá  todos  los  malos entendimientos y aliviará has fricciones que algunas veces se introducen en el santo recinto de la familia.

6.  Sostendrá a los jóvenes, cuando salgan del techo paternal, determinará en gran manera la eterna salvación do sus hijos.

7.  Ejercerá una saludable y amplia influencia sobre aquellos que en algún  tiempo  pueden  ser huéspedes del hogar.

8.  Reforzará la obra de su pastor en el púlpito, y estimulará toda actividad do su iglesia.

9.  Será un estimulo y un ejemplo para que otros hogares tengan la misma clase de vida, servicio y adoración a Dios.

10.  La  Palabra de Dios lo requiere, y así obedecemos a Dios.

 

 

65          ¿POR QUE DEBO COMPATIR LA PALABRA?

 

¿Por qué debo leer y compartir la Biblia?

Existen muchas razones más por las que se debe leer la Biblia todos los días, mencionaremos aquí algunas solamente:

 

1.     Su Palabra es viva y da vida.  Hechos 4:12 Salmo 119:107 154

2.     Su Palabra tiene poder.  Jeremias 23:29

8.     Su Palabra dirige.  Salmo 119:105

4.     Su Palabra limpia.   Salmo 119:9 Juan 15:3

5,      Su Palabra sana y salva. Salmo 107:20

6      Su Palabra permanece fiel.  Salmo 119:89

7      Su Palabra es dulce. Salmo 119:103

8.     Su Palabra da Sabiduría. Salmo 119:104

9.     Su Palabra cuida y defiende. Salmo 119:109

10     Su Palabra nos sostiene. Salmo 119:116

11     Su Palabra as verdad. Salmo 119:160

12     Su Palabra es gozo. Salmo 119:162

18.    Su Palabra trae paz.  Salmo 119:165

14.    Su Palabra trae alivio.  Salmo 119:143

15.    Su Palabra es alimento.  Mateo 4:4

16     Su Palabra satisface. Salmo 107:9

17.    Su Palabra alumbra. Salmo 119:130

18.Su Palabra as pura. Salmo 119:140

 

 

66          ¿Y AHORA, QUE HAREMOS?

 

    Los numerosos nuevos convertidos del año pa­sado representan una gran bendición para nuestra iglesia. Es maravilloso. Esta es nuestra misión. No obstante, el éxito en el mas noble de todos los es­fuerzos crea sus propios problemas. El problema, dicho en su forma más sencilla, es este: ¿Qué hare­mos con estos "recién nacidos" en Cristo? Debemos hacer algo, pues la experiencia nos enseña que de otra manera perderemos a la mayoría de ellos.

     Hasta cierto punto nos podemos identificar con el apóstol San Pedro en el día de Pentecostés. En aquel día el predicó bajo la unción del Espíritu Santo y las tres mil almas que oyeron el evangelio se convir­tieron y se añadieron a la iglesia. Fue un día de éxito.  ¡Tres mil salvos. Tres mil recién nacidos en Cristo!

     Aquí principia el problema. ¿Qué haría usted con tres mil nuevos convertidos de diferentes antece­dentes, niveles económicos, idiomas y una vasta variedad de capacidades intelectuales? Ah tenemos al apóstol de pie ante tres mil personas en cuya mirada se lee la pregunta: "¿Y ahora qué haremos, Pedro?" Observe usted el cuadro: seis mil ojos llenos de ilusión y esperanza mirando al apóstol y esperando ser guiados después de haber hecho su decisión de seguir a Cristo.

     Aquella fue una buena pregunta y lo sigue siendo todavía. La debemos contestar quienes pertenece­mos a la Iglesia de Cristo. ¿Qué le dijo San Pe­dro a estas personas en espera de más instrucciones? La respuesta se halla en Hechos 2.42. El texto nos presenta un programa cuádruple que los apóstoles arreglaron para establecer en la fe a aquellas tres mil almas. Este programa fue efectivo en aquel tiem­po y también lo será ahora. Nos da la respuesta para aquellos que esperan de nosotros dirección, después de que han respondido a mensaje y han recibido a Cristo como su Señor y Salvador. ¿En qué consistía el programa?

 

Primero, experimentaron una devoción constan­te a las enseñanzas de los apóstoles. En otras pala­bras, los nuevos convertidos recibieron la enseñanza de la Palabra de Dios. Esta ha sido esencial. Nues­tras iglesias deben desarrollar un programa que de a los "recién nacidos, la leche espiritual no adulte­rada" para que por ella puedan crecer (I Pedro 2:2). Un buen método consistiría en establecer una clase para los nuevos convertidos. La enseñanza y la predicación expositiva serian otro método. Existen muchas formas de hacerlo. No hay rutas cortas hacia la madurez. Esta viene mediante el conocimiento de la Palabra de Dios. La parábola de "El sembra­dor" (Mateo 13) nos advierte que quienes no tienen raíces profundas se secan pronto.

 

Segundo, crearon la oportunidad para el compañerismo con los nuevos convertidos. Les enseñaron que se necesitaban los unos a los otros, que forma­ban parte de un cuerpo en el cual cada uno era importante con una función especifica que cumplir. El problema de muchas iglesias consiste en que todo lo hace un selecto grupo de personas. Esta actitud es perjudicial, especialmente para los nuevos con­vertidos. Debemos procurar que los nuevos conver­tidos entren a formar parte del "sistema" lo mas pronto posible, introducirlos en el compañerismo ayudándoles a encontrar su lugar y su función. Di­cho compañerismo debe ser afectuoso, franco, cordial y sin favoritismos (Santiago 2:1-4).

 

Tercero, principiaron a practicar La Santa Cena.  Esta ordenanza es importante y todas las iglesias deben practicarla. Una de las razones que San Pe­dro y los demás presentaron a los nuevos converti­dos respecto a esta ordenanza en particular fue la enseñanza de la importancia de la obediencia. Cris­to mismo ordenó la practica de esta ordenanza y, lo que El ordena, debe cumplirse en todas las áreas de la vida y la adoración.

     Estos tres mil convertidos no conocían la discipli­na en las gracias cristianas ni los mandamientos, por lo que los apóstoles les enseñaron la importancia de obedecer la Palabra de Dios y de caminar en esa luz.

 

Cuarto, Se les enseñó a orar. No se necesita decir mucho acerca del valor de enseñar a orar a los nue­vos convertidos. La victoria o el fracaso dependerá, en gran parte, de la enseñanza que reciban sobre cómo orar.

     ¿Cómo resolveremos el problema de los nuevos convertidos indoctos y sin disciplina? No se les ha de abandonar para que se las arreglen solos; tampoco los hemos de condenar. ¿Qué haremos? Lo mismo que San Pedro y sus compañeros hicieron y que se registra en Hechos 2:41. Les enseñaremos la Palabra de Dios, los incorporaremos al compañerismo, les enseñaremos la importancia de la obediencia y les enseñaremos a orar.

     Este programa cuádruple no se lleva a cabo fácilmente. Sin embargo, es esencial si queremos con­servar a nuestros convertidos. Además, produce satisfacciones que van mas allá de las palabras.

     Edifiquemos a nuestros niños en Cristo hasta que sean maduros y alcancen “La medida de la estatura de la plenitud de Cristo”   (Efesios 4:13).

 

 

 67                                        GOZO

 

     Definir el gozo como fruto del Espíritu para luego analizarlo sociológicamente, equivale a mal entender su verdadero significado. El gozo tiene una dimensión emocional que se relaciona legítimamente con las buenas cosas de a vida (Salmos 104:14-15). Sin embargo, el gozo que produce si Espíritu posee una cualidad Única. A fin de descubrir en que consiste esa cualidad, permitamos que Cristo, mediante su propia experiencia, defina nuestra perspectiva.

     En el marco bíblico, el gozo se relaciona íntimamente con la salvación divina. Incluye tanto una de­mostración exterior como Un regocijo interno en las acciones redentoras de Dios actuales y futuras. El salmista exclamó: "Por tanto me has alegrado, oh Jehová, con tus obras; en las obras de mis manos me gozo" (Salmos 92:4), y afirma: "Me mostrarás la senda de ha vida; en tu presencia hay plenitud de gozo; delicias a tu diestra para siempre" (Salmos 16:11). También hay gozo en ha salvación venidera: "Con todo, yo me alegrare' en Jehová', y me gozare en el Dios de mi salvación" (Habacuc 3:18).

     E. Beyrcuther lo resume así: "En el Antiguo Testa­mento, Un jubiloso regocijo resulta de la gratitud y la decidida confianza en Dios, quien constantemen­te ha ayudado a Su pueblo Israel. El pondrá fin a toda la miseria y desgracia en un acto final de liberación a ha llegada del Mesías. En el Nuevo Testamento el recogijo vuelve a Dios, quien ahora en Cristo inaugura ha edad escatológica de la salvación que gloriosamente se consumará con el retorno de Jesucristo."

     Lea los primeros capítulos de San Lucas y percibirá este júbilo en la alborada del día de salvación. Con cuánta frecuencia sonaba la nota de gozo mientras que Juan el Bautista y Jesús mismo se regocijaban en la salvación que había llegado (Juan 3:29; Lucas 10:21). Aquí se halla ha verdadera y única dife­rencia entre el gozo del Antiguo Testamento y el del Nuevo. Los escritores del Nuevo Testamento recal­can que el gozo se halla en el sufrimiento y también en ha liberación. Esta es una señal importante. Pues­to que se gozo se relaciona primordialmente con el triunfo de Dios sobre el mal, el triunfo no está en el sufrimiento en Si mismo, sino que mediante el sufri­miento se alcanza el triunfo.

     En este punto el Nuevo Testamento provea una nueva perspectiva del Antiguo Testamento. Jesucristo no solo es el Esperado; también es el Mesías su­friente. Mediante ese sufrimiento que anuncia el ida de salvación, Cristo se regocija.

     Aunque directamente hay pocas referencias so­bre ese tema se registran algunos aspectos intere­santes de esta verdad. Hebreos 12:2, dice: "Jesús. el cual por el gozo puesto delante de El sufrió la cruz, menospreciando el oprobio y se sentó a la diestra del trono de Dios."

     El gozo de Jesucristo se perfeccionó al cumplir ha voluntad del Padre. Llevó la cruz en la que sufrió por los pecados del mundo, por lo que no alcanzó este gozo con facilidad ni lo experimentó cómoda­mente. Para lograrlo tuvo que ir al huerto de la agonía donde exclamó: "Mas no se haga mi voluntad, sino la tuya." Hebreos 5:8 lo expresa de esta mane­ra: "Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia: y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación."

     Este mismo modelo se repitió en el aposento alto, cuando Cristo expresó su deseo de compartir su gozo con los discípulos: "De cierto, de cierto os digo, que vosotros lloraréis y lamentareis, y el mun­do se alegrará; pero aunque vosotros estéis tristes, vuestra tristeza se convertirá' en gozo La mujer cuando da a luz, tiene dolor, porque ha llegado su hora; pero después que ha dado a luz un niño, ya no se acuerda de la angustia, por el gozo de que haya nacido un hombre en el mundo. También vosotros ahora tenéis tristeza; pero os volveré a ver, y se gozará vuestro corazón, y nadie os quitará vues­tro gozo" (Juan 16:20-22).

     Si el gozo de Cristo es el modelo, entonces el gozo, que es fruto del Espíritu, no fluctuará con nuestros estados de animo. Mis bien será un pro­fundo y constante júbilo que proviene del conoci­miento de la salivación divina en una total redención de pecado. Esta libertad se obtiene después de acompañar a Cristo en las sombras del Getsemani, pronunciando las palabras de sumisión total, y cuan­do hemos "muerto a nosotros mismos" completa­mente.

     Al experimentar el perdón de los pecados, disfrutamos del gozo. Algunas veces es un gozo indescrip­tible y glorioso. Si conocemos la realidad de la obra completa de Dios en nuestras vidas y todos nuestros pecados han sido clavados en la cruz, podemos entonces experimentar ese gozo puro Y profundo el cual es también manifestación del amor perfecto.

     Juan Wesley en dl siglo XVIII, captó esa misma perspectiva: "El gozo cristiano es gozo en la obe­diencia; gozo en amar a Dios y guardar sus man­damientos, pero no se ha de cumplir como Si se fuera perdonado y aceptado por Dios mediante alguna obra de justicia propia. Ya hemos sido perdo­nados y aceptados por la misericordia de Dios en Cristo Jesús.  Sin embargo nos regocijamos al cami­nar conforme al pacto de gracia, en amor santo y gozosa obediencia. Nos gozamos a saber que somos justificados por su gracia, que no hemos reci­bido la gracia de Dios en vano, que Dios nos reconcilió consigo mismo y nosotros con su fortaleza andamos en el camino de sus mandamientos. El nos adiestra para a batalla y alegremente peleamos la buena batalla de la fe, nos gozamos en Cristo quien, por la fe, vive en nuestros corazones para echar mano de la vida eterna.  Este es nuestro gozo que nuestro Padre trabaja basta ahora, por tanto, nosotros también nos ocupamos en su obra, y que El haga en nosotros que sea agradable ante sus ojos.   “A El sea la gloria por todos los siglos.”

 

 

68                                                REFLEXIONES SOBRE LA ORACION

 

     Jesucristo, quien probablemente necesitaba orar poco, oraba mucho, mientras que nosotros que necesitamos orar mucho,  oramos poco.

     Mostrarnos  poca disposición para orar, en parte porque nos es difícil visualizar hasta que punto nuestra oración es decisiva en nuestro desarrollo espiritual.

     Tendemos a orar muy poco porque no percibimos adecuada­mente el privilegio que ello re­presenta. Se le ha llamado el pri­vilegio principesco, pues se ase­meja al acceso directo al rey que Un príncipe disfruta.

     Además, oramos poco porque no valoramos lo que sucede cuando oramos: esa reciprocidad que resulta cuando el Creador del universo nos concede atención individual.

     También, orarnos poco porque no lo darnos a la oración a atención necesaria a fin de adquirir habilidad en ella. Cuando somos peritos en la oración y compren­demos lo que está sucediendo, o sea su utilidad y la forma en que armoniza nuestras alabanzas y pe­ticiones, comprendemos que la oración es muy satisfactoria y pronto la practicaremos.

 

 Nos dirigimos al Padre

     Cuando oramos, generalmente nos dirigimos al Padre. Puesto que el Hijo y el Espíritu Santo participan de la misma naturaleza del Padre, podemos orar a ellos y ser escuchados. Sin embargo, Cristo siempre oraba al Padre y nos enseñó que, en su nombre, oramos al Padre. Todas las ora­ciones de San Pablo registradas en el Nuevo Testamento se dirigen al Padre. De hecho, todas las oraciones de la Biblia Se dirigen al Padre. Excepto una o dos de muy pocas palabras que parecen estar dirigidas a Cristo, como a oración de Esteban (Hechos 7:59).

     La oración debe hacerse en el nombre de Cristo, pues por noso­tros mismos no somos dignos de acercarnos al Padre ni merece­mos su ayuda. Pero Cristo es digno y por su mediación alcanza­mos audiencia con Dios.

     El Espíritu Santo nos asiste en la oración y nos guía en lo que de­bemos decir a! Padre. San Pablo dice: "El Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué he­mos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mis­mo intercede por nosotros con gemidos indecibles" (Romanos 8:26).

 

La oración en voz alta

     Mucho se puede decir concer­niente a la oración al Padre en voz alta, Si Se halla uno en Un lugar donde no estorbe a, otros. El salmista dijo: "Oye m voz" (Salmos 119:145), y otro más.' "Con me voz clamé a Dios, a Dios clamé" (Salmos 77:1). Cuando oramos en voz alta, disponemos mejor todo nuestro ser para la oración. Nuestras palabras son mas congruentes y literales que cuando oramos en silencio, lo que para muchos de nosotros es más satisfactorio. Al orar en voz alta nos dedicamos con mis fer­vor a esa práctica y estamos me­nos propensos a distraernos.

 

La postura en la oración

     Se puede orar puesto de cabe­za o de puntillas, pero estas no son posturas aconsejables. Es más deseable orar de rodillas. El ponerse de pie para prestar atención como ante un alto dignatario seria muy prudente, pues nuestra convicción sobre la grandeza de Dios se manifiesta en ello. La práctica de levantar una o ambas manos es bíblica y, cuando lo ha­cemos, expresamos físicamente nuestra fe en la soberanía de Dios.

     No nos ganamos el favor de Dios al practicar ciertas posturas, pero de acuerdo con a Biblia, la postura tiene un propósito: recal­car en términos concretos el re­conocimiento de a majestad de Dios y nuestro carácter finito.

 

La iniciativa divina

La iniciativa para la oración se origina en Dios. El nos ofrece su comunión. Mantiene en pie a oferta de una audiencia con El, dondequiera que estemos, lo que estemos haciendo, de día o de noche, ala hora que sea. Despier­ta en nosotros el deseo de disfru­tar de comunión con El. Si no creara en nosotros ese deseo no experimentaríamos, pues fuera de su gracia, como se declara en muchos credos, estamos "inclinados al mal y esto de continuo".

 

La alabanza precede ala petición

     Después de dirigirnos al Padre al principio de la oración, lo mejor es adorarte y alabarte por su ayuda en el pasado y en el pre­sente antes de formular peticiones.  Frecuentemente  los cris­tianos maduros notarán que su oración consiste sólo de alabanzas a Dios, que está exenta de peticiones.  Cuando se hacen peticiones a menudo se suplica la ayuda divina para glorificar mejor su hombre, en lugar de pedir para una vida más cómoda para nosotros mismos.

     La amistad con otra persona se fomenta mejor cuando le demostramos nuestro aprecio y le expresamos nuestro genuino interés.  La amistad puede resfriarse y acabarse si cada vez que nos encontramos con un amigo sólo le pedimos favores.  Dios es una persona inteligente, con afectos y voluntad, y aunque es infinito la naturaleza de sus esperanzas en el compañerismo con nosotros no difieren de las de un ser humano.

 

Oramos a una persona

     Al orar debemos comprender que Dios es una persona.  No es simplemente una idea abstracta de lo bueno, como creía Platón.  Es correcto decir que dios es bueno, que es amor o que es verdad, mas algunas personas no entienden que es una persona.  Si se cambian las frases anteriores y se dice:  la bondad es Dios, entonces no se considera a Dios como persona y, como tal, no escucha ni responde a nuestras oraciones.

     Estas son sólo algunas reflexiones sobre el privilegio de la oración, que es muy amplio para todos los que creemos en Cristo.

 

 

69          EVANGELIZACION:  MISION SUPREMA DE LA IGLESIA

     Muchas iglesias de nuestro tiempo se han olvidado del mandamiento básico de nuestro Señor Jesucristo: “Id, y haced discípulos . . . bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”   Mateo 28:19

     Los pastores, los laicos, los creyentes que han aceptado a Cristo como su Salvador personal, tienen la responsabilidad directa de cumplir este mandamiento.  Pero las iglesias o individuos que olvidan su responsabilidad, se encuentran en el camino de su justa retribución.

     En una encuesta realizada en una iglesia de esta categoría (sin frutos), se hizo la siguiente pregunta:  ¿Por qué la iglesia no crece y se desarrolla?  Las respuestas fueron muy singulares y mezquinas:  “Ese es trabajo del pastor, no de nosotros . . .”  “Tenemos muchas ocupaciones; no podemos salir a evangelizar.  Que el pastor lo haga, para eso le pagamos . . .”  “Todo el vecindario conoce bien nuestra iglesia; sencillamente no quieren asistir . . .”  “Todos son impíos, no merecen un lugar en el templo . . .”

     Excusas y más excusas de personas llamadas “cristianas” que no quieren trabajar, no producen fruto ni sienten compasión o amor por sus prójimos, por los perdidos.  Muchos de estos cristianos se contentan con ser religiosas solamente.  No quieren ni tienen intención de cumplir el mandamiento del Señor.

    Los cristianos que actúan de este manera saben lo que es una vida victoriosa, controlada por el Espíritu Santo.  En las iglesias parecen ser cristianos sinceros que estudian la Biblia.  Son fieles en la oración, pero no se sienten gozosos ni les entusiasma su relación con el Señor porque no han aprendido a dar fruto.

     Jesucristo protestó por esta falta de fruto.  A los fariseos los llamó “hipócritas”, “sepulcros blanqueados” y maldijo una higuera que no producía fruto (Mateo 21:19).

     Ocho factores son necesarios para una fructífera evangelización.  Bien usados, éstos pueden transformar al creyente y hacer que su testimonio sea más efectivo.

 

1. Asegúrese primero de ser verdaderamente cristiano, de amar a Dios por sobre todas las cosas y a su prójimo como a usted mismo.

2. Tiene que estar seguro de que sus pecados han sido perdonados y de que Cristo gobierna totalmente su vida.

3.  Tiene que estar seguro de que el Espíritu Santo mora en usted en toda su plenitud.

4.  Ha de estar preparado para compartir la fe del Señor Jesucristo con otros.

5.  La oración debe ocupar el centro de su vida espiritual, en particular cuando evangeliza.

6.  Ha de salir a evangelizar con la confianza de que el Señor le acompaña siempre.

7.  Debe testificar de Cristo con firmeza y seguridad a cuantos le sea posible.

8.  Debe esperar que Dios le utilice para la salvación de una alma.

     El cristiano verdaderamente feliz es el que comparte su fe.  Si bien es cierto que el estudio de la Biblia y la oración son esenciales, no pueden sustituir el testimonio personal.  En ocasiones los creyentes se niegan a testificar porque temen el rechazo o el insulto de los inconversos.  

     Para obtener buenos resultados en la evangelización es necesario estar firmemente basado en s fe, en la cual habrá poder para salvación a todos los que acuden a Cristo.

     Un número creciente de miembros de la iglesia constantemente son utilizados por Dios para presentar a Cristo ante otros porque han sido capacitados efectivamente en la Escritura, y han sido llenos del poder del Espíritu Santo. Estos abnegados cristianos no pierden el tiempo hablando sobre lo superfluo o sin razón.

     El Señor Jesucristo dijo claramente: “Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y al salvar lo que se había perdido.”  Por ello nos ha dejado el mandamiento de que proclamemos las buenas nuevas de salvación.  Este orden es individual,  pero a la vez colectiva, para la iglesia del siglo XX.  ¿Está usted cumpliendo tal mandamiento?  ¿Es usted miembro de la iglesia?  He aquí su misión suprema: evangelizar.

 

 

70          LA IGLESIA Y SUS JOVENES

 

        Si tenemos en cuenta que el 75 por ciento de la población del mundo tiene menos que 25 años de edad, al instante comprendemos la importancia que la juventud tiene para el ministerio de la iglesia. Por otra parte, este es el tiempo de la vida en el cual las personas tienen más energías, más valor, más iniciativa y más ímpetu.

       La iglesia no puede ni debe desaprovechar la oportunidad de utilizar a los jóvenes como instrumentos en las manos de Dios para cumplir la sagrada tarea que el Señor les ha encomendado.  Así que los jóvenes ofrecen a la iglesia el gran desafío de ayudarlos.

        Hay una estrecha relación entre la iglesia y los jóvenes. Y en toda relación existe un dar y recibir. Par tanto, la iglesia debe dar amor.

        El amor es la característica principal que debe prevalecer en toda la iglesia de Jesucristo (1 Corintios 13:13). El basó todo su ministerio en el amor de Dios y es por el amor que dio su vida por nosotros (Romanos 5:8). Cristo es la cabeza de la iglesia e imprime a cada uno de los creyentes este gran amor para que lo compartamos con otros.

        Los jóvenes que están dentro de la esfera de la iglesia son quienes necesitan todo su amor. Son ellos los que buscan que éste sea una práctica constante.

        En segundo lugar, la iglesia debe dar el mensaje.

        El mensaje que debe darles es el mismo que recibió de Cristo. No debe adecuarlo a la juventud, sino que debe ayudarlos para que encuentren en el mensaje de Cristo el poder del Espíritu Santo. El poder que cambia, fortalece, santifica y produce en cada joven un instrumento potencial en las manos de Dios. La iglesia que se niega a reducir el nivel del mensaje de Cristo no sólo crece, sino que es una iglesia llena de vida, sinónimo de juventud

        En tercer lugar, la iglesia debe darles a sus jóvenes oportunidad.

        La oportunidad de crecer, desarrollarse, integrarse, identificarse de tal manera que ese lugar santo se constituya en el ambiente ideal para foguearse o enriquecerse espiritualmente.  La iglesia debe lanzar a sus jóvenes al mundo, firmes en el Señor, a fin de que ella sea reconocida por el testimonio de ellos (1 Timoteo 4:12).

        En esta relación de dar-recibir los jóvenes también deben hacer algo por su iglesia.

        En primer lugar deben amarla. No debe ser una iglesia más para ellos sino su iglesia; que la aman porque les ha brindado a oportunidad de hacer algo para Dios. La iglesia es para Cristo su esposa, a quien ama, cuida y defiende. Dio su vida por ella y ahora intercede por ella para que permanezca hasta su venida.

        Por lo tanto, los jóvenes deben sustentarla, apoyarla para que cada día pueda ser de ayuda a muchos que están perdidos en el pecado, sin Dios.

              La juventud debe ser leal a su iglesia. Leales a la ayuda espiritual que han recibido a través del mensaje de Cristo. Asimismo, leales come herederos de pregonar el evangelio de poder que han recibido (Gálatas 1:6-10).

 Carlos Hugo Fernandez

 

71         LA VISITACION BIBLICA

 

PARTE I

 

“Había entonces en Damasco un discípulo llamado Ananías, a quien el Señor dijo en visión: Ananías. Y él respondió: Heme aquí, Señor.  Y el Señor le dijo: Levántate, y vé a la calle que se llama Derecha, y busca en casa de Judas a uno llamado Saulo, de Tarso; porque he aquí, él ora.”  Hechos 9:10-11

 

1.  El Mandamiento

 

“Ananás...levántate, y vé.”  Nótese que es una orden dada por el mismo Señor.  Había que visitar a una persona recién convertida.  Esa conversión había sido lograda personalmente por el mismo Señor Jesucristo.  Se trataba, pues, de un auténtico “nuevo nacimiento”.  Sin embargo,  esa persona debía ser visitada.

 

2.  La Calle

 

“A la calle que se llama Derecha”.  Conocer el nombre de la calle donde vive la persona que vamos a visitar es un detalle necesario.  Por eso conviene tener un fichero, ye que a veces la memoria puede fallar.  Cuanto visitamos, llevamos la Palabra de Dios a la calle.  No debemos encerrarnos en los templos.

 

3.  La Casa

 

“Y busca en casa de Judas”.  Hoy diríamos:  “Y busca  en el edificio que está a la altura de numero x.x., piso tal, apartamento cual.”  Veinte siglos atrás era más fácil decir “en casa de Judas”.  Siempre tenemos que conocer el domicilio exacto de la persona que vamos a visitar.

 

4.  El Nombre

 

“A uno llamado Saulo”.  Es muy importante saber el nombre de la persona que nos proponemos entrevistar.  Pocas cosas son tan gratas para cualquiera como escuchar su propio nombre.  Conociendo su nombre, podremos orar correctamente y hablar con mayor interés.  Además, tendremos más datos para nuestro fichero.

 

5.  Las Referencias

 

“De Tarso”.  Además de la identidad, todo otro dato es importante.  En este caso, se indica el origen de Saulo.  También conviene conocer la edad, el estado civil y cualquier referencia útil para la iglesia.  Así cada miembro en perspectiva puede ser clasificado correctamente y mejor comprendido.

 

6.  Los Antecedentes

 

“Porque he aquí, él ora”.  Este es el “punto de contacto”  en la visitación.  Si podemos mencionar un antecedente que justifica nuestra visita, (por ejemplo, su visita a la iglesia), tanto mejor.  Esto facilita el curso de la conversación y permite entrar rápidamente “en materia” sin muchos rodeos.

 

7.  La Obediencia

 

“Fue entonces Ananías y entró en la casa”  Vs. 17.  La voluntad del Señor debe ser cumplida.  Hay que obedecer sin demora.  Si es posible, es mejor entrar en la casa.  No conviene quedarse en la puerta.  En el interior será más fácil presentar nuestro mensaje y orar con la persona visitada.

  

Observación final:  Ananás de Damasco no era pastor.  No era diácono.  No era uno de los apóstoles.  Simplemente, era un cristiano que obedecía al Señor.  Era un discípulo sencillo.  Uno de los tantos miembros de la iglesia.  Pero cumplió la orden divina y practicó la visitación.  Los resultados fueron eternos y estarán siempre a la vista de todos nosotros.

 

PARTE II

 

“Fue entonces Ananías y entró en la casa, y poniendo sobre él las manos, dijo: Hermano Saulo, el Señor Jesús, que se te apareció en el camino por donde venías, me ha enviado para que recibas la vista y seas lleno del Espíritu Santo. Y al momento le cayeron de los ojos como escamas, y recibió al instante la vista; y levantándose, fue bautizado. Y habiendo tomado alimento, recobró fuerzas. Y estuvo Saulo por algunos días con los discípulos que estaban en Damasco.” Hechos 9:17-19

 

1.  La Prontitud

 

“Fue entonces Ananás y entró en la casa”.   Por el contexto y la referencia del versículo 9, se advierte que sólo pasaron tres días desde que Saulo se convirtió hasta que fue visitado por Ananás.  Cuando el Señor encomendó esta visita a Ananás, demostró que El desea que la conversación de los frutos se inicia sin pérdida de tiempo.  Véanse los pontos 1 y 7 de la parte I.

 

2.  El Amor

 

“Y poniendo sobre él las manos, dijo: Hermano Saulo”.  Tres manifestaciones de amor fraternal:  a)  la imposición de manos para llevar sanidad a un ciego, mediante un gesto que demuestra presencia física y caridad cristiana;  b)  la palabra “hermanos” a un ex-enemigo de las iglesias;  c)  el nombre “Saulo:”  nada tan grato a los oídos de una persona como su propio nombre.  Ananás usa una técnica de acercamiento que inspira plena confianza a su interlocutor.  Obsérvese que no le hace recriminaciones,  pese a que conocía sus malos antecedentes tal como se desprende de los versículos 13 y 14.  El visitador no debe referirse necesariamente a los hechos desagradables del pasado.  La conversación ha de iniciarse con expresiones de sincero afecto.

 

3.  El Punto de Contacto

 

“El Señor Jesús, que se te apareció en el camino por donde venías”.  El visitador menciona los antecedentes que justifican la visita.  Vea el punto 6 de la parte anterior.  Demuestra así dos cosas importantes:  a)  que conoce algunas valiosas circunstancias relativas a la persona visitada;  b)  que tiene interés particular en esa conversación hacia el tema correspondiente, sin perder demasiado tiempo en charlas inútiles.

 

4.  La Autoridad

 

“Me ha enviado”.  El visitador aclara que no viene en su propio nombre, ni en representación de tal o cual organismo, sino que lo hace en obediencia a un mandato del Señor Jesucristo.  No pretende autoridad propia ni invoca derechos personales.  Simplemente hace notar que se somete a la autoridad del Señor y que está allí en cumplimiento de un deber cristiano, haciéndolo cn sumo gozo.  No lleva, pues, sus propias palabras, que es portador de la Palabra de Dios.

 

5.  El Propósito

 

“Para que recibas la vista y seas lleno del Espíritu Santo”.  Una visita tiene que llevar un propósito concreto.  Es inconcebible visitar “a ciegos” sin objeto alguno.  Ananás dice claramente cuál es su finalidad.  El visitador no debe divagar en medio de una nube de frases ambiguas.  Es de fundamental importancia que la persona visitada comprenda perfectamente el propósito de la entrevista, evitando toda sombra de duda o confusión.

 

6.  El Fruto

 

“Y al momento le cayeron de los ojos como escamas, y recibió al instante la vista; y levantándose, fue bautizado.”  Una vista correctamente planeada y efectuada produce buenos frutos.  En este caso podemos recordar las siguientes etapas:  a)  el Señor ganó a Saulo;  b)  el Señor llamó a Ananás para que visitara a Saulo, ofreciéndole todos los detalles necesarios;  c)  de inmediato Ananás obedeció, fue a la casa indicada, entró y habló a Saulo.  Resultado:  Saulo fue bautizado y llegó a ser miembro de la iglesia.  La misma fórmula puede producir hoy iguales frutos.

 

7.  El Apoyo

 

“Y habiendo tomado alimento, recobró fuerzas. Y estuvo Saulo por algunos días con los discípulos que estaban en Damasco.”  Los creyentes de Damasco practicaron una política de puertas abiertas.  No se encerraron en un inexpugnable círculo, excluyendo al ex-perseguidor de los cristianos.  Lo recibieron cordialmente.  Demostraron que afecto expresado por Ananías en la vista anterior no había sido una simple “táctica” (como la simpatía artificial de ciertos vendedores), sino un auténtico sentimiento de amor cristiano.  Así ingresó Saulo de Tarso a la gozosa comunión fraternal.  Los vínculos de la paz lo unieron a estos sinceros discípulos, porque ellos supieron ofrecerle un ambiente acogedor.  Y esa actitud es un complemento indispensable de toda obra de visitación.  La enseñanza es clarísima:  Si las iglesias desean visitar los hogares de sus vecinos encuentren calor del hogar cuando ellos visiten las iglesias.  –El Expositor Bautista

 

 

72         LA LECTURA DE LA BIBLIA

 

              Se ha probado en mil y una formas que el hombre es por naturaleza social.  Una de las expresiones de su sociabilidad es la palabra, sea oral o escrita.  El libro es una de los mejores medios de que dispone para asociarse.

              Creo que el origen de la carta es que alguien de una familia se hallaba ausente.  Igualmente el hombre se encuentra ausente del hogar paterno, por lo cual Dios inicia su búsqueda mediante una carta (en este caso la Biblia).  Existen formas diversas para estudiar la Biblia, pero aquí sólo sugiero una de ellas, en forma de una carta.

              Su autor.  No me refiero a los autores humanos, sino al autor que los inspiró, y los escritos sagrados nos declaran que Dios es el autor de las Escrituras (2 Pedro 1:20, 2 Samuel 23:2, Lucas 1:70).  A su Autor sólo se le conoce mediante una experiencia personal en Cristo.

              Su procedencia.  La Biblia no existiría si Dios no existiese.  La continua lectura de la Biblia nos dará la seguridad de que esta carta viene en verdad del cielo.

              Su destinatario.  Al igual que toda carta, la Biblia tiene un destinatario: la humanidad (Juan 3:16).  Debemos leerla con la idea de que es dirigida a nosotros personalmente.

              Su asunto.  También en este aspecto la Biblia es especifica pues en todas sus líneas se halla el asunto para el que fue escrita:  hallar a Cristo, la salvación (Juan 5:39, Romanos 8:31, 15:4, Colosenses 4:16).  Al leer la Biblia hemos de considerar la salvación como un asunto personal: nuestra salvación.

              Conclusión:  Una carta no será completa sin su conclusión.  La Biblia también la tiene y es la bienaventuranza o la tragedia del hombre, de acuerdo a lo que éste haga con las indicaciones que la Biblia contiene (Juan 3:17-18).  La Biblia es un aviso encomiable del amor de Dios.  El hombre que rehúse este amor habrá labrado su propio destino.

              Tener un plan para la lectura de la Biblia.  Principie con el Evangelio de San Lucas y luego proceda con los otros tres evangelios, y después con Hechos y los demás libros del Nuevo Testamento en el orden que aparecen.  Luego regrese al Antiguo Testamento.  Principie con los libros históricos, luego, lea los primeros cinco libros de la Biblia, y después continúe  con los salmos y los profetas, Job, Eclesiastés, etcétera.

              Mediante la lectura continua de la Biblia toda persona puede hallarse con Dios.  Claro que hoy día el concepto que se tiene de El es muy confuso, pero Dios mismo se ha encargado de darse a conocer, registrando este conocimiento en la páginas de la Biblia (1 Pedro 3:15’16).  La Biblia describe las realidades humanas, revelando así la naturaleza misma de la humanidad, por ejemplo la condición degenerada del pecador.  Revela también que el hombre puede vivir en un nivel superior como hijo de Dios, con la vida transformada por el poder del Espíritu y por la fe en Jesucristo.

              Lea la Biblia para saber, y para hacer y para servir a Dios íntegramente.  Paladio Garza

 

 

73        COMO LER LA BIBLIA CON MAS PROVECHO

 

              Lea su Biblia lentamente.  Aparte algo de tiempo, aunque usted no tenga mucho tempo disponible.  Dele a Dios oportunidad de hablarle.  Esta es la parte más importante del estudio de la Biblia.  Lo que es meramente enterarnos, atravesar la Biblia a fin de que nuestra inteligencia entienda el texto, a fin de hacer ciertas decisiones sobre su significado e incorporarlo en el contenido de nuestra teología – eso comparativamente no vale mucho en cuanto a resultados espirituales.

              De ser posible nunca esté  apurando al abrir la Palabra de Dios.  El ha dicho: “Estad quietos, y conoced que yo soy Dios” (Salmo 46:10).  El es el Dios de santidad, y nos corresponde acercarnos a su presencia con reverencia.

              La Palabra de Dios es al arbusto, la zarza ardiente de la que sale la llama de fuego.  La Palabra de Dios es la montaña en la que Jehová  de los Ejércitos se manifiesta.  En zarza y montaña Dios nos habla;  en ellas oímos las palabras de vida eterna.  Es menester que seamos santificados y que lavemos nuestras vestimentas y que estemos listos para oír al Señor.  Hemos de despojarnos de todos afecto terrenal y poner nuestra mirada en las cosas de arriba.  Hemos de darnos cuanta de quién habla:  es el mismo Dios, creador del cielo y de la tierra; Dios el Padre nuestro Señor Jesucristo; Dios, quien juzgará a los vivos y a los muertos, y ante quien comparecerá todo hombre.

              Y cuando adoptamos esa actitud, El súbitamente nos susurra que no debemos quedarnos alejados, sin que nos hemos de acercar a El.  Recuerdo una ocasión en la que, después de haber leído u himno acerca de la bendición de estar postrado ante el trono de Dios, quise adoptar esa postura en mi corazón, y ver a Dios desde lejos.  Pero entonces el Espíritu Santo me trajo este mensaje de Cristo: “No allá lejos, sino aquí.  Por fe, acércate y sube.”  Y entonces recordé que está escrito que Dios nos resucitó juntamente con Cristo, y que nos ha hecho sentarnos en “lugares celestiales en Cristo” (Efesios 2:6).

              De allí en adelante empecé a aprender más de la Biblia que lo que había aprendido en largo tiempo.  Este no es un proceso superficial que se extiende por largo, sino más bienes un proceso profundo que hace un pozo aquí, y otro allá, y aún otro más allá.  El agua en cada pozo es fresca y cristalina.  Y Dios mismo nos lleva el vaso a nuestros labios.  de la revista Eternity

 

 

74              COMO AYUDAR A MI PASTOR        Exodo 18:17-22

 

El día antes de la llegada de nuestro nuevo pastor leí de nuevo estas palabras de Jetro a Moisés.  Me pregunté: Si es cierto que mi pastor no puede “hacerlo todo,”  ¿cómo puedo ayudarle a tener más éxito?  Creo que los siguientes pasos de autodisciplina contestan mi pregunta:

 

1.  Puedo ayudarle con mi asistencia fiel a todos los cultos.  Predicarle a una buena congregación, y se es posible, al templo lleno, estimula al pastor a prepararse para predicar mejor.  Sencillamente es un asunto del desafío que esto le presenta.

2.  Al cumplir mi parte de las finanzas de la iglesia.  Si mi pastor no está excesivamente preocupado por los presupuestos y los gastos de la iglesia, estará en libertad de ayudar a la congregación a disciplinarse en otras áreas además del diezmo.

3.  Al honrarlo por la posición que ocupa.  El no es me empleado.  Es mi pastor.  ¡Y hay diferencia entre ambas cosas!  Uno es el siervo de los hombres; el otro es un siervo de Dios.  Sea cual fuere su habilidad en el púlpito debo honrarle como el hombre de Dios.

4.  Al hacerles sentir que le necesitamos y la queremos.  Y no sólo por lo que pueda hacer por mí.  Sencillamente haré un esfuerzo para que   sienta que lo necesitamos y lo apreciamos; esto le inspirará a redoblar sus esfuerzos.  Es humano como los demás.

5.  Al notificarse por escrito todas mis peticiones.  Haré un esfuerzo de escribirle cualquier favor, o sugestión, o petición.  De esa manera ayudaré a que no se le olvide.

6.  Al respectar sus horas de descanso.  Cuando yo sepa qué horas quiere descansar o estudiar para sus sermones, procuraré respectar esas horas.  Igualmente sé que los quince minutes antes y después y de cada culto son a menudo minutos importantes – procuraré no molestarle con asuntos rutinarios, pues él se estará preparando para el culto o bien saludando a los visitantes.

7.  Al respectar sus horas con su familia.  La iglesia le necesita pero los suyos  le necesitan también.  Procuraré estimularlo a que tome el tiempo necesario con su familia.  Procuraré respectar su día de descanso y la casa pastoral que es su hogar, aunque la iglesia  se lo proporcione.

8.  Al no expresar excesiva atención para mí, excepto en tiempos de necesidad especial.  Me va a ser difícil disciplinarme en este respecto, pero procuraré hacerlo, sabiendo que mi pastor será paciente conmigo si al principio no tengo éxito.

9.  Al orar diaria y fervientemente por él.  Este no es una disciplina sin valor.  La oración obra milagros.  Dios le dará a mi pastor mayor fuerza para tareas mayores, pero yo debo hacer mi parte.  Debo orar por él.

10.  Al mantenerlo informado.  El necesita mi ayuda para saber quién está enfermo, quién ha ido al hospital, quién tiene alguna necesidad especial, etcétera.  Ningún pastor puede hacer su tarea sin la ayuda de los laicos.  Moisés no pudo.  Tampoco puede nuestro Moisés.

              En resumen mi pastor será la clase de pastor que yo le ayude a llegar a ser.  Si yo tengo poca visión, estorbaré la suya. Si soy negativo, le afectaré de esta manera.  Pero si tengo una gran visión y mucho entusiasmo, lo ayudaré a él a tenerlos.  El día antes de la llegada de mi nuevo pastor, yo hago el voto de ser la clase de cristiano que sea un gozo pastorear.  Entonces, con la ayuda de Dios, lograremos grandes cosas en el nombre de Jesús.       Por Tom Barnard

 

 

75        LA VISITACION

 

              Recientemente pusimos en operación en nuestra iglesia, un programa de visitación de puerta  en puerta.  Decidimos que los sábados ere el mejor día para hacerlo.  Nos reunimos a los 9:00 de la mañana.

              El primer sábado se presentaron dieciséis personas de la congregación.  Hicimos aproximadamente cuarenta visitas en siete manzanas.  De ellas sacamos alrededor de veinte prospectos.  De estas veinte casas vinieron dos niños a la escuela dominical al domingo siguiente.  Cada vez que hemos salido a visitar hemos encontrado nuevos prospectos.

              Preparamos unas volantes, en las que explicamos el propósito de nuestra escuela dominical, y ofrecimos pasar por los niños si era necesario.  Dejamos un volante en cada casa donde nadie abrió la puerta.  Una de esas casas ere la de una familia con ocho niños – y al siguiente domingo toda la familia estaba en la escuela dominical.

              Después de encontrar un prospecto, llenamos una tarjeta con la información y se la damos al director  de la visitación.  Tenemos  4 grupos de visitación formados por los que se ofrecieron de voluntarios para visitar.  Cada uno se encarga de las visitas un jueves al mes.

              La mejor recomendación para la visitación de puerta en puerta es que da resultados.  La gente vendrá a la escuela dominical pero hay que ir por ella.  Además la visitación genera un nuevo sentido de entusiasmo y le da a nuestra gente la oportunidad de hace algo por el Señor.  Tenemos a muchas personas cooperando en el programa de visitación que no estaban haciendo nada en la iglesia antes.

              No ceda a la tentación de quedar satisfecho con lo que su iglesia está haciendo.  No se desaliente si su asistencia ha bajado.  Llene esas listas con nuevos prospectos.  Empiece ahora mismo un programa de visitación de puerta en puerta.  Tendrán una cosecha rica.      Por Perry H. Hipple

 

76            COMO UD. PUEDE AYUDAR A SU PASTOR

 

              El culto matutino había terminado.  La congregación se retiraba, saludando al pastor.  De pronto una señora explotó:

              - ¡No fue usted a visitarme cuando estuve enferma!

              - ¿Estuvo usted tan enferma que tuvo que llamar al médico? – le preguntó tranquilamente el pastor.

              - ¡Seguro!

              - ¿Por qué entonces no hizo que alguien avisar también al pastor?

              La mirada de la señora reveló lo que todo ministro sabe – que se espera que él sea clarividente, y sepa todo lo que concierne a su congregación.  Lamentable - ¿o felizmente? – un ministro no está dotado de tales poderes; por tanto, aprecia que se le informe cuando sea necesario.

              Hay también otras formas en que los miembros pueden ayudarle a servir mejor.  Estas siete son especialmente importantes:

              1.  Hágansele conocer las necesidades espirituales.

              Cuando golpea la muerte o la enfermedad, puede que el pastor no llegue a enterase hasta que sea demasiado tarde, si algún miembro no se toma el cuidado de avisarle..  No diga: “Seguramente algún otro avisará al pastor;” hágalo usted mismo.  ¡Esta información vital a veces pende del delgado hilo de una llamada telefónica!

              2.  Ofrece sugestiones positivas.

              La crítica destructiva no logra mucho.  Pero si las críticas y sugestiones son amistosas, pueden ayudar.  Un pastor sabio no se ofende por los comentarios.  Sabe que las debilidades del programas de la iglesia a menudo se ven mejor desde los bancos que desde el púlpito.

              3.  Asista fielmente a los cultos.

              Sólo los miembros y visitantes pueden llenar los bancos.  Una congregación completa estimula a cualquier predicador; una buena asistencia inspira una buena predicación.

              Esto me recuerda siempre una iglesia de las montañas en la que no había un farol, e en los bancos había lugar para ellos.  Cuando un miembro estaba ausente, su lugar estaba a oscuras.  Llevamos la luz de nuestro  testimonio cristiano cuando estamos en nuestros puestos en la casa de Dios.  Cuando estamos ausentes, algo falta.

              4.  Lleve su parte de la carga de la iglesia.

              Algunos miembros están demasiado dispuestos a permitir que el predicador lleve más que su parte de la carga, con la excusa de que “para esto se le paga.”  Pero un pastor que tiene que empujarlo todo, se debilita un cuerpo y espíritu.  Tome usted mismo alguna iniciativa.

              5.  Avísele de los nuevos vecinos en la comunidad. 

              Cuando alguien se muda al pueblo, el pastor tendría que visitarlo.  Si se trata de una familia sin relación con una iglesia, él la invitará a los cultos.  Pero por lo general no se entera de eso nuevos vecinos se no se la avisa.

              6.  Comparta la carga de la visitación.

              Ningún pastor puede hacer todas las visitas que habría que hacer.  Los miembros debieran ayudarle.  A menudo sus visitas son más eficaces que las de él.

              7.  Sea su amigo.

              Un pastor es humano.  Tiene sus alegrías y sus penas, sus puntos fuertes y débiles, sus victorias y sus derrotas.  ¡Puede conocer la soledad!  Tiene necesidad de amistad y compañerismo.  Sus apremiantes deberes pastorales le impiden tener tiempo para un compañerismo íntimo con todos sus miembros.

              Por  consiguiente, aprecia la camaradería de aquellos que son sus amigos.  Sabe que estarán a su lado en momentos de necesidad personal, la alentarán un su trabajo, y serán pacientes con sus errores.

              Afortunadamente, por cierto, son los miembros quienes pueden dar a su pastor una amistad tal – y recibir en cambio la amistad de su pastor.                   del Estandarte Evangélico

 

77           RECETA PARA SUPERARSE

 

Ingredientes:

 

1            Taza de buenos pensamientos

1            Taza de finas atenciones

1            Taza de consideración hacia los demás.

3            Tazas de perdón

2            Tazas de felicidad

4            Tazas de oración y fe. para elevar el espíritu.

Mezcle muy bien todos los ingredien­tes.

Agregue suficiente simpatía.

Sazone con regalitos de amor y servicio.

Vierta la mezcla en el molde de su vida y

Decórela con sacrificios por los que le rodean.

 

78          EL CULTO FAMILIAR

 

              Es la hora de la tarde.  La familia se reúne para la lectura de la Palabra de Dios.  El padre abre el Libro Santo y lee.  De las viejas páginas van saliendo las promesas, las amonestaciones, los mandatos y exordios del Señor.  Los hijos escuchan atentos.  Van oyendo cosas nuevas, empero cosas tan antiguas como la humanidad, que caen en sus almas como riego y siembra de una cosecha futura de fe y de carácter.  El Señor está presente en medio de la célula familiar, la célula viviente de su pueblo, su iglesia, su cuerpo santo y amado.

              Hoy de un salmo; mañana es una profecía, una biografía, el capítulo de una epístola o una parábola del Señor.  Dondequiera que se lea, en Génesis o en Cantares, en Marcos o en Colosenses, siempre e la misma Palabra Eterna que Dios mandó en un mandamiento básico, que se lea a los hijos todos los días.

              Los niños se van familiarizando con la lectura que luego los hará seres de provecho; los jóvenes van aprendiendo un modo de vivir puro y recto; los mayores van enriqueciendo sus almas con sabiduría.  Es la hora de la lectura de la Biblia y la familia cristiana se recoge un momento en el templo interior para adorar a Dios en “espíritu y en Verdad.”  Como lo pide el Señor Jesucristo.

              Y Cristo está presente en forma invisible, pero dinámica.  Se siente su compañía en el grato calor espiritual que produce la lectura.  Pareciera que el tiempo y el espacio desaparecen, que el mundo calla su rodar impío y la familia cristiana queda sola ante la presencia augusta del Eterno.

              No hay momento en el día como el momento del culto familiar.  ¡Bienaventurados los hogares cristianos que lo practican!  Una oración final, breve, espontánea, sentida, elevada por el padre o la madre, completa un momento celestial habido sobre la tierra.   De la revista Salud y Vida

 

 

79         CRECIMIENTO CRISTIANO

 

              Las orquídeas no crecen en las zonas polares.  Crecen en las regiones tropicales.  Las naranjas no se cultivan en Groelandia.  El clima es esencial para el desarrollo debido, y sin la combinación de tierra, humedad y luz del sol las plantas no duran.

              Todos los organismos vivientes tienen características distintivas de crecimiento y reproducción, y cada célula exhibe estos principios básicos, por ínfima que sea.  Con acierto puede decirse que cada niño  recién nacido es en efecto un adulto en miniatura, puesto que en él están presentes, genéticamente, todas las partes y facultades del cuerpo y mente humanos. Todo lo que necesitan en el debido desarrollo y crecimiento para llegar a la madurez completa.

              La regeneración es el impartimiento de la vida espiritual y divina al alma.  “Yo ha venido para que tengáis vida, y vida en abundancia,” dijo el Señor Jesucristo.  Pero la recepción de este principio de vida no produce automáticamente el crecimiento en la gracia, ni el conocimiento, ni los frutos, o la sabiduría o la utilidad.  El progreso espiritual depende de condiciones.

              En primer lugar, si queremos crecer, necesitamos desear “como niños recién nacidos, la leche espiritual” 1 Pedro 2:2.  Nuestro Señor nos dijo muy claramente que “no solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” Mateo 4:4.

              Tampoco podemos separar el desarrollo cristiano del conocimiento cristiano.  Pedro nos señaló esta verdad al escribir: “Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo” 2 Pedro 3:18.  Crecemos en la gracia mediante la vigilancia, la negación de nosotros mismos, la dependencia completa en Dios, la oración devota y al caminar con Dios; y crecemos en conocimiento al tratar constantemente de aprender las sendas de la justicia, la paz y la verdad al ponerlas por obra.

              Se ha dicho que “para el hombre espiritual no hay jubilación.”  La indolencia, el descuido, y la negligencia empequeñecen el alma, impiden el progreso y causan derrotas espirituales, que resultan en la pérdida de la gracia y del poder en esa vida.

              Siempre  nos conviene recordar que nuestra salvación no funciona automáticamente.  Es necesaria una dedicación completa a Dios de día en día.

              Hay que practicar la abnegación, o negación de nosotros mismos.  Son esenciales también la obediencia a las sugestiones del Espíritu y la fidelidad a sus enseñanzas.  La lectura diaria de las Santas Escrituras y la meditación devota en lo que uno lee, siempre enriquecen la mente y fortalecen “al hombre interior.”  Una vida de oración con un sentido constante de la presencia de Dios conservará nuestra casa en orden.  Y no olvidemos jamás que no debe haber claudicación alguna con el mal o con los caminos del mundo.  “Nadie puede servir a dos señores.”

              La observación de Juan Wesley es muy útil para el crecimiento de la gracia:  “Un gran medio para el conservar lo que se nos ha dado es trabajar para traer a otros a esta gracia, así como el profesarlo ante toda la humanidad.”  Un creyente ganador de almas no caerá de la gracia.  Su vida y su servicio serán una bendición, porque “el que gana almas es sabio” Proverbios 11:30.           E. E. Wordsworth

 

 

80              COMO CONSTRUIR PUENTES DE COMPAÑERISMO

 

              Muchas iglesias evangélicas hoy son juderías pequeñas.

              Los miembros están contentos con su filosofía de bendice-a-nosotros-y-a-nadie-más.  Realmente no se interesan en las personas fuera de su iglesia, las personas que se perderán si no conocen a Cristo.

              Pero aquí estoy escribiendo acerca de estas personas y cómo alcanzarlas por medio del Evangelismo de compañerismo.

              Consideremos el ejemplo de Cristo.  En Lucas 5, le encontramos en la casa de un hombre llamado Leví en una gran fiesta que el publicano había provisto para sus amigos inconversos.

              En Lucas 7:34 Jesús fue llamado comilón y bebedor de vino porque El comió y bebió con los pecadores.

              En Lucas 19, Jesús fue el huésped de Zaqueo.  Los observadores dijeron, “¡Miren!  El va a ser huésped de un pecador.  ¿Por qué no se queda El con algunos de los oficiales del pueblo o la sinagoga?  Por qué se va con un hombre como Zaqueo?”

              Al oír lo que ellos decían, Jesús dijo, “Yo voy a la casa de Zaqueo porque el Hijo del Hombre ha venido para busca y salvar a los perdidos.”

              Así ministró Jesucristo cuando estuvo en la tierra.  Esa es la manera en que El desea que nosotros trabajemos en nuestro mundo hoy.

              Aquí hay seis pasos en el desarrollo de una estrategia para el evangelismo de compañerismo:

 

1.  Hacer un inventario espiritual.  Tome una hoja de papel y describa la clase de cristiano que es usted.  Si participa en el evangelismo, estará batallando contra el mundo, la carne y el diablo y tiene que estar preparado.

              Si usted no conoce la presencia de Dios en su vida, debe buscar la plenitud del Espíritu Santo.  Sólo  El le puede equipar con el amor de Jesucristo con poder para ganar almas.

              Este inventario es importante para el evangelismo de compañerismo.

2.  Determinar a quién ganar.  La persona que quiere ganar el mundo entero no gana a nadie.  Concentre sus esfuerzos en conocer mejor a ciertas personas.

              Pida a Dios que le ayude a escoger dos os tres familias con quienes trabajar amistad.  Podrían ser los vecinos, parientes o personas con quienes estudia o trabaja.

              Después de seleccionar su grupo de amigos, escriba sus nombres en una tarjeta recordatoria de oración.

3.  Orar diariamente por estos amigos cuyos nombres usted ha escrito en la tarjeta.  No pida solamente que Dios les salve, sino que Dios lo use a usted como un instrumento de su amor redentor para dirigir estas personas a Jesucristo.  Hay una gran diferencia entre orar por la salvación de alguien y orar para que Dios le use a usted para ganarles para Cristo.

              ¿Tiene usted suficiente fe para pedir que Dios le ayude a hablar con las personas acerca de Cristo?  Si no puede orar de esta manera, usted no sabe cómo orar por la obra de evangelismo.

4.  Comenzar a hacerse amigo de las personas con quienes va a trabajar.  Comience con los intereses de sus amigos, tales como los deportes, los hijos, etc.

              Jesús habló con una mujer al lado del pozo acerca del agua.  No espere que sus amigos tengan deseos de hablar inmediatamente acerca de su salvación.  Comience con las cosas en que ellos se interesan.

              Luego puede proseguir a sus necesidades.  Todos tenemos necesidades – un hijo en la guerra, un enfermo, una escalera para poder pintar la casa, etc.

              ¿Cómo podemos saber de las necesidades de otros?  Es sencillo, pero no es fácil.  Usted lo logra al escucharles.  Sencillamente escúcheles.

              Nosotros debemos ser como el gran Oyente de la eternidad, Jesucristo, quien está a la mano derecha del Padre, siempre escuchándonos.  Aprendemos de las necesidades de otros  al escucharles.

              Luego tenemos que comunicar nuestro interés a estas personas donde ellos estén.  Jesús amó a las personas con amor incondicional.  Santiago dice que la ley escritural es amar a su prójimo.

              Al hacerse amigo de otro, desarrollo comunicación social con él.  Una comida en el hogar; un viaje de pesca; un concierto;  algo de interés mutuo.  Comer es una de las mejores herramientas para lograrlo.  Todos comen.  Hay algo acerca de la comida que rompe barreras.  Y el mundo de negocio lo reconoce.

5.  Confrontar a sus amigos con Cristo.  Esto tiene que ser natural, pero usted necesita herramientas.  Es importante que desarrolle su habilidad de usar la Palabra de Dios en u encuentro personal con éste.

              Pero no deje que su falta de habilidad le desanime.  Es posible que pueda llevar a sus amigos a la iglesia, o un servicio evangelístico donde otra persona le puede ayudar.

              Es importante llevar a sus amigos a los servicios evangelísticos.  Avíseles de antemano para que puedan ponerlo en su horario.

              Invite a sus amigos a ir con usted.  Llévelos como invitados.  Dependiendo de las circunstancias individuales, sería una idea excelente invitarle a su hogar para refrescos antes o después del culto.

6.  Continuar  su compañerismo.  Si sus amigos aceptan a Cristo, ellos necesitarán su ayuda más que nunca.

              Si no se convierten inmediatamente, ellos le estarán observando para ver si su amistad es sincera.  ¿Usted se va desanimar y dejarlos caminar por su propio camino?   ¿O recordará que para muchos de nosotros tomó tiempo para responder al llamado de Dios?

              Usted y yo tenemos una vocación sagrada de penetrar nuestro mundo con el mensaje de Cristo – el mundo donde  vivimos, donde trabajamos, donde estudiamos.  Nosotros estamos aquí por designación divina.

              Dios nos pide que amemos a un mundo desesperado, quebrantado, desanimado y confuso y  que nos hagamos amigos de ese mundo por amor a su Hijo, Jesucristo.         Por Donald L. Bubna

 

 

81         EL MIEMBRO IDEAL

 

      Cada cristiano debe esforzarse a ser un buen miembro de su iglesia, apoyando a su pastor con palabras y acciones de ánimo para él.  Sigue una carta que todo creyente debe escribir a su pastor al iniciar este ano de 1994.

     "Pastor, estoy entusiasmado al pensar en todo lo que Dios puede hacer por nosotros bajo su dirección.  Pastor, estoy seguro de que desea guiarnos hacia una comunión más profunda con Cristo y ministrar para las necesidades de la gente.  Yo no puedo hablar por los demás, pero por mi yo prometo colaborar con usted y apoyarlo, por lo menos, de la siguiente manera:

   1. Seré fiel en mi asistencia las reuniones de esta iglesia, sin importar si hay un culto especial en otra iglesia cercana.  Usted no tendrá que preocuparse de saber si llegaré o no a la iglesia, por que estaré presente.

   2. Con el fin de cumplir mi compromiso de asistir fielmente, nunca visitaré a parientes o amistades durante la hora de los cultos de domingo, excepto durante mis vacaciones anuales o en raras ocasiones sumamente especiales.  Aun al planear mis vacaciones, lo haré de manera que no tenga que estar fuera muchos domingos.  No usaré los domingos con fines de recreación con la excusa de que necesito alejarme de las presiones de la vida diaria.

   3. No sólo seré fiel en mi asistencia a todas las reuniones, sino iré con un espíritu positivo que edifique a otros.

   4. Apoyaré la obra de la iglesia con mis diezmos y ofrendas - aún cuando la semana anterior me hayan tratado mal y no me guste el tema de su sermón para esa semana.

   5. Lo amaré, lo apoyaré y oraré por usted aun después que haya dicho algo con lo que no estoy de acuerdo.  Nadie más que usted se enterará de ello.

   6. Colaboré con usted y los líderes para llevar adelante el plan de trabajo de la iglesia, aun cuando piense que mi plan es mejor, porque quiero que todos trabajemos en armonía.  A nadie más le diré que creo tener una idea mejor que la suya o de los otros líderes de la iglesia.

   7. Si alguna vez tengo una pregunta o no estoy de acuerdo en algo, hablaré con usted confidencialmente y el asunto quedará allí.  No comentaré con nadie más acerca del tema, porque no quiero hacer o decir algo que pueda causar fricción o dañar la armonía en el cuerpo de Cristo.

   8. Permitiré que Dios obre en mi vida para que, cuando ud. tenga que dejar el pastorado de esta iglesia, pueda decir que ahora me siento más cerca a Cristo, que cuando usted comenzó a pastorear aquí.

   9. Prometo estar dispuesto a asumir cualquier cargo o trabajo que usted piense que estoy calificado, y trabajar con todo mi esfuerzo para que la obra de Cristo crezca y fortaleza con mi ayuda.  Nuevamente le digo, quiero trabajar con usted durante todo este año de 1994 para extender el reino de Dios a través de nuestra iglesia y sus trabajos de evangelización."

 

82                 ¿LO QUE DESEAS?

Pregunté a un estudiante cuáles eran las tres cosas que más deseaba.  El dijo: "Deme libros, salud y silencio, y no me interesa nada más."  Pregunté a un tacaño y gritó: "¡Dinero, dinero, dinero!"  Pregunté a un pobre desmayado y dijo: "!Pan, pan, pan!"  Pregunté a un borracho, y gritó en voz alta el nombre de un bebida fuerte.  Pregunté a la multitud que me rodeaba, y levantaron un grito confuso, entre el que oí las palabras: ¡Riqueza, fama, placer!"  Entonces pregunté a un pobre hombre, cuyo carácter demostraba que era cristiano con experiencia.  El respondió que todo lo que deseaba se podía encontrar en Cristo.  Habló con seriedad, y le dije que se explicase mejor.  Entonces dijo: "Deseo  mucho tres cosas: La primera es encontrarme en Cristo; la segunda: ser como Cristo; y la tercera: ¡Estar con Cristo!"   F. E. Marsh

 

 

83                 ACERCA DE PUNTOS Y AGUJEROS

     Un ministro que se estaba dirigiendo a un grupo de hombres tomó una gran hoja de papel, e hizo un punto negro en su centro con un rotulador.  Después sostuvo la hoja delante del grupo, y les preguntó qué era lo que veían.  Una persona contestó rápidamente "Veo un punto negro", "Muy bien, contestó el predicador ¿Y qué más veis?" Se hizo un silencio total. "¿No veis nada más que el punto?, insistió.  Un coro de "no" salió de la audiencia. "Esto me sorprende, comentó el predicador,.  Habéis pasado por alto lo más importante: la hoja de papel."  Entonces lo aplicó de una manera práctica.  Dijo que en la vida nos distraemos por pequeñas contrariedades cotidianas, o por penosas experiencias, y que somos propensos a olvidar las innumerables bendiciones que recibimos de manos del señor, pero al igual que con la hoja de papel, las buenas cosas son más importantes que las adversidades que mono-polizan nuestra atención.

 

84                 TEN CUIDADO DE TUS NECESIDADES

  

              Una rica dama estaba viajando en tren con su hijo pequeño y un perro.  Una institutriz estaba al cuidado del niño, y la señora estaba sentada en frente de ellos sosteniendo a su perro, y leyendo un libro.  Pronto el pequeño se puso a lloriquear y a quejarse, porque quería algo. "Institutriz", le dijo la madre: "¿Cuántas veces le tengo que decir que le dé a Billy todo lo que quiera?".  La Institutriz contestó: "Si, señora".  Pocos minutos después el niño estaba llorando a gritos, y la madre dijo impacientemente: "No le he dicho que deje tener a Billy todo  lo que quiera?".  La institutriz replicó: "Si, señora, lo dijo, y había una gran avispa jugando en la ventana.  Billy la quería, ¡Y la ha tenido!".

 

85                        ¿PARA QUE IR A LA IGLESIA?

              ¿Has hecho tus planes para el domingo?  Estoy convencido que mucha parte de la bendición que recibes el domingo depende de la preparación que haces el sábado.  A no ser que estés enfermo o encarcelado, tus planes para mañana debieran incluir el ir a la iglesia.  Pero quisiera preguntarle algo muy importante: ¿ Por qué vas?  ¿Por deber?  ¿Por hábito?  ¿Solamente porque es domingo?  Tu iglesia local es indudablemente la institución más importante de toda tu comunidad, y es esencial que tengas los motivos más elevados para asistir.

              Quisera poner ante ti siete importantes razones por que debes asistir a la iglesia:

1. PARA ADORAR.  Nos reunimos con el pueblo de Dios el domingo principalmente para llevar nuestra adoración y alabanza a Dios.

2. PARA TENER COMUNION.  Durante la semana nos reunimos con tan pocas personas de la misma preciosa fe que el domingo nos reunimos de todas partes para gozar de la compañía de los santos.

3. PARA RECORDAR.  Nos reunimos para conmemorar la muerte de Cristo, y para celebrar Su resurrección.  Tanto la Cena del Señor como el primer día de la semana traen esto a la mente.

4. PARA APRENDER.  Nos reunimos para ser instruidos para el servicio, consolados en nuestras pruebas, reprendidos por nuestros fallos, y alentados por las promesas de Dios.

5. PARA TESTIFICAR.  Nos reunimos como un cuerpo para cumplir la comisión de nuestro Señor de dar testimonio a aquellos que no conocen a Cristo.

6. PARA ENCONTRARNOS CON JESUS.  Vamos a la iglesia porque alí podemos encontrarnos con el Salvador de una manera especial (Mateo 18:20).  VAMOS A LA IGLESIA PORQUE ES NUESTRO PLACER.       ¿Son estas las razones por las que vas a la iglesia?      M.R. Deán

 

86          ALCANZANDO EL ALBA

              Por lo tanto, el liderazgo empieza con el deseo de lograr, el deseo de levantar la norma, el deseo de alcanzar unas metas.

Para lograr, el líder tiene que poner metas.

Para hacer metas, tiene que hacer decisiones.

Para alcanzar metas, tiene que hacer planos.

Para planear, tiene que analizar.

Para analizar, tiene que implementar.

Para implementar, tiene que organizar.

Para Organizar, tiene que delegar.

Para delegar, tiene que administrar.

Para administrar, tiene que comunicar.

Para comunicar, tiene que motivar.

Para motivar, tiene que compartir.

Para compartir, tiene que tener compasión.

Para cuidar, tiene que creer.

Para creer, tiene que tener metas que inspira creencia y el deseo de lograr.

­Asi, el "proceso de liderazgo”  empieza y termina con metas!     Ted W. Engstrom

 

 

87     COMO AYUDAR AL PASTOR

 

              Cada año, cientos de pastores dejan el ministerio y toman otras profesiones porque no pueden soportar las dificultades y desánimos de su llamamiento.  Muchos de los que siguen con su obra tienen estados depresivos graves.  Uno de los factores claves de esta tendencia es que la eficacia del pastor está directamente relacionada con el servicio voluntario y amoroso de los miembros de la iglesia.  Por lo tanto, si somos cristianos debemos preguntarnos qué podemos hacer para ayudar a nuestro pastor a realizar la obra que Dios lo ha encomendado.  He aquí cinco pasos que podemos seguir:

ORAR

              Recuerde al pastor y a su familia en oración.  Cada pastor sincero puede identificarse con el llamamiento de Pablo: "os ruego, hermanos ... que me ayudéis orando por mí" Rom. 15:30.  El pastor y su familia son simples seres humanos como los demás;  tienen los mismos problemas y debi-lidades; que se unen a las dificultades de un ministro público.  Por eso mismo debiéramos orar personal y específicamente por ellos a diario.

SOMETERSE

              Reconocer al pastor como líder espiritual de la congregación.  Poner en práctica la exhortación de Hebreos 13:17 "Obedeced a vuestros pastores y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta, para que lo hagan con alegría y no quejándose, porque esto no es provechoso."  Es cierto que los pastores no han de actuar como "enseñoreándose de la grey de Dios" (1 Pd. 5:3), ni hay que verles como dictadores infalibles, pero "hay que sujetarse" y cada miembro de la iglesia debe reconocer su posición y su llamamiento.

OCUPARSE EN ALGO

              Escoger una tarea en la iglesia y dedicarle toda la energía.  Pedir al Señor que nos dirija a obedecer de todo corazón las palabras de Pablo: "Todo lo que hagáis, hacedlo de todo corazón como para el Señor" (Col. 3:23).  Si cada miembro de iglesia que tiene capacidad hiciera algo y lo hiciera bien, nuestros pastores gozarían muchísimo más de su trabajo..

SER SINCERO

              Ser sinceros y abiertos con el pastor.  Si su ministerio es eficaz, animarle diciéndole lo que pensamos.  Pero si estamos convencidos de que no está predicando todo el consejo de Dios, comentárselo también.  Si se sabe de alguien a quien está descuidando pastoralmente, decírselo también con espíritu amable y cristiano.  Pero, por favor, no esparzamos disensiones y discordias, comentando éstas con otros.

SER PACIENTE

              Ejercitar paciencia con el pastor.  Recuerda que es un hombre imperfecto trabajando con un grupo de personas imperfectas.  De hecho, tú mismo puedes ser una de sus dificultades.

         En resumen, el pastor no necesita simpatía; necesita apoyo.  Se le puede ayudar orando por él, reconociendo y aceptando su liderazgo, tomando seriamente nuestras responsabilidades y siendo sinceros con él.        Herbert Lugt

 

 

88                        REGLAS PARA UNA BUENA VIDA   por Thomas Jefferson

 

              1. No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy.              

              2. No pidas a otro que te haga lo que tú puedes hacer.

              3. Nunca gastes tu dinero hasta que lo tengas en tu poder.

              4. Nunca compres lo que no quieres, simplemente porque es barato, pues te resultaría siempre caro.

              5. El orgullo nos cuesta más que el hambre, la sed y el frío todo junto.

              6. Nunca te arrepientas de haber comido poco.

              7. Nada de lo que hacemos de voluntad nos es molesto.

              8. Nunca permitas que te duela lo que no ha ocurrido y seguramente no ocurrirá.

              9. Toma siempre las cosas por su parte más suave.

              10. Cuando estés enfadado cuenta hasta diez antes de responder; y si estás muy enojado cuenta hasta cien.

 

89     ¿A QUE GRUPO CORRESPONDE UD. EN LA IGLESIA?

 

COLUMNAS - Adoran con regularidad, dando su tiempo y dinero con alegria.

SIMPATIZADORES - Dan tiempo y dinero, si les gusta el ministro y el tesorero.

ARRIMADOS - Usan la iglesia para funerales, bautismos y matrimonios; pero no dan tiempo ni dinero para sostener la iglesia.

ANUALES - O pájaros de Pascua, se visten, ponen cara seria y van a la iglesia en el domingo de la Resurrección, Año Nuevo o Navidad.

ESPONJAS - Se apropian todas las bendiciones y beneficios; pero no ayudan a la iglesia con ningun servicio.

VAGOS - Van de iglesia en iglesia; pero no sostienen ninguna, ni hacen nada para Cristo.

CHISMOSOS - Hablan sin reserva de todo el mundo, menos de Cristo y su reino.

OPORTUNISTAS - Usan el templo como medio para lograr sus propósitios carnales en todos sentidos, cometiendo asi grave sacriligio.

¿EN QUE GRUPO ESTA USTED?

 

 

90        LA LECTURA DE LA BIBLIA

 

              La lectura de la Biblia en público ha sido algo que no ha merecido ni toda la atención ni todo el cuidado debido por parte de la iglesia cristiana.  Es lamentable la forma en que en muchos lugares y reuniones se lee la Palabra de Dios.  Es penoso decirlo, pero parece que domina la idea general de que la lectura de la Biblia en público es algo que puede hacer cualquiera.  Y no es así; porque no hay cosa más delicada ni una más seria responsabilidad delante de Dios, que tomar su Palabra para leerla en voz alta a un grupo reunido para estudiar o para adorar, o para hacer ambas cosas a la vez, no importa si el grupo es pequeño o suma cientos.

              La lectura de la Biblia en público no puede ni debe ser una lectura improvisada.  No se le debe pedir a nadie, de buenas a primeras, que haga la lectura bíblica.  Es falso suponer que un sermón sí requiere estudio y preparación, reflexión y espíritu de oración, pero que una lectura bíblica es lo más sencillo del mundo y que no demanda ni estudio, ni preparación, ni reflexión, ni espíritu de oración.  Los buenos lectores no se improvisan; mucho menos se trata de aquellos que van a leer la Biblia en público.  Los lectores de la Biblia en público tienen que ser los mejores lectores.

              La lectura bíblica debe ocupar un lugar de preferencia en el culto y en toda reunión devocional. Debe ser motivo de una cuidadosa preparación.  No se le debe encomendar a cualquiera, no importa cuáles sean sus capacidades ni sus habiliades en otro sentido. 

              Algunos defectos que deben evitarse son:

              1. Precipitación en la lectura.

              2. Monotonía en la lectura.

              3. Lentitud en la lectura.

              4. Puntuación inadecuada.

              5.           La lectura tipo oratoria.  La Biblia no ha de leerse como si estuviera pronunciando un discurso. Las inflexiones de oratoria están fuera de lugar en una lectura bíblica.

              6.           La lectura tipo sermón.

              La lectura mal hecha de la Biblia en público debe ser evitada y el hábito de una buena lectura cultivada entre los miembros de la iglesia.    Francisco M Estrello, Mexico

 

91     ES LA FORMA EN QUE LO DICES

             

              No solamente lo que decimos, sino COMO lo decimos, es de suma importancia.  Podemos arruinar lo que queríamos decir por el tono de voz que usamos.  Es posible decir una cosa correcta, pero de  una forma muy errónea.  Confieso con vergüenza y tristeza que en mi ministerio muchas veces me he expresado muy mal, con un tono de voz muy mala, o una mala combinación.  Es igualmente importante estudiar cómo se dice, que lo que se dice.  Después de determinar lo que vamos a decir, debemos cuidarnos de la forma de expresarnos, para que no deje de producir frutos.

              Un rey soñó que sus dientes, de repente, se le habían caído.  Mandó a buscar a sus intérpretes para que le descubriesen el significado del sueño.  Después de escucharlo, el primer intérprete dijo: "Tengo malas noticias para Vos.  El sueño significa que todos vuestros familiares se van a morir y te quedarás solo..., completamente solo, completamente solo."  Esto molestó tanto al rey, que deportó al profeta de la melancolía.  Hizo pasar al segundo y le explicó su sueño, y que le preocupaba el perder todos sus dientes.  A esto el prudente consejero sonrió ampliamente, y dijo: "¡Oh rey, tengo maravillosas noticias para Vos!  El sueño significa que viviréis muchos años.  Además, Vos, vais a sobrevivir A TODOS VUESTROS FAMILIARES."  Esto gustó tanto al rey que le dobló su sueldo.

              Los dos hombres habían dado idéntica interpretación, pero en formas diferentes, la correcta y la incorrecta.  En vez de decir: "¡Oh, haces muy mala cara!", también puedes decir: "Te veo mejor de lo que esperaba".  Aprende a decir las cosas correctamente, en la forma correcta y en el momento adecuado.  Así evitarás muchos malentendidos y angustias.

      Alguno ha dicho: "Guarda tus palabras tiernas y dulces porque nunca sabes cuándo tendrás que comerlas."

 

92          NUNCA MAS...

 

1. Nunca más diré, "No puedo", porque "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece" Filipenses 4:13.

2. Nunca más me quejaré de que me falta algo, ya que "Mi Dios...suplirá todo...conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús" Filipenses 4:19.

3. Nunca más seré cobarde, "Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio" 2 Timoteo 1:7.

4. Nunca más dudaré ni tendré poca fe, pues Dios ha repartido "medida de fe...a cada uno" Romanos 12:3.

5. Nunca más diré que soy débil, pues Dios "es la fortaleza de mi vida Salmo 27:1,y "el pueblo que conoce a su Dios se esforzará y actuará Daniel 11:32.

6. Nunca más Satanás dominará mi vida, "porque mayor es el que está en mí, que el que está en el mundo" 1 Juan 4:4.

7. Nunca más me sentiré derrotado, pues Dios "me lleva siempre de triunfo en triunfo Cristo Jesús"    2 Corintios 2:14.

8. Nunca más pensaré que me falta sabiduría, pues Cristo Jesús "nos ha sido hecho por Dios sabiduría" 1 Corintios 1:30.

9. Nunca más me lamentaré de mis tristezas y frustraciones, pues estoy "echando toda mi ansiedad sobre Dios, porque él tiene cuidado de mí" 1 Pedro 5:7.

10. Nunca más me sentiré atado, porque "donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad" 2 Corintios 3:17.      Byron E. Soliz García

 

 

93          CONSEJOS A LAS MADRES  (y a los padres)

 

1. No consientas malascrianzas en tus niños, porque llegarás a entristecerte. (Prov. 10:1)

 2. Dirige a tus hijos en la selección de buenos amigos. (Prov. 13:20, 17:17)

 3. Haz que reine entre ellos la alegría y la armonía. (Prov. 17:22)

 4. No consientas entre ellos malas conversaciones. (1 Cor. 15:33)

 5. Si eres consentidora, llegarás a avergonzarte de tu hijo. (Prov. 29:15, Rom. 1:32)

 6. Corrige a tu hijo y te dará descanso y deleite. (Prov. 29:17

 7. No olvides que la mayor autoridad se ejerce mediante el buen ejemplo. (Tito 2:7, 2 Cor. 9:2)

 8. Haz que sean diligentes desde su más temprana edad. (Prov. 12:24, 1 Tim. 4:13, Prov. 10:4-5)

 9. Instrúyele a tiempo para que sea siempre feliz. Prov. 22:6

 10. Recuérdales que:  "El  temor al Señor es la sabiduría, y el apartarse del mal la inteligencia." Job 28:28

 

94          ¿QUIERE USTED QUE PROGRESE SU IGLESIA?

 

1. Recuerde que el domingo es el día del Señor y que todas las horas de ese día no son nuestras. El cristiano que no guarda el domingo no prosperará.

2. Evite el chisme y la crítica insana.  Recuerde que para que haya un chisme, tiene que haber, por lo menos, dos personas: una que cuente y otra que oiga; y ambas son culpables.

3. Sea entusiasta por las cosas de su iglesia como lo es por sus negocios.

4. Dé sus diezmos y cumpla sus promesas a la iglesia y recuerde que el dinero mejor empleado es aquel que dedicamos a la obra santa del evangelio.

5. Recuerde que sus hijos necesitan más el pan espiritual, y procure que ellos vean su ejemplo y crezcan dentro de su iglesia.

6. Dé siempre la bienvenida a los desconocidos que asistan a los cultos, pero no olvide saludar a los amigos.

7. Nómbrese usted mismo en comisión especial para visitar a los enfermos para consolar a los tristes, y para enseñar a los que no saben: no aguarde el nombramiento del pastor, ya que lo tiene de Dios mismo.

8. No se detenga a mirar cuán poco puede hacer, sino más bien a considerar cuánto más puede realizar para el progreso de su congregación. No olvide usted que no es responsable por los talentos que no le han sido dados, sino que su gran responsabilidad es por el cultivo y fruto de los que le han sido entregados.

10. Sea fiel a su hogar; recuerde que es la única manera de tener hijos sanos, morales, útiles y felices.

9. Sostenga y propague el periódico y la literatura de su iglesia, y colabore con él, recordando que éstos van a muchos lugares apartados hasta donde no puede llegar un predicador, y que el mensaje, convertirá almas que de otra manera hubieran perecido.

 

95           COMO PREDICAR

 

     Un joven predicador, al ser invitado a predicar en cierta iglesia, quiso lucirse y predicar lo que el consideraba su mejor sermón. Después, platicando con un anciano de la iglesia, le preguntó cual era su reacción al sermón.

     Dijo el hombre:

     -Pues es uno de esos sermones semejantes a la paz y la miser­icordia de Dios.

     -¿Cómo es eso? -interrogó el predicador.

     -Pues es como la paz de Dios, mas abundante de lo que pode­mos entender,  es decir, no entendí nada, y así como la misericordia de Dios, que no tiene fin, así me pareció su sermón.

 

96           UNA REGLA PARA EL VIVIR CRISTIANO

 

              La regla de John Wesley, fundador de la Iglesia Metodista para el vivir cristiano era así:

      Haga todo lo bueno que pueda,

      Por todo los medios que pueda,

      En todas las maneras que pueda,

      En todos los lugares donde pueda,

      Todos las veces que pueda,

      A todas las personas que pueda,

      Por todo el tiempo que pueda.

 

 97           PACIFICADORES

              “Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.”     Mateo 5: 9

              Todos los creyentes son ciudadanos del reino celestial que es gobernado por el Príncipe de Paz.  Por consiguiente, deben hacer todo dentro de su poder para mantener una vida de paz sobre todo en la familia. Esto siempre no es fácil, sin embargo es alcanzable.  Se pueden romper fácilmente el hilo frágil de confianza y serenidad dentro del hogar, dando por resultado disputas y conflictos. Para prevenir que esto no acontezca, debemos respetar confianzas, construir relaciones amorosas, y buscar el bien de los otros. Debemos ser pacificadores.

     En su libro clásico de Las Bienaventuranzas, F. W. Boreham incluyó este pasaje: "El pacificador ideal es el hombre que previene que la paz sea rota.  Evitar una batalla es la mejor manera de ganarla. Una vez le dije a un rabino judío, he oído que en una boda judía se rompe un vaso como parte del simbolismo de la ceremonia. ¿Es verdad?,  "Por supuesto”, contestó, "levantamos arriba un vaso, permitiendo que se caiga y se estrelle, y entonces, apunta a su fragmentos, y exhortamos a la pareja para guardar celosamente la relación sagrada en que ellos han entrado, sabiendo que, una vez quebrada,  será muy difícil restaurarla."

      Cristo dijo, "Bendito son los pacificadores." Esto se aplica a nosotros si amamos la paz y rápidamente tratamos de resolver problemas antes que halla daño permanente. También debemos examinar nuestra propia conducta y honestamente discernir que no somos la causa de hostilidad.  Un pacificador ha aprendido que la mejor manera de alcanzar la paz es por la prevención.        D.C.E.

 

98                         COMO MATAR A TU PASTOR

 

No asistas a los cultos del domingo.

No asistas al culto de oración.

Escúchalo solo cuando "te convenga".

Llega siempre tarde a los cultos.

Siéntate hasta atrás, lejos del púlpito.

Critícalo delante de tus hijos.

Salte disparado del templo al dar la invitación.

Nunca le digas una palabra de estímulo por su sermón.

No demuestres aprecio por sus esfuerzos.

No dejes de decirle que buenos sermones has oído en otros lugares.

No seas cordial cuando te visite.

Acusa a su esposa de que quiere gobernar la iglesia.

Lleva a tus invitados a oír otro predicador.

No  te  molestes  en  avisarle  cuando  estés enfermo, y después enojarte que no te visitó.

No te molestes en orar por él.  El ha de orar siempre por ti.

No hagas lo que él dice: "tu eres tu propio jefe".

Dile tus dificultades a medio mundo, menos a él y luego espera que él pueda ayudarte.

 

99     COMO SER UN MIEMBRO IDEAL

 

               Cada cristiano debe esforzarse a ser un buen miembro de su iglesia, apoyando a su pastor con palabras y acciones de ánimo para él.  Sigue una carta que todo creyente debe escribir a su pastor al iniciar este ano de 1994.

              "Pastor, estoy entusiasmado al pensar en todo lo que Dios puede hacer por nosotros bajo su dirección.  Pastor, estoy seguro de que desea guiarnos hacia una comunión más profunda con Cristo y ministrar para las necesidades de la gente.  Yo no puedo hablar por los demás, pero por mi yo prometo colaborar con usted y apoyarlo, por lo menos, de la siguiente manera:

              1. Seré fiel en mi asistencia las reuniones de esta iglesia, sin importar si hay un culto especial en otra iglesia cercana.  Usted no tendrá que preocuparse de saber si llegaré o no a la iglesia, por que estaré presente.

              2. Con el fin de cumplir mi compromiso de asistir fielmente, nunca visitaré a parientes o amistades durante la hora de los cultos de domingo, excepto durante mis vacaciones anuales o en raras ocasiones sumamente especiales.  Aun al planear mis vacaciones, lo haré de manera que no tenga que estar fuera muchos domingos.  No usaré los domingos con fines de recreación con la excusa de que necesito alejarme de las presiones de la vida diaria.

              3. No sólo seré fiel en mi asistencia a todas las reuniones, sino iré con un espíritu positivo que edifique a otros.

              4. Apoyaré la obra de la iglesia con mis diezmos y ofrendas - aún cuando la semana anterior me hayan tratado mal y no me guste el tema de su sermón para esa semana.

              5. Lo amaré, lo apoyaré y oraré por usted aun después que haya dicho algo con lo que no estoy de acuerdo.  Nadie más que usted se enterará de ello.

              6. Colaboré con usted y los líderes para llevar adelante el plan de trabajo de la iglesia, aun cuando piense que mi plan es mejor, porque quiero que todos trabajemos en armonía.  A nadie más le diré que creo tener una idea mejor que la suya o de los otros líderes de la iglesia.

              7. Si alguna vez tengo una pregunta o no estoy de acuerdo en algo, hablaré con usted confidencialmente y el asunto quedará allí.  No comentaré con nadie más acerca del tema, porque no quiero hacer o decir algo que pueda causar fricción o dañar la armonía en el cuerpo de Cristo.

              8. Permitiré que Dios obre en mi vida para que, cuando ud. tenga que dejar el pastoreado de esta iglesia, pueda decir que ahora me siento más cerca a Cristo, que cuando usted comenzó a pastorear aquí.

              9. Prometo estar dispuesto a asumir cualquier cargo o trabajo que usted piense que estoy calificado, y trabajar con todo mi esfuerzo para que la obra de Cristo crezca y fortaleza con mi ayuda.  Nuevamente le digo, quiero trabajar con usted durante todo este año de 1994 para extender el reino de Dios a través de nuestra iglesia y sus trabajos de evangelización."

               

Bienvenida |  Poemas | Ilustraciones | Bosquejos | Sermones | Articulos | Ayudas Pastorales | Personajes | Misceláneo | Vínculos | e-mail

 

Free Counter

 

© 2003-2010 "El Colaborador

 

 

 

 

 

 


Vitamin Stores